bandera 17

 

96. Entretenimiento y las artes

Editor del capítulo: Michael McCann


Índice del contenido

Tablas y Figuras

Artes y manualidades

Michael McCann 
Jack W Snyder
José el Bautista
David Richardson
Angela Babin
Guillermo E. Irwin
Gail Conings de Barazani
Monona Rossol
Michael McCann
Tsun-Jen Cheng y Jung-Der Wang
Stephanie Knopp

Artes escénicas y mediáticas 

Itzhak Siev-Ner 
 
     Susana Harman
Juan P.Chong
Anat Keidar
    
     Jacqueline Nube
Sandra Karen Richman
Clëes W. Englund
     Michael McCann
Michael McCann
nancy clark
Aidan Blanco

Entretenimiento

kathryn a. makos
ken sims
Pablo V Lynch
Guillermo Avery
Michael McCann
Gordon Huie, Peter J. Bruno y W. Norman Scott
Priscila Alejandro
Angela Babin
Michael McCann
 

Mesas

Haga clic en un enlace a continuación para ver la tabla en el contexto del artículo.

1. Precauciones asociadas con los peligros
2. Riesgos de las técnicas artísticas.
3. Peligros de las piedras comunes
4. Principales riesgos asociados al material escultórico
5. Descripción de las artesanías de fibras y textiles
6. Descripción de los procesos de fibras y textiles
7. Ingredientes de cuerpos cerámicos y esmaltes
8. Peligros y precauciones de la gestión de colecciones
9. Peligros de los objetos de colección

Figuras

Apunte a una miniatura para ver el título de la figura, haga clic para ver la figura en el contexto del artículo.

ENT030F2ENT060F1ENT060F2ENT070F1ENT080F1ENT090F1ENT090F3ENT090F2ENT100F3ENT100F1ENT100F2ENT130F1ENT180F1ENT220F1ENT230F1ENT230F4ENT230F3ENT236F2ENT260F1ENT280F1ENT280F2ENT280F3ENT280F4ENT285F2ENT285F1 ENT290F3ENT290F6ENT290F8


Haga clic para volver a la parte superior de la página

Jueves, 24 Marzo 2011 14: 41

Entretenimiento y las artes

El entretenimiento y las artes han sido parte de la historia humana desde que los pueblos prehistóricos dibujaron pinturas rupestres de animales que cazaban o representaron con canciones y bailes el éxito de la caza. Cada cultura desde los primeros tiempos ha tenido su propio estilo de artes visuales y escénicas, y ha decorado objetos cotidianos como ropa, cerámica y muebles. La tecnología moderna y más tiempo libre han llevado a que una gran parte de la economía mundial se dedique a satisfacer la necesidad de las personas de ver o poseer objetos hermosos y entretenerse.

La industria del entretenimiento es una agrupación miscelánea de instituciones no comerciales y empresas comerciales que brindan estas actividades culturales, de diversión y recreativas a las personas. Por el contrario, los artistas y artesanos son trabajadores que crean obras de arte o artesanías para su propio placer o para la venta. Suelen trabajar solos o en grupos de menos de diez personas, a menudo organizados en torno a familias.

Las personas que hacen posible este entretenimiento y arte (artistas y artesanos, actores, músicos, artistas de circo, asistentes de parques, conservadores de museos, deportistas profesionales, técnicos y otros) a menudo enfrentan riesgos laborales que pueden provocar lesiones y enfermedades. Este capítulo discutirá la naturaleza de esos riesgos laborales. No se tratarán los peligros para las personas que realizan artes y manualidades como pasatiempos o que asisten a estos eventos de entretenimiento, aunque en muchos casos los peligros serán similares.

El entretenimiento y las artes se pueden considerar como un microcosmos de toda la industria. Los riesgos laborales encontrados son, en la mayoría de los casos, similares a los que se encuentran en las industrias más convencionales, y se pueden usar los mismos tipos de precauciones, aunque los costos pueden ser factores prohibitivos para algunos controles de ingeniería en las artes y oficios. En estos casos, el énfasis debe estar en la sustitución de materiales y procesos más seguros. La Tabla 1 enumera los tipos estándar de precauciones asociadas con los diversos peligros que se encuentran en las industrias de las artes y el entretenimiento.

Tabla 1. Precauciones asociadas con los peligros en las industrias de las artes y el entretenimiento.

Peligro

Precauciones

Peligros químicos

Admisiones

Formación en peligros y precauciones.

Sustitución de materiales más seguros.

Controles de ingeniería

Almacenamiento y manipulación adecuados.

No comer, beber o fumar en las áreas de trabajo

Equipo de protección personal

Procedimientos de control de derrames y fugas

Eliminación segura de materiales peligrosos

Contaminantes en el aire

(vapores, gases, nieblas pulverizadas, nieblas, polvos, humos, humo)

Cubierta

Dilución o ventilación de escape local

Protección respiratoria

Líquidos

tapar contenedores

Guantes y otra ropa de protección personal

Gafas antisalpicaduras y protectores faciales según sea necesario

Lavaojos y duchas de emergencia cuando sea necesario

Polvos

Compra en forma líquida o en pasta

Cajas de guantes

Ventilación de escape local

Trapeado húmedo o aspirado

Protección respiratoria

sólidos

Guantes

Peligros físicos

ruido

Maquinaria más silenciosa

Mantenimiento adecuado

Amortiguación de sonido

Aislamiento y cerramiento

Protectores auditivos

Radiación ultravioleta

Cubierta

Protección de la piel y gafas UV

Radiación infrarroja

Protección de la piel y gafas de infrarrojos

Láseres

Usar el láser de menor potencia posible

Cubierta

Restricciones de haz y cortes de emergencia adecuados

Gafas láser

PROCESADOR

Aclimatación

Ropa ligera y suelta

Pausas de descanso en áreas frescas

Ingesta adecuada de líquidos

Frío

Ropa abrigada

Pausas de descanso en zonas climatizadas

Peligros electricos

cableado adecuado

Equipo correctamente conectado a tierra

Interruptores de circuito de falla a tierra donde sea necesario

Herramientas aisladas, guantes, etc.

Peligros ergonómicos

Herramientas ergonómicas, instrumentos, etc., de tamaño adecuado

Puestos de trabajo correctamente diseñados

Postura correcta

Descansos

Riesgos para la seguridad

Maquinaria

Guardias de la máquina

Interruptor de parada accesible

Buen mantenimiento

Partículas voladoras (p. ej., trituradoras)

Cubierta

Protección para los ojos y la cara según sea necesario

Los resbalones y caídas

Limpie y seque las superficies para caminar y trabajar

Protección contra caídas para trabajos elevados

Barandillas y rodapiés en andamios, pasarelas, etc.

Objetos que caen

Sombreros de seguridad

Zapatos de seguridad

Riesgos de incendio

Rutas de salida adecuadas

Extintores, rociadores, etc. adecuados.

Simulacros de incendio

Eliminación de desechos combustibles

Ignífugo de materiales expuestos

Almacenamiento adecuado de líquidos inflamables y gases comprimidos.

Puesta a tierra y unión al dispensar líquidos inflamables

Eliminación de fuentes de ignición alrededor de inflamables

Eliminación adecuada de trapos empapados en disolvente y aceite

Riesgos biológicos

Moldes

Control de humedad

Eliminación de agua estancada

Limpieza después de la inundación

bacterias, virus

Vacunación en su caso

precauciones universales

Desinfección de materiales contaminados, superficies

 

Artes y manualidades

Los artistas y artesanos suelen trabajar por cuenta propia y el trabajo se realiza en casas, estudios o patios traseros, utilizando pequeñas cantidades de capital y equipo. Las habilidades a menudo se transmiten de generación en generación en un sistema de aprendizaje informal, particularmente en los países en desarrollo (McCann 1996). En los países industrializados, los artistas y artesanos a menudo aprenden su oficio en las escuelas.

Hoy en día, las artes y la artesanía involucran a millones de personas en todo el mundo. En muchos países, la artesanía es una parte importante de la economía. Sin embargo, se dispone de pocas estadísticas sobre el número de artistas y artesanos. En los Estados Unidos, las estimaciones recopiladas de una variedad de fuentes indican que hay al menos 500,000 artistas, artesanos y profesores de arte profesionales. En México, se ha estimado que hay 5,000 familias involucradas solo en la industria de la cerámica en el hogar. La Organización Panamericana de la Salud encontró que el 24% de la fuerza laboral en América Latina entre 1980 y 1990 trabajaba por cuenta propia (OPS 1994). Otros estudios del sector informal han encontrado porcentajes similares o superiores (OMS 1976; Henao 1994). Se desconoce qué porcentaje de estos son artistas y artesanos.

Las artes y oficios evolucionan con la tecnología disponible y muchos artistas y artesanos adoptan productos químicos y procesos modernos para su trabajo, incluidos plásticos, resinas, láser, fotografía, etc. (McCann 1992a; Rossol 1994). La Tabla 2 muestra la gama de peligros físicos y químicos que se encuentran en los procesos artísticos.

Tabla 2. Peligros de las técnicas artísticas

Tecnologia

Material/proceso

Peligro

aerógrafo

Pigmentos

disolventes

Plomo, cadmio, manganeso, cobalto, mercurio, etc.

Alcoholes minerales, trementina

batik

Cera

Tintes

Fuego, cera, humos de descomposición

See Tintura

Cerámicas

polvo de arcilla

Esmaltes

Fundición de deslizamiento

Cocción en horno

Silica

Sílice, plomo, cadmio y otros metales tóxicos

Talco, materiales asbestiformes

Dióxido de azufre, monóxido de carbono, fluoruros, radiación infrarroja, quemaduras

Arte comercial

Adhesivo de goma

Marcadores permanentes

Adhesivos en aerosol

Aerografia

Tipografía

Fotocopias, pruebas

N-hexano, heptano, fuego

Xileno, alcohol propílico

N-hexano, heptano, 1,1,1-tricloroetano, fuego

See aerógrafo

See Fotografía

Alcalino, alcohol propílico

arte de la computadora

Ergonomía

La pantalla de vídeo

Síndrome del túnel carpiano, tendinitis, puestos de trabajo mal diseñados

Deslumbramiento, Radiación élfica

Dibujo

Fijadores en aerosol

N-hexano, otros disolventes

Tintura

Tintes

mordientes

asistentes de teñido

Tintes reactivos con fibra, tintes de bencidina, tintes de naftol, tintes básicos, tintes dispersos, tintes de cuba

Dicromato de amonio, sulfato de cobre, sulfato ferroso, ácido oxálico, etc.

Ácidos, álcalis, hidrosulfito de sodio

galvanoplastia

Oro plata

Otros metales

Sales de cianuro, cianuro de hidrógeno, riesgos eléctricos

Sales de cianuro, ácidos, riesgos eléctricos

esmaltado

Esmaltes

Cocción en horno

Plomo, cadmio, arsénico, cobalto, etc.

Radiación infrarroja, quemaduras

artes de la fibra

Vea también batik, tejido

fibras animales

Fibras sinteticas

fibras vegetales

 

Ántrax y otros agentes infecciosos

Formaldehído

Mohos, alérgenos, polvo

Forjando

Martilleo

forja caliente

ruido

Monóxido de carbono, hidrocarburos aromáticos policíclicos, radiación infrarroja, quemaduras

Soplado de vidrio

Proceso por lotes

Hornos

Colorante

Aguafuerte

chorro de arena

Plomo, sílice, arsénico, etc.

Calor, radiación infrarroja, quemaduras

humos metalicos

Ácido fluorhídrico, fluoruro de hidrógeno y amonio

Silica

Holografía

(véase también Fotografía)

Láseres

Desarrollo

Radiaciones no ionizantes, peligros eléctricos

bromo, pirogalol

Piedra preciosa grabada en hueco

Grabado ácido

disolventes

Acuatinta

Fotograbado

Ácidos clorhídrico y nítrico, dióxido de nitrógeno, cloro gaseoso, clorato de potasio

Alcohol, alcoholes minerales, queroseno

Polvo de colofonia, explosión de polvo

Éteres de glicol, xileno

Bisuteria

Soldadura de plata

Baños de decapado

recuperación de oro

Humos de cadmio, fundentes de fluoruro

Ácidos, óxidos de azufre

Mercurio, plomo, cianuro

Lapidario

piedras preciosas de cuarzo

Cortar, moler

Silica

Ruido, sílice

Litografía

disolventes

ácidos

Talco

Fotolitografía

Alcoholes minerales, isoforona, ciclohexanona, queroseno, gasolina, cloruro de metileno, etc.

Nítrico, fosfórico, fluorhídrico, clorhídrico, etc.

Materiales asbestiformes

dicromatos, disolventes

Fundición a la cera perdida

Inversión

Quemado de cera

horno de crisol

vertido de metales

chorro de arena

Cristobalita

Humos de descomposición de cera, monóxido de carbono

Monóxido de carbono, vapores metálicos

Humos metálicos, radiación infrarroja, metal fundido, quemaduras

Silica

Pintura

Pigmentos

Aceite, alquídico

Acrílico

Compuestos de plomo, cadmio, mercurio, cobalto, manganeso, etc.

Alcoholes minerales, trementina

Trazas de amoníaco, formaldehído

Fabricación de papel

separación de fibras

Batidores

Blanqueamiento

Aditivos

álcali hirviendo

Ruido, lesiones, electricidad

Blanqueador de cloro

Pigmentos, tintes, etc.

Pasteles

Polvos de pigmento

See Pigmentos de pintura

Fotografía

baño de revelado

dejar de baño

Baño de fijación

intensificador

Viraje

Procesos de color

Impresión de platino

Hidroquinona, sulfato de monometil-p-aminofenol, álcalis

Ácido acético

Dióxido de azufre, amoníaco

Dicromatos, ácido clorhídrico

Compuestos de selenio, sulfuro de hidrógeno, nitrato de uranio, dióxido de azufre, sales de oro

Formaldehído, solventes, reveladores de color, dióxido de azufre

Sales de platino, plomo, ácidos, oxalatos

Impresión en relieve

disolventes

Pigmentos

Espíritus minerales

See Pigmentos de pintura

Serigrafía

Pigmentos

disolventes

Fotoemulsiones

Plomo, cadmio, manganeso y otros pigmentos

Alcoholes minerales, tolueno, xileno

Dicromato de amonio

escultura, arcilla

See Cerámicas

 

escultura, láseres

Láseres

Radiaciones no ionizantes, peligros eléctricos

escultura, neón

Tubos de neón

Mercurio, fósforos de cadmio, peligros eléctricos, radiación ultravioleta

escultura, plasticos

Resina epoxica

Resina de poliester

Resinas de poliuretano

resinas acrílicas

fabricación de plástico

Aminas, diglicidil éteres

Estireno, metacrilato de metilo, peróxido de metiletilcetona

Isocianatos, compuestos organoestánnicos, aminas, alcoholes minerales

metacrilato de metilo, peróxido de benzoilo

Los productos de descomposición por calor (p. ej., monóxido de carbono, cloruro de hidrógeno, cianuro de hidrógeno, etc.)

escultura, piedra

Marmol

Esteatita

Granito, arenisca

Herramientas neumáticas

polvo molesto

Sílice, talco, materiales asbestiformes

Silica

vibración, ruido

Vitral

Llegó el plomo

colorantes

Soldadura

Aguafuerte

Lidera

Compuestos a base de plomo

Plomo, humos de cloruro de zinc

Ácido fluorhídrico, fluoruro de hidrógeno y amonio

Tejido

telares

Tintes

Problemas ergonómicos

See Tintura

Soldadura

Admisiones

Oxiacetileno

Arco

humos metalicos

Humos metálicos, quemaduras, chispas

Monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, gases comprimidos

Ozono, dióxido de nitrógeno, fluoruro y otros gases fundentes, radiación ultravioleta e infrarroja, peligros eléctricos

Óxidos de cobre, zinc, plomo, níquel, etc.

Tratamiento de la madera

Maquinado

Colas

Decapantes de pintura

Pinturas y acabados

Conservantes

Lesiones, polvo de madera, ruido, fuego

Formaldehído, epoxi, solventes

Cloruro de metileno, tolueno, alcohol metílico, etc.

Alcoholes minerales, tolueno, trementina, alcohol etílico, etc.

Arseniato de cobre cromado, pentaclorofenol, creosota

Fuente: Adaptado de McCann 1992a.

La industria de las artes y oficios, como gran parte del sector informal, está casi completamente desregulada y, a menudo, está exenta de las leyes de compensación para trabajadores y otras regulaciones de seguridad y salud ocupacional. En muchos países, los organismos gubernamentales responsables de la seguridad y la salud en el trabajo desconocen los riesgos a los que se enfrentan los artistas y artesanos, y los servicios de salud en el trabajo no llegan a este grupo de trabajadores. Se necesita atención especial para encontrar formas de educar a los artistas y artesanos sobre los peligros y las precauciones necesarias con sus materiales y procesos, y poner a su disposición servicios de salud ocupacional.

Problemas de salud y patrones de enfermedad.

Se han realizado pocos estudios epidemiológicos en trabajadores de las artes visuales. Esto se debe principalmente a la naturaleza descentralizada y, a menudo, no registrada de la mayoría de estas industrias. Gran parte de los datos disponibles provienen de informes de casos individuales en la literatura.

Las artes y oficios tradicionales pueden provocar las mismas enfermedades y lesiones profesionales que se encuentran en la industria a gran escala, como lo demuestran términos tan antiguos como podredumbre del alfarero, espalda del tejedor y cólico del pintor. Los peligros de oficios como la alfarería, la metalurgia y el tejido fueron descritos por primera vez por Bernardino Ramazzini hace casi tres siglos (Ramazzini 1713). Los materiales y procesos modernos también están causando enfermedades y lesiones ocupacionales.

El envenenamiento por plomo sigue siendo una de las enfermedades ocupacionales más comunes entre los artistas y artesanos, y se encuentran ejemplos de envenenamiento por plomo en:

  • un artista de vidrieras en los Estados Unidos (Feldman y Sedman 1975)
  • alfareros y sus familias en México (Ballestros, Zúñiga y Cárdenas 1983; Cornell 1988) y Barbados (Koplan et al. 1977)
  • familias en Sri Lanka que recuperan oro y plata de los desechos de joyería usando un procedimiento de plomo fundido (Ramakrishna et al. 1982).

 

Otros ejemplos de enfermedades ocupacionales en las artes y oficios incluyen:

  • sensibilización al cromo en un artista de fibras (MMWR 1982)
  • neuropatía en un serigrafista (Prockup 1978)
  • ataques cardíacos por cloruro de metileno en un pintor de muebles (Stewart y Hake 1976)
  • problemas respiratorios en fotógrafos (Kipen y Lerman 1986)
  • mesotelioma en joyeros (Driscoll et al. 1988)
  • silicosis y otras enfermedades respiratorias en trabajadores del ágata en la India (Rastogi et al. 1991)
  • asma por tallar marfil de colmillos de elefante en África (Armstrong, Neill y Mossop 1988)
  • problemas respiratorios y problemas ergonómicos entre los tejedores de alfombras en la India (Das, Shukla y Ory 1992)
  • hasta 93 casos de neuropatía periférica por el uso de adhesivos a base de hexano en la fabricación de sandalias en Japón a fines de la década de 1960 (Sofue et al. 1968)
  • parálisis en 44 aprendices de zapatero en Marruecos debido a pegamentos que contenían fosfato de tri-ortocresilo (Balafrej et al. 1984)
  • dolor de piernas, brazos y espalda y otros problemas de salud ocupacional en trabajadores a domicilio que fabrican prendas confeccionadas en la India (Chaterjee 1990).

 

Un problema importante en las artes y oficios es la frecuente falta de conocimiento de los peligros, materiales y procesos y cómo trabajar con seguridad. Las personas que desarrollan enfermedades ocupacionales a menudo no se dan cuenta de la conexión entre su enfermedad y su exposición a materiales peligrosos, y es menos probable que obtengan asistencia médica adecuada. Además, familias enteras pueden estar en riesgo, no solo los adultos y los niños que trabajan activamente con los materiales, sino también los niños más pequeños y los bebés que están presentes, ya que estas artes y manualidades se realizan comúnmente en el hogar (McCann et al. 1986; Knishkowy y Baker 1986).

Un estudio de tasa de mortalidad proporcional (PMR) de 1,746 artistas profesionales blancos realizado por el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos encontró elevaciones significativas en las muertes de pintores, y en menor grado para otros artistas, por enfermedad cardíaca arteriosclerótica y cánceres de todos los sitios combinados. Para los pintores masculinos, las tasas de leucemia y cáncer de vejiga, riñón y colorrectal fueron significativamente elevadas. Las tasas proporcionales de mortalidad por cáncer también fueron elevadas, pero en menor grado. Un estudio de casos y controles de pacientes con cáncer de vejiga encontró un riesgo relativo general estimado de 2.5 para pintores artísticos, lo que confirma los resultados encontrados en el estudio PMR (Miller, Silverman y Blair 1986). Para otros artistas masculinos, los PMR para el cáncer colorrectal y de riñón fueron significativamente elevados.

Artes escénicas y mediáticas

Tradicionalmente, las artes escénicas incluyen teatro, danza, ópera, música, narración de cuentos y otros eventos culturales que la gente vendría a ver. Con la música, el tipo de actuación y su lugar pueden variar ampliamente: personas que interpretan música en la calle, en tabernas y bares, o en salas de conciertos formales; pequeños grupos musicales tocando en pequeños bares y clubes; y grandes orquestas actuando en grandes salas de conciertos. Las compañías de teatro y danza pueden ser de varios tipos, incluyendo: pequeños grupos informales asociados a escuelas o universidades; teatros no comerciales, que suelen estar subvencionados por gobiernos o patrocinadores privados; y teatros comerciales. Los grupos de artes escénicas también pueden viajar de un lugar a otro.

La tecnología moderna ha visto el crecimiento de las artes de los medios, como los medios impresos, la radio, la televisión, las películas, las cintas de video, etc., que permiten grabar o transmitir las artes escénicas, las historias y otros eventos. Hoy en día, las artes mediáticas son una industria multimillonaria.

Los trabajadores de las artes escénicas y de los medios incluyen a los mismos artistas: actores, músicos, bailarines, reporteros y otros visibles al público. Además, están los equipos técnicos y la gente de la oficina principal (carpinteros de escena, artistas escénicos, electricistas, expertos en efectos especiales, equipos de cámara de cine o televisión, vendedores de boletos y otros) que trabajan entre bastidores, detrás de las cámaras y en otras actividades no performativas. trabajos.

Efectos sobre la salud y patrones de enfermedad

Los actores, músicos, bailarines, cantantes y otros artistas también están sujetos a lesiones y enfermedades ocupacionales, que pueden incluir accidentes, riesgos de incendio, lesiones por esfuerzo repetitivo, irritación y alergias en la piel, irritación respiratoria, ansiedad por el desempeño (pánico escénico) y estrés. Muchos de estos tipos de lesiones son específicos de grupos particulares de artistas y se analizan en artículos separados. Incluso los problemas físicos menores a menudo pueden afectar la capacidad de rendimiento máximo de un artista y, posteriormente, terminar en tiempo perdido e incluso en trabajos perdidos. En los últimos años, la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las lesiones de los artistas ha llevado al nuevo campo de la medicina artística, originalmente una rama de la medicina deportiva. (Consulte "Historia de la medicina de las artes escénicas" en este capítulo).

Un estudio PMR de actores de cine y teatro encontró elevaciones significativas de cáncer de pulmón, esófago y vejiga en mujeres, con una tasa de actrices de teatro 3.8 veces mayor que la de las actrices de cine (Depue y Kagey 1985). Los actores masculinos tuvieron aumentos significativos de PMR (pero no proporcionales en la tasa de mortalidad por cáncer) para el cáncer de páncreas y colon; el cáncer testicular fue el doble de la tasa esperada por ambos métodos. Los PMR para suicidio y accidentes de vehículos no motorizados fueron significativamente elevados tanto para hombres como para mujeres, y el PMR para cirrosis hepática fue elevado en hombres.

Una encuesta reciente de lesiones entre 313 artistas en 23 espectáculos de Broadway en la ciudad de Nueva York encontró que el 55.5% informó al menos una lesión, con una media de 1.08 lesiones por artista (Evans et al. 1996). Para los bailarines de Broadway, los sitios de lesiones más frecuentes fueron las extremidades inferiores (52 %), la espalda (22 %) y el cuello (12 %), siendo los escenarios inclinados o inclinados un factor contribuyente significativo. Para los actores, los sitios más frecuentes de lesiones fueron las extremidades inferiores (38 %), la parte baja de la espalda (15 %) y las cuerdas vocales (17 %). El uso de nieblas y humo en el escenario se mencionó como una de las principales causas de lo último.

En 1991, el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional de los Estados Unidos investigó los efectos en la salud del uso de humo y niebla en cuatro espectáculos de Broadway (Burr et al. 1994). Todos los espectáculos utilizaron nieblas tipo glicol, aunque uno también utilizó aceite mineral. Una encuesta de cuestionario de 134 actores en estos programas con un grupo de control de 90 actores en cinco programas que no usaban nieblas encontró niveles significativamente más altos de síntomas en los actores expuestos a nieblas, incluidos síntomas respiratorios superiores como síntomas nasales e irritación de las membranas mucosas, y síntomas de las vías respiratorias inferiores, como tos, sibilancias, disnea y opresión en el pecho. Un estudio de seguimiento no pudo demostrar una correlación entre la exposición a la niebla y el asma, posiblemente debido al bajo número de respuestas.

La industria de producción de películas tiene una alta tasa de accidentes y en California se clasifica como de alto riesgo, principalmente como resultado de acrobacias. Durante la década de 1980, hubo más de 40 muertes en películas producidas en Estados Unidos (McCann 1991). Las estadísticas de California para 1980–1988 muestran una incidencia de 1.5 muertes por cada 1,000 lesiones, en comparación con el promedio de California de 0.5 para el mismo período.

Una gran cantidad de estudios han demostrado que los bailarines tienen altas tasas de uso excesivo y lesiones agudas. Los bailarines de ballet, por ejemplo, tienen una alta incidencia de síndrome de uso excesivo (63 %), fracturas por estrés (26 %) y problemas mayores (51 %) o menores (48 %) durante sus carreras profesionales (Hamilton y Hamilton 1991). Un estudio de cuestionario de 141 bailarinas (80 mujeres), de 18 a 37 años, de siete compañías profesionales de ballet y danza moderna en el Reino Unido, encontró que 118 (84%) de las bailarinas reportaron al menos una lesión relacionada con la danza que afectó su baile, 59 (42%) en los últimos seis meses (Bowling 1989). Setenta y cuatro (53%) informaron que sufrían al menos una lesión crónica que les causaba dolor. La espalda, el cuello y los tobillos fueron los sitios más comunes de lesiones.

Al igual que los bailarines, los músicos tienen una alta incidencia de síndrome de uso excesivo. Una encuesta realizada en 1986 por la Conferencia Internacional de Músicos Sinfónicos y de Ópera de 4,025 miembros de 48 orquestas estadounidenses mostró problemas médicos que afectaban la interpretación en el 76% de los 2,212 encuestados, con problemas médicos graves en el 36% (Fishbein 1988). El problema más común fue el síndrome de uso excesivo, informado por el 78% de los jugadores de cuerdas. Un estudio de 1986 de ocho orquestas en Australia, Estados Unidos e Inglaterra encontró un 64% de casos de síndrome de uso excesivo, el 42% de los cuales involucraba un nivel significativo de síntomas (Frye 1986).

La pérdida de audición entre los músicos de rock ha tenido una importante cobertura de prensa. Sin embargo, la pérdida de audición también se encuentra entre los músicos clásicos. En un estudio, las mediciones del nivel de sonido en el Lyric Theatre and Concert Hall en Gothenberg, Suecia, promediaron entre 83 y 89 dBA. Las pruebas de audición de 139 músicos masculinos y femeninos de ambos teatros indicaron que 59 músicos (43%) mostraron umbrales de tonos puros peores de lo que se esperaría para su edad, siendo los instrumentistas de viento de metal los que mostraron la mayor pérdida (Axelsson y Lindgren 1981).

Un estudio de 1994-1996 de las mediciones del nivel de sonido en los fosos de la orquesta de 9 espectáculos de Broadway en la ciudad de Nueva York mostró niveles de sonido promedio de 84 a 101 dBA, con un tiempo normal de presentación de 2 horas y media (Babin 1996).

Los carpinteros, artistas escénicos, electricistas, camarógrafos y otros trabajadores de soporte técnico enfrentan, además de muchos riesgos de seguridad, una amplia variedad de riesgos químicos de los materiales utilizados en los talleres de escenografía, tiendas de utilería y tiendas de disfraces. Muchos de los mismos materiales se utilizan en las artes visuales. Sin embargo, no hay estadísticas disponibles sobre lesiones o enfermedades de estos trabajadores.

Entretenimiento

La sección "Entretenimiento" del capítulo cubre una variedad de industrias del entretenimiento que no están cubiertas por "Artes y manualidades" y "Artes escénicas y mediáticas", que incluyen: museos y galerías de arte; zoológicos y acuarios; parques y jardines botánicos; circos, parques de atracciones y temáticos; corridas de toros y rodeos; Deportes profesionales; la industria del sexo; y entretenimiento nocturno.

Efectos sobre la salud y patrones de enfermedad

Hay una amplia variedad de tipos de trabajadores involucrados en la industria del entretenimiento, incluidos artistas, técnicos, conservadores de museos, cuidadores de animales, guardaparques, trabajadores de restaurantes, personal de limpieza y mantenimiento y muchos más. Muchos de los peligros que se encuentran en las artes y oficios y las artes escénicas y de los medios también se encuentran entre grupos particulares de trabajadores del entretenimiento. Los peligros adicionales, como los productos de limpieza, las plantas tóxicas, los animales peligrosos, el SIDA, las zoonosis, las drogas peligrosas, la violencia, etc., también son riesgos laborales para grupos particulares de trabajadores del espectáculo. Debido a la disparidad de las diversas industrias, no existen estadísticas generales de lesiones y enfermedades. Los artículos individuales incluyen estadísticas relevantes de lesiones y enfermedades, cuando estén disponibles.

 

Atrás

Jueves, 24 Marzo 2011 14: 48

Dibujo, Pintura y Grabado

Dibujar implica hacer marcas en una superficie para expresar un sentimiento, experiencia o visión. La superficie más utilizada es el papel; Los medios de dibujo incluyen implementos secos como carboncillo, lápices de colores, crayones, grafito, punta de metal y pasteles, y líquidos como tintas, marcadores y pinturas. La pintura se refiere a procesos que aplican un medio líquido acuoso o no acuoso ("pintura") a superficies dimensionadas, imprimadas o selladas, como lienzos, papel o paneles. Los medios acuosos incluyen acuarelas, témperas, polímeros acrílicos, látex y frescos; los medios no acuosos incluyen aceites de linaza o de soporte, secadores, barnices, alquídicos, cera encáustica o fundida, acrílicos orgánicos a base de solventes, epoxi, esmaltes, tintes y lacas. Las pinturas y tintas normalmente consisten en agentes colorantes (pigmentos y colorantes), un vehículo líquido (disolvente orgánico, aceite o agua), aglutinantes, agentes de carga, antioxidantes, conservantes y estabilizadores.

Las impresiones son obras de arte realizadas mediante la transferencia de una capa de tinta de una imagen sobre una superficie de impresión (como un bloque de madera, una pantalla, una placa de metal o piedra) sobre papel, tela o plástico. El proceso de grabado implica varios pasos: (1) preparación de la imagen; (2) impresión; y (3) limpieza. Se pueden hacer múltiples copias de la imagen repitiendo el paso de impresión. En los monotipos, solo se realiza una impresión.

La impresión en huecograbado implica la incisión de líneas por medios mecánicos (p. ej., grabado, punta seca) o el grabado de la placa de metal con ácido para crear áreas deprimidas en la placa, que forman la imagen. Se pueden usar varios protectores que contengan solventes y otros materiales como la colofonia o la pintura en aerosol (aguatinta) para proteger la parte de la placa que no se está grabando. En la impresión, la tinta (que es a base de aceite de linaza) se enrolla sobre la placa y se limpia el exceso, dejando tinta en las áreas y líneas deprimidas. La impresión se realiza colocando el papel sobre la placa y aplicando presión con una imprenta para transferir la imagen de tinta al papel.

La impresión en relieve implica el corte de las partes de los bloques de madera o linóleo que no se van a imprimir, dejando una imagen en relieve. Se aplican tintas a base de agua o aceite de linaza a la imagen en relieve y la imagen de tinta se transfiere al papel.

La litografía en piedra consiste en hacer una imagen con un crayón de dibujo grasiento u otros materiales de dibujo que harán que la imagen sea receptiva a la tinta a base de aceite de linaza, y tratar la placa con ácidos para hacer que las áreas sin imagen sean receptivas al agua y repelen la tinta. La imagen se lava con alcoholes minerales u otros solventes, se entinta con un rodillo y luego se imprime. La litografía de placas de metal puede implicar un contragrabado preliminar que a menudo contiene sales de dicromato. Las placas de metal se pueden tratar con lacas de vinilo que contengan disolventes de cetonas para tiradas largas.

La serigrafía es un proceso de plantilla en el que se crea una imagen negativa en la pantalla de tela bloqueando partes de la pantalla. Para tintas a base de agua, los materiales de bloqueo deben ser insolubles en agua; para tintas de base solvente, al revés. Con frecuencia se utilizan esténciles de plástico recortados que se adhieren a la pantalla con disolventes. Las impresiones se hacen raspando tinta a través de la pantalla, forzando la tinta a través de las partes desbloqueadas de la pantalla hacia el papel ubicado debajo de la pantalla, creando así la imagen positiva. Las grandes tiradas de impresión que utilizan tintas a base de solventes implican la liberación de grandes cantidades de vapores de solventes en el aire.

Las collagrafías se realizan utilizando técnicas de impresión en huecograbado o en relieve sobre una superficie texturizada o un collage, que puede estar hecho de muchos materiales pegados a la plancha.

Los procesos de fotograbado pueden utilizar placas presensibilizados (a menudo diazo) para litografía o huecograbado, o la fotoemulsión se puede aplicar directamente a la placa o piedra. A menudo se ha utilizado una mezcla de goma arábiga y dicromatos en piedras (impresión de goma). La imagen fotográfica se transfiere a la placa y luego la placa se expone a la luz ultravioleta (p. ej., arcos de carbono, luces de xenón, luz solar). Cuando se revela, las partes no expuestas de la fotoemulsión se eliminan por lavado y luego se imprime la placa. Los agentes de revestimiento y revelado a menudo pueden contener disolventes y álcalis peligrosos. En los procesos de pantallas fotográficas, la pantalla se puede recubrir directamente con fotoemulsión de dicromato o diazo, o se puede usar un proceso indirecto, que consiste en adherir películas de transferencia sensibilizadas a la pantalla después de la exposición.

En las técnicas de grabado que usan tintas a base de aceite, la tinta se limpia con solventes o con aceite vegetal y líquido para lavar platos. También se deben usar solventes para limpiar los rodillos de litografía. Para las tintas a base de agua, se utiliza agua para la limpieza. Para las tintas a base de solventes, se utilizan grandes cantidades de solventes para la limpieza, lo que hace que este sea uno de los procesos más peligrosos en el grabado. Las fotoemulsiones se pueden eliminar de las pantallas con cloro o detergentes enzimáticos.

Los artistas que dibujan, pintan o hacen grabados se enfrentan a importantes riesgos para la salud y la seguridad. Las principales fuentes de peligro para estos artistas incluyen ácidos (en litografía y huecograbado), alcoholes (en diluyentes y removedores de pintura, goma laca, resina y barniz), álcalis (en pinturas, baños de tinte, reveladores fotográficos y limpiadores de películas), polvos (en tizas , carbón y pasteles), gases (en aerosoles, grabado, litografía y fotoprocesos), metales (en pigmentos, fotoquímicos y emulsiones), nieblas y aerosoles (en aerosoles, aerógrafo y aguatinta), pigmentos (en tintas y pinturas), polvos (en pigmentos secos y productos fotoquímicos, colofonia, talco y blanqueador), conservantes (en pinturas, colas, endurecedores y estabilizadores) y disolventes (como hidrocarburos alifáticos, aromáticos y clorados, éteres de glicol y cetonas). Las rutas comunes de exposición asociadas con estos peligros incluyen la inhalación, la ingestión y el contacto con la piel.

Entre los problemas de salud bien documentados de pintores, dibujantes y grabadores se encuentran: n-daño a los nervios periféricos inducido por hexano en estudiantes de arte usando cemento de caucho y adhesivos en aerosol; daño del sistema nervioso periférico y central inducido por solventes en artistas de serigrafía; supresión de la médula ósea relacionada con disolventes y éteres de glicol en litógrafos; inicio o empeoramiento del asma después de la exposición a aerosoles, nieblas, polvos, mohos y gases; ritmos cardíacos anormales luego de la exposición a solventes de hidrocarburos como cloruro de metileno, freón, tolueno y 1,1,1-tricloroetano que se encuentran en pegamentos o líquidos correctores; quemaduras o irritación de la piel, ojos y mucosas por ácidos, álcalis o fenol; daño hepático inducido por solventes orgánicos; e irritación, reacción inmunitaria, erupciones y ulceración de la piel después de la exposición al níquel, dicromatos y cromatos, endurecedores epoxi, trementina o formaldehído.

Aunque no está bien documentado, la pintura, el dibujo y el grabado pueden estar asociados con un mayor riesgo de leucemia, tumores renales y tumores de vejiga. Los carcinógenos sospechosos a los que pueden estar expuestos los pintores, dibujantes y grabadores incluyen cromatos y dicromatos, bifenilos policlorados, tricloroetileno, ácido tánico, cloruro de metileno, glicidol, formaldehído y compuestos de cadmio y arsénico.

Las precauciones más importantes en pintura, dibujo y grabado incluyen: sustitución de materiales a base de agua por materiales a base de solventes orgánicos; uso adecuado de ventilación de dilución general y ventilación de escape local (ver figura 1); manipulación, etiquetado, almacenamiento y eliminación adecuados de pinturas, líquidos inflamables y disolventes de desecho; uso apropiado de equipo de protección personal como delantales, guantes, gafas y respiradores; y evitar productos que contengan metales tóxicos, especialmente plomo, cadmio, mercurio, arsénico, cromatos y manganeso. Los disolventes que deben evitarse incluyen benceno, tetracloruro de carbono, metilo n-butilcetona, n-hexano y tricloroetileno.

Figura 1. Serigrafía con campana extractora de ranuras.

ENT030F2

Michael McCann

Los esfuerzos adicionales diseñados para reducir el riesgo de efectos adversos para la salud asociados con la pintura, el dibujo y el grabado incluyen la educación temprana y continua de los artistas jóvenes sobre los peligros de los materiales de arte, y leyes que exigen etiquetas en los materiales de arte que adviertan sobre los riesgos a corto y largo plazo. peligros para la salud y la seguridad a largo plazo.

 

Atrás

Jueves, 24 Marzo 2011 14: 53

escultura

En la antigüedad, el arte de la escultura incluía el grabado y tallado de piedra, madera, hueso y otros materiales. Posteriormente, la escultura desarrolló y perfeccionó las técnicas de modelado en arcilla y yeso, y las técnicas de moldeado y soldadura en metales y vidrio. Durante el último siglo se han utilizado varios materiales y técnicas adicionales para el arte de la escultura, incluyendo espumas plásticas, papel, materiales encontrados y varias fuentes de energía como la luz, la energía cinética, etc. El objetivo de muchos escultores modernos es involucrar activamente al espectador.

La escultura a menudo utiliza el color natural del material o trata su superficie para lograr un cierto color o para enfatizar las características naturales o para modificar los reflejos de la luz. Tales técnicas pertenecen a los toques finales de la obra de arte. Los riesgos para la salud y la seguridad de los artistas y sus asistentes surgen de las características de los materiales; del uso de herramientas y equipos; de las diversas formas de energía (principalmente electricidad) utilizadas para el funcionamiento de las herramientas; y del calor para técnicas de soldadura y fusión.

La falta de información de los artistas y su concentración en la obra llevan a subestimar la importancia de la seguridad; esto puede dar lugar a accidentes graves y al desarrollo de enfermedades profesionales.

Los riesgos a veces están relacionados con el diseño del lugar de trabajo o con la organización del trabajo (p. ej., realizar muchas operaciones de trabajo al mismo tiempo). Dichos riesgos son comunes a todos los lugares de trabajo, pero en el entorno de las artes y oficios pueden tener resultados más graves.

Precauciones generales

Estos incluyen: diseño apropiado del estudio, considerando el tipo de fuentes de energía empleadas y la colocación y movimiento del material artístico; segregación de operaciones peligrosas controladas con pantallas de advertencia adecuadas; instalación de sistemas de escape para el control y eliminación de polvos, gases, humos, vapores y aerosoles; uso de equipos de protección personal convenientes y bien ajustados; instalaciones de limpieza eficientes, como duchas, lavabos, lavaojos, etc.; conocimiento de los riesgos asociados al uso de sustancias químicas y de las normas que rigen su uso, a fin de evitar o al menos reducir su daño potencial; mantenerse informado sobre los posibles riesgos de accidentes y sobre las normas de higiene y estar capacitado en primeros auxilios y. La ventilación local para eliminar el polvo transportado por el aire es necesaria en su origen, cuando se produce en abundancia. Se recomienda encarecidamente la limpieza diaria con aspiradora, ya sea húmeda o seca, o el trapeado húmedo del piso y de las superficies de trabajo.

Principales Técnicas de Escultura

La escultura en piedra consiste en tallar piedras duras y blandas, piedras preciosas, yeso, cemento, etc. La conformación escultórica implica trabajar en materiales más flexibles: modelado y fundición de yeso y arcilla, escultura en madera, metalurgia, soplado de vidrio, escultura plástica, escultura en otros materiales y técnicas mixtas. Véanse también los artículos “Metalurgia” y “Carpintería”. El soplado de vidrio se trata en el capítulo Vidrio, cerámica y materiales relacionados.

esculturas de piedra

Las piedras utilizadas para la escultura se pueden dividir en piedras blandas y piedras duras. Las piedras blandas se pueden trabajar manualmente con herramientas como sierras, cinceles, martillos y escofinas, así como con herramientas eléctricas.

Las piedras duras como el granito y otros materiales, como los bloques de cemento, se pueden utilizar para crear obras de arte y adornos. Esto implica trabajar con herramientas eléctricas o neumáticas. Las etapas finales del trabajo se pueden ejecutar parcialmente a mano.

Riesgos

La inhalación prolongada de grandes cantidades de ciertos polvos de piedra que contienen sílice cristalina libre, que sale de las superficies recién cortadas, puede provocar silicosis. Las herramientas eléctricas y neumáticas pueden provocar una mayor concentración de polvo en el aire, más fino que el producido por las herramientas manuales. El mármol, el travertino y la caliza son materiales inertes y no patógenos para los pulmones; el yeso (sulfato de calcio) es irritante para la piel y las mucosas.

La inhalación de fibra de amianto, incluso en pequeñas cantidades, puede provocar un riesgo de cáncer de pulmón (neoplasias malignas de laringe, tráquea, bronquios, pulmón y pleura) y probablemente también cáncer del tracto digestivo y de otros sistemas de órganos. Estas fibras se pueden encontrar como impurezas en la serpentina y en el talco. La asbestosis (fibrosis del pulmón) sólo puede contraerse mediante la inhalación de altas dosis de fibras de asbesto, lo que es poco probable en este tipo de trabajo. Ver tabla  1 para obtener una lista de los peligros de las piedras comunes.

Tabla 1. Riesgos de piedras comunes.

Ingrediente peligroso

Cálculos

sílice cristalina libre

 

Piedras duras: Granitos, basalto, jaspe, pórfido, ónix, pietra serena

Piedras blandas: esteatita (piedra de jabón), arenisca, pizarra, arcillas, algo de caliza

Posible contaminación por amianto

Piedras blandas: esteatita, serpentina

Libre de sílice y asbesto

 

Piedras duras: mármol, travertino

Piedras blandas: alabastro, toba, mármol, yeso

 

Se pueden producir altos niveles de ruido por el uso de martillos neumáticos, sierras y lijadoras eléctricas, así como herramientas manuales. Esto puede provocar pérdida de audición y otros efectos sobre el sistema nervioso autónomo (aumento del ritmo cardíaco, trastornos gástricos, etc.), problemas psicológicos (irritabilidad, déficit de atención, etc.), así como problemas generales de salud, incluidos dolores de cabeza.

El uso de herramientas eléctricas y neumáticas puede provocar daños en la microcirculación de los dedos con posibilidad de fenómeno de Raynaud y facilitar fenómenos degenerativos en la parte superior del brazo.

Trabajar en posiciones difíciles y levantar objetos pesados ​​puede producir dolor lumbar, distensiones musculares, artritis y bursitis articular (rodilla, codo).

El riesgo de accidentes está frecuentemente relacionado con el uso de herramientas afiladas movidas por fuerzas poderosas (manuales, eléctricas o neumáticas). A menudo, las astillas de piedra se lanzan violentamente al entorno de trabajo durante la rotura de piedras; También se produce la caída o rodadura de bloques o superficies fijados incorrectamente. El uso de agua puede provocar resbalones en suelos mojados y descargas eléctricas.

Los pigmentos y sustancias colorantes (especialmente del tipo spray) utilizados para cubrir la capa final (pinturas, lacas) exponen al trabajador al riesgo de inhalación de compuestos tóxicos (plomo, cromo, níquel) o de compuestos irritantes o alergénicos (acrílicos o resinas). . Esto puede afectar tanto las membranas mucosas como las vías respiratorias.

La inhalación de solventes de pinturas que se evaporan en grandes cantidades durante el transcurso de la jornada laboral o en concentraciones más bajas durante períodos más prolongados, puede provocar efectos tóxicos agudos o crónicos en el sistema nervioso central.

Precauciones

El alabastro es un sustituto más seguro de la esteatita y otras piedras blandas peligrosas.

Se deben utilizar herramientas neumáticas o eléctricas con colectores de polvo portátiles. El entorno de trabajo debe limpiarse con frecuencia con aspiradoras o trapeadores húmedos; se debe proporcionar una ventilación general adecuada.

El sistema respiratorio puede protegerse de la inhalación de polvos, solventes y vapores de aerosol mediante el uso de respiradores adecuados. La audición se puede proteger con tapones para los oídos y los ojos se pueden proteger con gafas adecuadas. Para reducir el riesgo de accidentes en las manos, se deben usar guantes de cuero (cuando sea necesario) o guantes de goma más livianos, forrados con algodón, para evitar el contacto con sustancias químicas. Se debe utilizar calzado antideslizante y de seguridad para evitar daños en los pies causados ​​por la posible caída de objetos pesados. Durante operaciones largas y complicadas, se debe usar ropa adecuada; No se deben llevar corbatas, joyas ni prendas que puedan atascarse fácilmente en las máquinas. El cabello largo debe llevarse recogido o debajo de una gorra. Se debe tomar una ducha al final de cada período de trabajo; La ropa y los zapatos de trabajo nunca deben llevarse a casa.

Los compresores de herramientas neumáticas deben colocarse fuera del área de trabajo; las áreas ruidosas deben aislarse; Se deben tomar numerosos descansos en áreas cálidas durante la jornada laboral. Se deben utilizar herramientas neumáticas y eléctricas equipadas con mangos cómodos (mejor si están equipadas con amortiguadores mecánicos) que puedan desviar el aire de las manos del operador; se sugieren estiramientos y masajes durante el período de trabajo.

Las herramientas afiladas deben operarse lo más lejos posible de las manos y el cuerpo; no se deben utilizar herramientas rotas.

Las sustancias inflamables (pinturas, disolventes) deben mantenerse alejadas de llamas, cigarrillos encendidos y fuentes de calor.

Modelado de esculturas

El material más común utilizado para dar forma a la escultura es la arcilla (mezclada con agua o arcilla naturalmente blanda); También se utilizan comúnmente cera, yeso, hormigón y plástico (a veces reforzado con fibras de vidrio).

La facilidad con que se modela una escultura es directamente proporcional a la maleabilidad del material utilizado. A menudo se utiliza una herramienta (madera, metal, plástico).

Algunos materiales, como las arcillas, pueden endurecerse después de calentarse en un horno o estufa. Además, el talco se puede usar como arcilla semilíquida (barbotina), que se puede verter en moldes y luego cocer en un horno después del secado.

Este tipo de arcillas son similares a las utilizadas en la industria cerámica y pueden contener cantidades considerables de sílice cristalina libre. Ver el artículo “Cerámica”.

Las arcillas que no endurecen, como la plastilina, contienen finas partículas de arcillas mezcladas con aceites vegetales, conservantes y, a veces, disolventes. Las arcillas de endurecimiento, también llamadas arcillas poliméricas, en realidad se forman con cloruro de polivinilo, con materiales plastificantes como varios ftalatos.

A la cera generalmente se le da forma vertiéndola en un molde después de que se calienta, pero también se puede formar con herramientas calentadas. La cera puede ser de compuestos naturales o sintéticos (ceras coloreadas). Muchos tipos de ceras se pueden disolver con disolventes como alcohol, acetona, aguarrás mineral o blanco, ligroína y tetracloruro de carbono.

El yeso, el hormigón y el papel maché tienen características diferentes: no es necesario calentarlos ni derretirlos; por lo general, se trabajan en un marco de metal o fibra de vidrio, o se funden en moldes.

Las técnicas de escultura plástica se pueden dividir en dos áreas principales:

  • trabajar con materiales ya polimerizados (fundición, placa o lámina). Se pueden calentar, ablandar, pegar, cortar, refinar, reacondicionar, etc.
  • trabajar con plástico no polimerizado. El material se trabaja con monómeros, obteniendo una reacción química que conduce a la polimerización.

 

Los plásticos pueden estar formados por resinas de poliéster, poliuretano, amino, fenólicas, acrílicas, epoxi y silicónicas. Durante la polimerización, se pueden verter en moldes, aplicar a mano, imprimir, laminar y desnatar utilizando catalizadores, aceleradores, endurecedores, cargas y pigmentos.

Consulte la tabla 2 para obtener una lista de los peligros y las precauciones de los materiales comunes para moldear esculturas.

Tabla 2. Principales riesgos asociados al material utilizado para la conformación escultórica.

Materiales

Peligros y precauciones

Arcillas

 

Peligros: Sílice cristalina libre; el talco puede estar contaminado con asbesto; durante las operaciones de calentamiento, se pueden liberar gases tóxicos.

Precauciones: See "Cerámica".

Arcilla de moldear

 

Peligros: Los solventes y conservantes pueden causar irritación en la piel y las mucosas y reacciones alérgicas en ciertas personas.

Precauciones: Las personas susceptibles deben encontrar otros materiales.

arcillas duras

 

Peligros: Algunos plastificantes de arcilla polimérica o de endurecimiento (ftalatos) son posibles toxinas reproductivas o cancerígenas. Durante las operaciones de calentamiento, se puede liberar cloruro de hidrógeno, especialmente si se sobrecalienta.

Precauciones: Evite el sobrecalentamiento o el uso en un horno que también se usa para cocinar.

Ceras

 

Peligros: Los vapores sobrecalentados son inflamables y explosivos. Los vapores de acroleína, producidos por la descomposición del sobrecalentamiento de la cera, son fuertes irritantes y sensibilizadores respiratorios. Los solventes de cera pueden ser tóxicos por contacto e inhalación; el tetracloruro de carbono es cancerígeno y altamente tóxico para el hígado y los riñones.

Precauciones: Evite las llamas abiertas. No utilice placas eléctricas con elementos calefactores expuestos. Calentar a la temperatura mínima necesaria. No use tetracloruro de carbono.

plásticos acabados

 

Peligros: el calentamiento, el mecanizado y el corte de plásticos pueden provocar la descomposición en materiales peligrosos como cloruro de hidrógeno (de cloruro de polivinilo), cianuro de hidrógeno (de poliuretanos y aminoplásticos), estireno (de poliestireno) y monóxido de carbono de la combustión de plásticos. Los disolventes utilizados para pegar plásticos también son riesgos de incendio y para la salud.

Precauciones: Tenga buena ventilación cuando trabaje con plásticos y solventes.

resinas plasticas

 

Peligros: La mayoría de los monómeros de resina (p. ej., estireno, metacrilato de metilo, formaldehído) son peligrosos por contacto con la piel y por inhalación. El endurecedor de peróxido de metiletilcetona para resinas de poliéster puede causar ceguera si se salpica en los ojos. Los endurecedores epoxi son irritantes y sensibilizantes para la piel y las vías respiratorias. Los isocianatos utilizados en las resinas de poliuretano pueden causar asma grave.

Precauciones: Use todas las resinas con ventilación adecuada, equipo de protección personal (guantes, respiradores, gafas protectoras), precauciones contra incendios, etc. No pulverizar resinas de poliuretano.

Soplado de vidrio

Ver Vidrio, cerámica y materiales relacionados.

 

Atrás

Jueves, 24 Marzo 2011 15: 00

Fotografía

Procesamiento en blanco y negro

En el procesamiento de fotografías en blanco y negro, la película o el papel expuestos se retiran de un recipiente hermético a la luz en un cuarto oscuro y se sumergen secuencialmente en bandejas que contienen soluciones acuosas de revelador, baño de parada y fijador. Después de un lavado y secado con agua, la película o papel está listo para usar. El revelador reduce el haluro de plata expuesto a la luz a plata metálica. El baño de parada es una solución débilmente ácida que neutraliza la solución reveladora alcalina y detiene la reducción adicional del haluro de plata. El fijador forma un complejo soluble con el haluro de plata no expuesto que, junto con varias sales solubles en agua, tampones e iones de haluro, se elimina posteriormente de la emulsión en el proceso de lavado. Los rollos de película generalmente se procesan en botes cerrados a los que se agregan las diversas soluciones.

Posibles peligros para la salud

Debido a la amplia variedad de fórmulas utilizadas por varios proveedores y los diferentes métodos de envasado y mezcla de productos químicos de fotoprocesamiento, solo se pueden hacer algunas generalizaciones con respecto a los tipos de peligros químicos en el fotoprocesamiento en blanco y negro. El problema de salud más frecuente es la posibilidad de dermatitis de contacto, que surge con mayor frecuencia del contacto de la piel con soluciones de revelador. Las soluciones de revelador son alcalinas y generalmente contienen hidroquinona; en algunos casos pueden contener p-metilaminofenolsulfato (también conocido como Metol o KODAK ELON) también. Los reveladores son irritantes para la piel y los ojos y pueden causar una reacción alérgica en la piel en personas sensibles. El ácido acético es el principal componente peligroso en la mayoría de los baños de parada. Aunque los baños de parada concentrados son fuertemente ácidos y pueden causar quemaduras en la piel y los ojos después del contacto directo, las soluciones de fuerza de trabajo generalmente irritan la piel y los ojos de ligera a moderada. Los fijadores contienen hipofotográfico (tiosulfato de sodio) y varias sales de sulfito (p. ej., metabisulfito de sodio), y presentan un bajo riesgo para la salud.

Además de los peligros potenciales para la piel y los ojos, los gases o vapores emitidos por algunas soluciones de fotoprocesamiento pueden presentar un peligro de inhalación, así como contribuir a la generación de olores desagradables, especialmente en áreas mal ventiladas. Algunos fotoquímicos (p. ej., los fijadores) pueden emitir gases como el amoníaco o el dióxido de azufre resultantes de la degradación de las sales de amonio o sulfito, respectivamente. Estos gases pueden irritar las vías respiratorias superiores y los ojos. Además, el ácido acético emitido por los baños de parada también puede irritar las vías respiratorias superiores y los ojos. El efecto irritante de estos gases o vapores depende de la concentración y generalmente se observa solo en concentraciones que exceden los límites de exposición ocupacional. Sin embargo, debido a una amplia variación en la susceptibilidad individual, algunas personas (p. ej., personas con condiciones médicas preexistentes como el asma) pueden experimentar efectos en concentraciones por debajo de los límites de exposición ocupacional. Algunas de estas sustancias químicas pueden detectarse por el olor debido al bajo umbral de olor de la sustancia química. Aunque el olor de una sustancia química no es necesariamente indicativo de un peligro para la salud, los olores fuertes o los olores que aumentan en intensidad pueden indicar que el sistema de ventilación es inadecuado y debe revisarse.

Gestión del riesgo

La clave para trabajar de forma segura con productos químicos de fotoprocesamiento es comprender los peligros potenciales para la salud de la exposición y gestionar el riesgo a un nivel aceptable. El reconocimiento y control de peligros potenciales comienza con la lectura y comprensión de las etiquetas de los productos y las hojas de datos de seguridad.

Evitar el contacto con la piel es un objetivo importante en la seguridad del cuarto oscuro. Los guantes de neopreno son particularmente útiles para reducir el contacto con la piel, especialmente en áreas de mezcla donde se encuentran soluciones más concentradas. Los guantes deben tener el grosor suficiente para evitar rasgaduras y fugas, y deben inspeccionarse y limpiarse con frecuencia, preferiblemente con un lavado a fondo de las superficies exterior e interior con un limpiador de manos no alcalino. Además de los guantes, también se pueden usar pinzas para evitar el contacto con la piel; las cremas protectoras no son apropiadas para usar con fotoquímicos porque no son impermeables a todos los fotoquímicos y pueden contaminar las soluciones de procesamiento. Se debe usar un delantal protector, una bata o una bata de laboratorio en el cuarto oscuro, y es deseable lavar con frecuencia la ropa de trabajo. También se deben usar gafas protectoras, especialmente en áreas donde se manipulan fotoquímicos concentrados.

Si los productos químicos de fotoprocesamiento entran en contacto con la piel, el área afectada debe enjuagarse lo más rápido posible con abundante agua. Debido a que los materiales como los reveladores son alcalinos, el lavado con un limpiador de manos no alcalino (pH de 5.0 a 5.5) puede ayudar a reducir la posibilidad de desarrollar dermatitis. La ropa debe cambiarse inmediatamente si hay alguna contaminación con productos químicos, y los derrames o salpicaduras deben limpiarse inmediatamente. Las instalaciones para lavarse las manos y las provisiones para enjuagarse los ojos son particularmente importantes en las áreas de mezcla y procesamiento. Si se usa ácido acético concentrado o glacial, debe haber duchas de emergencia disponibles.

La ventilación adecuada también es un factor clave para la seguridad en el cuarto oscuro. La cantidad de ventilación necesaria varía según las condiciones de la habitación y los productos químicos de procesamiento. Ventilación general de la sala (p. ej., 4.25 m3/min suministro y 4.8 m3/min de escape, equivalente a diez cambios de aire por hora en una habitación de 3 x 3 x 3 m), con una tasa mínima de reposición de aire exterior de 0.15 m3/min/m2 suele ser adecuado para los fotógrafos que realizan fotoprocesamiento básico en blanco y negro. El aire de escape debe descargarse fuera del edificio para evitar la redistribución de posibles contaminantes del aire. Procedimientos especiales tales como tonificación (que implica la sustitución de plata por sulfuro de plata, selenio u otros metales), intensificación (que implica oscurecer partes de la imagen mediante el uso de productos químicos como dicromato de potasio o clorocromato de potasio) y operaciones de mezcla (donde se manipulan soluciones concentradas o polvos) pueden requerir ventilación de escape local suplementaria o protección respiratoria.

Procesamiento de color

Hay una serie de procesos de color que son más complejos y también implican el uso de productos químicos potencialmente peligrosos. El procesamiento del color se describe en el capítulo Industrias de impresión, fotografía y reproducción.. Al igual que con el fotoprocesamiento en blanco y negro, evitar el contacto con la piel y los ojos y proporcionar una ventilación adecuada son factores clave para la seguridad en el procesamiento del color.

 

Atrás

Jueves, 24 Marzo 2011 15: 03

Metalmecánica

La metalurgia implica la fundición, la soldadura, la soldadura fuerte, la forja, la soldadura blanda, la fabricación y el tratamiento superficial del metal. La metalurgia se está volviendo aún más común ya que los artistas de los países en desarrollo también están comenzando a utilizar el metal como material escultórico básico. Si bien muchas fundiciones de arte se administran comercialmente, las fundiciones de arte también suelen formar parte de los programas de arte universitarios.

Peligros y precauciones

Fundición y fundición

Los artistas envían el trabajo a fundiciones comerciales o pueden fundir metal en sus propios estudios. El proceso de cera perdida se usa a menudo para fundir piezas pequeñas. Los metales y aleaciones comunes utilizados son bronce, aluminio, latón, peltre, hierro y acero inoxidable. El oro, la plata y, a veces, el platino se utilizan para fundir piezas pequeñas, especialmente para joyería.

El proceso de cera perdida implica varios pasos:

  1. haciendo la forma positiva
  2. haciendo el molde de inversión
  3. quemándose de la cera
  4. derritiendo el metal
  5. escoria
  6. verter el metal fundido en el molde
  7. quitando el molde

 

La forma positiva se puede hacer directamente en cera; también se puede hacer en yeso u otros materiales, un molde negativo hecho en caucho y luego la forma positiva final vaciada en cera. Calentar la cera puede resultar en riesgos de incendio y en la descomposición de la cera por sobrecalentamiento.

El molde se fabrica comúnmente mediante la aplicación de un revestimiento que contiene la forma de sílice cristobalita, lo que crea el riesgo de silicosis. Una mezcla 50/50 de yeso y arena de malla 30 es un sustituto más seguro. Los moldes también se pueden hacer usando arena y aceite, resinas de formaldehído y otras resinas como aglutinantes. Muchas de estas resinas son tóxicas por contacto con la piel y por inhalación, por lo que requieren protección de la piel y ventilación.

La forma de cera se quema en un horno. Esto requiere ventilación de extracción local para eliminar la acroleína y otros productos de descomposición de cera irritantes.

La fusión del metal generalmente se realiza en un horno de crisol alimentado con gas. Se necesita una campana de dosel con escape hacia el exterior para eliminar el monóxido de carbono y los vapores metálicos, incluidos el zinc, el cobre, el plomo, el aluminio, etc.

A continuación, se retira del horno el crisol que contiene el metal fundido, se retira la escoria de la superficie y se vierte el metal fundido en los moldes (figura 1). Para pesos menores de 80 libras de metal, el levantamiento manual es normal; para pesos mayores se necesita equipo de elevación. Se necesita ventilación para las operaciones de escoriado y vertido para eliminar los vapores metálicos. Los moldes de arena de resina también pueden producir productos de descomposición peligrosos debido al calor. Los protectores faciales que protegen contra la radiación infrarroja y el calor, y la ropa de protección personal resistente al calor y las salpicaduras de metal fundido son esenciales. Los suelos de cemento deben protegerse de las salpicaduras de metal fundido mediante una capa de arena.

Figura 1. Vertido de metal fundido en una fundición de arte.

ENT060F1

Rickard

Romper el molde puede dar lugar a la exposición a la sílice. Se necesita ventilación de extracción local o protección respiratoria. Una variación del proceso de cera perdida llamado proceso de vaporización de espuma implica el uso de poliestireno o espuma de poliuretano en lugar de cera y la vaporización de la espuma durante el vertido del metal fundido. Esto puede liberar productos de descomposición peligrosos, incluido el cianuro de hidrógeno de la espuma de poliuretano. Los artistas a menudo usan chatarra de una variedad de fuentes. Esta práctica puede ser peligrosa debido a la posible presencia de pinturas que contienen plomo y mercurio, y a la posible presencia de metales como cadmio, cromo, níquel, etc. en los metales.

Fabricación

El metal se puede cortar, taladrar y limar con sierras, taladros, tijeras y limas para metal. Las limaduras de metal pueden irritar la piel y los ojos. Las herramientas eléctricas pueden causar descargas eléctricas. El manejo inadecuado de estas herramientas puede provocar accidentes. Se necesitan gafas para proteger los ojos de virutas y limaduras. Todo el equipo eléctrico debe estar correctamente conectado a tierra. Todas las herramientas deben manipularse y almacenarse con cuidado. El metal a fabricar debe sujetarse firmemente para evitar accidentes.

Forjando

La forja en frío utiliza martillos, mazos, yunques y herramientas similares para cambiar la forma del metal. La forja en caliente implica calentar adicionalmente el metal. La forja puede crear una gran cantidad de ruido, lo que puede causar pérdida de audición. Las pequeñas astillas de metal pueden dañar la piel o los ojos si no se toman precauciones. Las quemaduras también son un peligro con la forja en caliente. Las precauciones incluyen buenas herramientas, protección para los ojos, limpieza de rutina, ropa de trabajo adecuada, aislamiento del área de forja y uso de tapones para los oídos u orejeras.

La forja en caliente implica la quema de gas, coque u otros combustibles. Se necesita una cubierta de dosel para la ventilación para eliminar el monóxido de carbono y las posibles emisiones de hidrocarburos aromáticos policíclicos, y para reducir la acumulación de calor. Se deben usar gafas de infrarrojos para protegerse contra la radiación infrarroja.

Tratamiento de superficies

El tratamiento mecánico (perforación, repujado) se realiza con martillos, grabado con herramientas afiladas, grabado con ácidos, fotograbado con ácidos y fotoquímicos, electrochapado (chapado de una película metálica sobre otro metal) y electroformado (chapado de una película metálica sobre un objeto no metálico ) con ácidos y soluciones de cianuro y colorantes metálicos con muchos productos químicos.

La galvanoplastia y el electroformado a menudo usan sales de cianuro, cuya ingestión puede ser fatal. La mezcla accidental de ácidos y la solución de cianuro producirá gas de cianuro de hidrógeno. Esto es peligroso tanto por absorción cutánea como por inhalación; la muerte puede ocurrir en cuestión de minutos. La eliminación y el manejo de desechos de las soluciones de cianuro usadas están estrictamente regulados en muchos países. La galvanoplastia con soluciones de cianuro debe realizarse en una planta comercial; de lo contrario, utilice sustitutos que no contengan sales de cianuro u otros materiales que contengan cianuro.

Los ácidos son corrosivos y se necesita protección para la piel y los ojos. Se recomienda ventilación de extracción local con conductos resistentes a los ácidos.

El anodizado de metales como el titanio y el tántalo implica oxidarlos en el ánodo de un baño electrolítico para colorearlos. El ácido fluorhídrico se puede utilizar para la limpieza previa. Evite el uso de ácido fluorhídrico o use guantes, gafas y delantal protector.

Las pátinas utilizadas para teñir metales se pueden aplicar en frío o en caliente. Los compuestos de plomo y arsénico son muy tóxicos en cualquiera de sus formas, y otros pueden emitir gases tóxicos cuando se calientan. Las soluciones de ferricianuro de potasio emiten gas de cianuro de hidrógeno cuando se calientan, las soluciones de ácido de arsénico emiten gas de arsina y las soluciones de sulfuro emiten gas de sulfuro de hidrógeno. Se necesita muy buena ventilación para la coloración de metales (figura 2). Deben evitarse los compuestos de arsénico y el calentamiento de las soluciones de ferrocianuro de potasio.

Figura 2. Aplicación de una pátina al metal con campana extractora ranurada.

ENT060F2

ken jones

Procesos de acabado

La limpieza, el esmerilado, el limado, el pulido con chorro de arena y el pulido son algunos de los tratamientos finales para el metal. La limpieza implica el uso de ácidos (decapado). Esto implica los peligros de la manipulación de ácidos y de los gases producidos durante el proceso de decapado (como el dióxido de nitrógeno del ácido nítrico). La molienda puede resultar en la producción de polvos metálicos finos (que se pueden inhalar) y partículas voladoras pesadas (que son peligrosas para los ojos).

El arenado (chorro abrasivo) es muy peligroso, especialmente con arena real. La inhalación de polvo fino de sílice procedente del arenado puede provocar silicosis en poco tiempo. La arena debe reemplazarse con perlas de vidrio, óxido de aluminio o carburo de silicio. Las escorias de fundición deben usarse solo si el análisis químico no muestra sílice ni metales peligrosos como el arsénico o el níquel. Se necesita buena ventilación o protección respiratoria.

Pulir con abrasivos como colorete (óxido de hierro) o trípoli puede ser peligroso ya que el colorete puede estar contaminado con grandes cantidades de sílice libre y el trípoli contiene sílice. Se necesita una buena ventilación de la rueda de pulido.

Soldadura

Los peligros físicos en la soldadura incluyen el peligro de incendio, descarga eléctrica del equipo de soldadura por arco, quemaduras causadas por chispas de metal fundido y lesiones causadas por una exposición excesiva a la radiación infrarroja y ultravioleta. Las chispas de soldadura pueden viajar 40 pies.

La radiación infrarroja puede causar quemaduras y daños en los ojos. La radiación ultravioleta puede causar quemaduras solares; la exposición repetida puede provocar cáncer de piel. Los soldadores de arco eléctrico en particular están sujetos a conjuntivitis (ojo rosado) y algunos tienen daño en la córnea debido a la exposición a los rayos UV. Se necesita protección para la piel y gafas de soldadura con lentes de protección UV e IR.

Los sopletes de oxiacetileno producen monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y acetileno sin quemar, que es un intoxicante suave. El acetileno comercial contiene pequeñas cantidades de otros gases tóxicos e impurezas.

Los cilindros de gas comprimido pueden representar un riesgo tanto de explosión como de incendio. Todos los cilindros, conexiones y mangueras se deben mantener e inspeccionar cuidadosamente. Todos los cilindros de gas deben almacenarse en un lugar seco, bien ventilado y protegido de personas no autorizadas. Los cilindros de combustible deben almacenarse separados de los cilindros de oxígeno.

La soldadura por arco produce suficiente energía para convertir el nitrógeno y el oxígeno del aire en óxidos de nitrógeno y ozono, que son irritantes para los pulmones. Cuando la soldadura por arco se realiza a menos de 20 pies de los solventes desengrasantes clorados, la radiación ultravioleta puede producir gas fosgeno.

Los humos metálicos se generan por la vaporización de metales, aleaciones metálicas y los electrodos utilizados en la soldadura por arco. Los fundentes de fluoruro producen vapores de fluoruro.

La ventilación es necesaria para todos los procesos de soldadura. Si bien la ventilación por dilución puede ser adecuada para la soldadura de acero dulce, la ventilación por extracción local es necesaria para la mayoría de las operaciones de soldadura. Se deben utilizar capotas con bridas móviles o capotas con ranuras laterales. Se necesita protección respiratoria si no hay ventilación disponible.

Muchos polvos y vapores metálicos pueden causar irritación y sensibilización de la piel. Estos incluyen polvo de latón (cobre, zinc, plomo y estaño), cadmio, níquel, titanio y cromo.

Además, existen problemas con los materiales de soldadura que pueden estar recubiertos con diversas sustancias (p. ej., pintura con plomo o mercurio).

 

Atrás

Jueves, 24 Marzo 2011 15: 07

Nuevas Tecnologías en el Arte

Este artículo describe las preocupaciones básicas de salud y seguridad asociadas con el uso de láseres, esculturas de neón y computadoras en las artes. Los artistas creativos a menudo trabajan muy íntimamente con la tecnología y de manera experimental. Este escenario con demasiada frecuencia aumenta el riesgo de lesiones. Las principales preocupaciones son la protección de los ojos y la piel, la reducción de las posibilidades de descarga eléctrica y la prevención de la exposición a productos químicos tóxicos.

Láseres

La radiación láser puede ser peligrosa para los ojos y la piel de los artistas y el público, tanto por visualización directa como por reflexión. El grado de lesión del láser es una función de la potencia. Los láseres de mayor potencia tienen más probabilidades de causar lesiones graves y reflejos más peligrosos. Los láseres están clasificados y etiquetados por su fabricante en las clases I a IV. Los láseres de Clase I no presentan peligro de radiación láser y los de Clase IV son muy peligrosos.

Los artistas han utilizado todas las clases de láser en su trabajo y la mayoría utiliza longitudes de onda visibles. Además de los controles de seguridad necesarios para cualquier sistema láser, las aplicaciones artísticas requieren consideraciones especiales.

En las exhibiciones de láser, es importante aislar a la audiencia del contacto directo del haz y la radiación dispersa, utilizando recintos de plástico o vidrio y topes de haz opacos. Para los planetarios y otros espectáculos de luces en interiores, es fundamental mantener el haz directo o la radiación láser reflejada en niveles de Clase I donde la audiencia está expuesta. Los niveles de radiación láser de clase III o IV deben mantenerse a distancias seguras de los artistas y el público. Las distancias típicas son de 3 m cuando un operador controla el láser y de 6 m sin el control continuo del operador. Se necesitan procedimientos escritos para configurar, alinear y probar los láseres de clase III y IV. Los controles de seguridad requeridos incluyen una advertencia antes de energizar estos láseres, controles clave, enclavamientos de seguridad a prueba de fallas y botones de reinicio manual para láseres de Clase IV. Para los láseres de clase IV, se deben usar gafas protectoras para láser adecuadas.

Las pantallas de arte con láser de barrido que se utilizan a menudo en las artes escénicas utilizan haces que se mueven rápidamente y que, por lo general, son más seguros, ya que la duración del contacto involuntario de los ojos o la piel con el haz es breve. Aún así, los operadores deben emplear medidas de seguridad para garantizar que no se excedan los límites de exposición si falla el equipo de escaneo. Las pantallas exteriores no pueden permitir que las aeronaves vuelen a través de niveles de haz peligrosos, o la iluminación con niveles de radiación superiores a la Clase I de edificios altos o personal en equipos de gran alcance.

La holografía es el proceso de producir una fotografía tridimensional de un objeto utilizando láseres. La mayoría de las imágenes se muestran fuera del eje del rayo láser y, por lo general, la visualización dentro del rayo no representa un peligro. Una vitrina transparente alrededor del holograma puede ayudar a reducir las posibilidades de lesiones. Algunos artistas crean imágenes permanentes a partir de sus hologramas, y muchos productos químicos utilizados en el proceso de desarrollo son tóxicos y deben gestionarse para la prevención de accidentes. Estos incluyen ácido pirogálico, álcalis, ácidos sulfúrico y bromhídrico, bromo, parabenzoquinona y sales de dicromato. Hay sustitutos más seguros disponibles para la mayoría de estos productos químicos.

Los láseres también tienen serios peligros no radiológicos. La mayoría de los láseres de nivel de rendimiento utilizan altos voltajes y amperaje, lo que crea riesgos significativos de electrocución, particularmente durante las etapas de diseño y mantenimiento. Los láseres de colorante utilizan productos químicos tóxicos para el medio láser activo, y los láseres de alta potencia pueden generar aerosoles tóxicos, especialmente cuando el rayo incide en un objetivo.

Arte de neón

El arte de neón utiliza tubos de neón para producir esculturas iluminadas. La señalización de neón para publicidad es una aplicación. La producción de una escultura de neón implica doblar el vidrio emplomado a la forma deseada, bombardear el tubo de vidrio al vacío con un alto voltaje para eliminar las impurezas del tubo de vidrio y agregar pequeñas cantidades de gas neón o mercurio. Se aplica un alto voltaje a través de electrodos sellados en cada extremo del tubo para generar el efecto luminoso al excitar los gases atrapados en el tubo. Para obtener una gama más amplia de colores, el tubo de vidrio se puede recubrir con fósforos fluorescentes, que convierten la radiación ultravioleta del mercurio o el neón en luz visible. Los altos voltajes se logran mediante el uso de transformadores elevadores.

Las descargas eléctricas son una amenaza principalmente cuando la escultura está conectada a su transformador de bombardeo para eliminar las impurezas del tubo de vidrio, oa su fuente de energía eléctrica para probarla o exhibirla (figura 1). La corriente eléctrica que pasa a través del tubo de vidrio también provoca la emisión de luz ultravioleta que, a su vez, interactúa con el vidrio cubierto de fósforo para formar colores. Parte de la radiación ultravioleta cercana (UVA) puede atravesar el vidrio y presentar un peligro para los ojos de las personas cercanas; por lo tanto, se deben usar anteojos que bloqueen los rayos UVA.

Figura 1. Fabricación de esculturas de neón que muestra a un artista detrás de una barrera protectora.

ENT070F1

Fred Tschida

Algunos fósforos que recubren el tubo de neón son potencialmente tóxicos (p. ej., compuestos de cadmio). A veces se agrega mercurio al gas neón para crear un color azul particularmente vivo. El mercurio es altamente tóxico por inhalación y es volátil a temperatura ambiente.

El mercurio debe agregarse al tubo de neón con sumo cuidado y almacenarse en recipientes sellados irrompibles. El artista debe usar bandejas para contener los derrames y debe haber disponibles kits de derrames de mercurio. El mercurio no debe aspirarse, ya que esto puede dispersar una neblina de mercurio a través del escape de la aspiradora.

Arte De Computadora

Las computadoras se usan en el arte para una variedad de propósitos, que incluyen pintar, mostrar imágenes fotográficas escaneadas, producir gráficos para impresión y televisión (p. ej., créditos en pantalla) y para una variedad de efectos animados y otros efectos especiales para películas y televisión. Este último es un uso en rápida expansión del arte por computadora. Esto puede provocar problemas ergonómicos, generalmente debido a tareas repetitivas y componentes dispuestos de manera incómoda. Las quejas predominantes son molestias en las muñecas, brazos, hombros y cuello, y problemas de visión. La mayoría de las quejas son de naturaleza menor, pero es posible que haya lesiones incapacitantes como la tendinitis crónica o el síndrome del túnel carpiano.

Crear con computadoras a menudo implica largos períodos manipulando el teclado o el mouse, diseñando o ajustando el producto. Es importante que los usuarios de computadoras se tomen un descanso de la pantalla periódicamente. Los descansos cortos y frecuentes son más efectivos que los descansos largos cada dos horas.

En cuanto a la correcta disposición de los componentes y del usuario, las soluciones de diseño para la correcta postura y el confort visual son la clave. Los componentes de la estación de trabajo de la computadora deben ser fáciles de ajustar para la variedad de tareas y personas involucradas.

La fatiga visual se puede prevenir tomando descansos visuales periódicos, evitando el deslumbramiento y el reflejo y colocando la parte superior del monitor a la altura de los ojos. Los problemas de visión también se pueden evitar si el monitor tiene una frecuencia de actualización de 70 Hz, de modo que se reduce el parpadeo de la imagen.

Muchos tipos de efectos de radiación son posibles. Las emisiones de radiación ultravioleta, visible, infrarroja, de radiofrecuencia y de microondas del hardware de la computadora generalmente están en o por debajo de los niveles de fondo normales. Los posibles efectos sobre la salud de las ondas de baja frecuencia de los circuitos eléctricos y los componentes electrónicos no se comprenden bien. Sin embargo, hasta la fecha, ninguna evidencia sólida identifica un riesgo para la salud por la exposición a los campos electromagnéticos asociados con los monitores de computadora. Los monitores de computadora no emiten niveles peligrosos de rayos x.

 

Atrás

Jueves, 24 Marzo 2011 15: 10

Artesanía en fibras y textiles

Los artistas contemporáneos de fibras o textiles utilizan una amplia gama de procesos, como el tejido, la costura, la fabricación de papel, el trabajo del cuero, etc. Estos pueden hacerse a mano o con la ayuda de máquinas (ver tabla 1). También pueden usar muchos procesos para preparar fibras o textiles terminados, como cardado, hilado, teñido, acabado y blanqueo (ver tabla 2). Finalmente, las fibras o los textiles pueden pintarse, serigrafiarse, tratarse con productos químicos fotográficos, chamuscarse o modificarse de otro modo. Consulte los artículos separados en este capítulo que describen estas técnicas.

Tabla 1. Descripción de las artesanías en fibras y textiles.

Proceso

Descripción

Cestería

La cestería es la elaboración de cestos, bolsos, esteras, etc., mediante técnicas de tejido, trenzado y enrollado a mano utilizando materiales como el junco, la caña y la fibra de sisal. A menudo se usan cuchillos y tijeras, y las canastas enrolladas a menudo se cosen juntas.

batik

El batik implica la creación de patrones de tinte en la tela mediante la aplicación de cera fundida a la tela con un djanting para formar una resistencia, teñir la tela y quitar la cera con solventes o planchar entre papel de periódico.

Ganchillo

Hacer ganchillo es similar a tejer, excepto que se usa un gancho para colocar hilos en la tela.

Bordado

El embellecimiento de una tela, cuero, papel u otros materiales mediante la costura de diseños trabajados en hilo con una aguja. Quilting entra en esta categoría.

Tejido de punto

Tejer es el arte de formar una tela entrelazando hilo en una serie de bucles conectados usando agujas largas de mano o mecanizadas.

Fabricación de encajes

La elaboración de encajes implica la producción de calados ornamentales de hilos que se han torcido, enrollado y entrelazado para formar patrones. Esto puede implicar costuras a mano muy finas e intrincadas.

Peletería

Las artesanías en cuero involucran dos pasos básicos: cortar, tallar, coser y otros procesos físicos; y cementado, teñido y acabado del cuero. El primero puede involucrar una variedad de herramientas. Esto último puede implicar el uso de disolventes, tintes, lacas y similares. Para curtidos, véase el capítulo Cueros, pieles y calzado.

Macramé

El macramé es el anudado ornamental de hilo en bolsas, tapices de pared o materiales similares.

Fabricación de papel

La fabricación de papel implica preparar la pulpa y luego hacer el papel. Se puede utilizar una variedad de plantas, madera, verduras, trapos de papel usados, etc. Las fibras deben separarse, a menudo hirviéndolas en álcali. Las fibras se lavan y se colocan en una batidora para completar la preparación de la pulpa. Luego, el papel se fabrica atrapando la pulpa en una malla de alambre o tela, y se deja secar al aire o se presiona entre capas de fieltro. El papel se puede tratar con colas, tintes, pigmentos y otros materiales.

Serigrafía

Ver “Dibujo, Pintura y Grabado”.

Tejido

El tejido utiliza una máquina llamada telar para combinar dos juegos de hilo, la urdimbre y la trama, para producir tela. La urdimbre se enrolla en carretes grandes, llamados vigas, que corren a lo largo del telar. Los hilos de urdimbre se enhebran a través del telar para formar hilos verticales paralelos. La trama se alimenta desde el lateral del telar mediante bobinas. La lanzadera del telar transporta los hilos de trama a través del telar horizontalmente por debajo y por encima de los hilos de urdimbre alternos. Se utiliza un apresto de almidón para evitar que los hilos de urdimbre se rompan durante el tejido. Hay muchos tipos de telares, tanto manuales como mecánicos.

 

Tabla 2. Descripción de procesos de fibras y textiles.

Procesos      

Descripción

Cardadura

Proceso de limpieza y alisado de fibras en líneas paralelas peinándolas (a mano o con maquinaria especial) y retorciendo las fibras en forma de cuerda. Este proceso puede generar grandes cantidades de polvo.

Hilado

Se utiliza una rueda giratoria accionada por pedal para hacer girar el huso, que combina varias fibras en un hilo alargado y retorcido.

Máquinas de acabado

La tela tejida se puede chamuscar para eliminar los pelos que sobresalen, quitarle el apresto con enzimas y fregarla hirviéndola en álcali para eliminar las grasas y las ceras.

Tintura

El hilo o la tela se pueden teñir usando una variedad de tipos de tintes (naturales, directos, ácidos, básicos, dispersos, reactivos con fibras y más) dependiendo del tipo de tela. Muchos procesos de teñido implican calentar el baño de tinte hasta casi hervir. Se pueden utilizar muchos auxiliares de tintura, incluidos ácidos, álcalis, sal, hidrosulfito de sodio y, en el caso de tintes naturales, mordientes como urea, dicromato de amonio, amoníaco, sulfato de cobre y sulfato ferroso. Los tintes generalmente se compran en forma de polvo. Algunos tintes pueden contener disolventes.

Blanqueamiento

Las telas se pueden blanquear con blanqueadores de cloro para eliminar el color.

 

Ningún material está fuera del alcance de los artistas, que pueden utilizar cualquiera de los miles de materiales animales, vegetales o sintéticos en su trabajo. Recolectan materiales como malezas, enredaderas o pelo de animales del exterior, o compran productos de proveedores que pueden haberlos alterado tratándolos con aceites, fragancias, tintes, pinturas o pesticidas (p. ej., veneno para ratas en cordeles o cuerdas destinados a usos agrícolas). usar). También se utilizan materiales animales o vegetales importados que han sido procesados ​​para eliminar insectos portadores de enfermedades, esporas u hongos. Trapos viejos, huesos, plumas, madera, plásticos o vidrio son, entre muchos otros materiales, los que se incorporan en las artesanías de fibra.

Fuentes potenciales de peligros para la salud en las artes de la fibra

Productos químicos

Los riesgos para la salud en las artes textiles o de fibras, como en cualquier lugar de trabajo, incluyen contaminantes del aire tales como polvos, gases, humos y vapores que son inherentes a los materiales o se producen en el proceso de trabajo, y que pueden inhalarse o afectar la piel. Además de los peligros químicos de los tintes, pinturas, ácidos, álcalis, agentes antipolillas, etc., las fibras o los materiales textiles pueden estar contaminados con materiales biológicos que pueden causar enfermedades.

Polvos vegetales

Los trabajadores muy expuestos a polvos de algodón crudo, sisal, yute y otras fibras vegetales en lugares de trabajo industriales han desarrollado varios problemas pulmonares crónicos como el “pulmón pardo” (bissinosis), que comienza con opresión en el pecho y dificultad para respirar, y puede ser incapacitante después muchos años. La exposición a polvos vegetales en general puede causar irritación pulmonar u otros efectos como asma, fiebre del heno, bronquitis y enfisema. Otros materiales asociados a las fibras vegetales, como mohos, hongos, aprestos y colorantes, también pueden provocar reacciones alérgicas o de otro tipo.

Polvos de animales

Los productos animales utilizados por los artesanos de la fibra, como lana, pelo, pieles y plumas, pueden estar contaminados con bacterias, mohos, piojos o ácaros que son capaces de causar fiebre “Q”, sarna, síntomas respiratorios, erupciones en la piel, ántrax, alergias, etc. , si no se tratan o fumigan antes de su uso. Se han producido casos fatales de ántrax por inhalación en tejedores artesanales, incluida la muerte en 1976 de un tejedor de California.

Materiales sintéticos

Los efectos de los polvos de poliéster, nailon, acrílico, rayón y acetatos no son bien conocidos. Algunas fibras plásticas pueden liberar gases o componentes o residuos que quedan en el tejido después del procesamiento, como es el caso del formaldehído que liberan los poliésteres o los tejidos de planchado permanente. Las personas sensibles informaron reacciones alérgicas en habitaciones o tiendas donde estos materiales estaban presentes, y algunos desarrollaron erupciones en la piel después de usar ropa de estas telas, incluso después de lavados repetidos.

Calentar, quemar o alterar químicamente los materiales sintéticos puede liberar gases o vapores potencialmente peligrosos.

Efectos físicos del trabajo con fibras y textiles

Las características físicas de los materiales pueden afectar al usuario. Los materiales ásperos, espinosos o abrasivos pueden cortar o raspar la piel. Las fibras de vidrio, las hierbas rígidas o el ratán pueden penetrar la piel y causar infecciones o erupciones.

Gran parte del trabajo con fibras o telas se realiza mientras el trabajador está sentado durante períodos prolongados e implica movimientos repetitivos de brazos, muñecas, manos y dedos y, a menudo, de todo el cuerpo. Esto puede producir dolor y eventuales lesiones por esfuerzos repetitivos. Los tejedores, por ejemplo, pueden desarrollar problemas de espalda, síndrome del túnel carpiano, deformación del esqueleto por tejer en cuclillas en tipos de telares más antiguos (particularmente en niños pequeños), trastornos de manos y dedos (p. ej., articulaciones inflamadas, artritis, neuralgia) por enhebrar y atar nudos, y vista cansada por poca iluminación (figura 1). Muchos de los mismos problemas pueden ocurrir en otras artesanías de fibra que implican coser, hacer nudos, tejer, etc. Las artesanías de costura también pueden implicar peligros de pinchazos de aguja.

Figura 1. Tejiendo con telar manual.

ENT080F1

El levantamiento de grandes pantallas de fabricación de papel que contienen pulpa saturada de agua puede causar posibles lesiones en la espalda debido al peso del agua y la pulpa.

Precauciones

Como con todo trabajo, los efectos adversos dependen de la cantidad de tiempo dedicado a trabajar en un proyecto cada día, la cantidad de días de trabajo, semanas o años, la cantidad de trabajo y la naturaleza del lugar de trabajo, y el tipo de trabajo en sí. Otros factores como la ventilación y la iluminación también afectan la salud del artista o artesano. Pasar una o dos horas a la semana en un telar en un ambiente polvoriento puede no afectar seriamente a una persona, a menos que esa persona sea muy alérgica al polvo, pero un período prolongado de trabajo en el mismo ambiente durante meses o años puede provocar algunos efectos en la salud. . Sin embargo, incluso un episodio de levantar un objeto pesado sin entrenamiento puede causar lesiones en la columna.

Generalmente, para trabajos prolongados o regulares en arte de fibra o textiles:

  • Obtener y utilizar únicamente materiales animales o vegetales tratados o fumigados. Otros materiales deben limpiarse o lavarse y almacenarse en recipientes cerrados para minimizar el polvo.
  • Trapee húmedo o limpie las superficies del área de trabajo con frecuencia.
  • En muchos países, los fabricantes deben proporcionar información que describa los aspectos peligrosos de los productos químicos, como tintes, adhesivos, pinturas o solventes en cualquier producto comprado, como la Hoja de datos de seguridad del material (MSDS) del fabricante. Solicite dicha información.
  • Evite comer, beber o fumar en el área de trabajo.
  • Tome períodos frecuentes de descanso y ejercicio cuando el trabajo implique movimientos repetitivos.
  • Modifique los procesos de trabajo para reducir la necesidad de levantar o esforzar demasiado. Por ejemplo, en la fabricación de papel, use pantallas más pequeñas o haga que otra persona ayude a levantar la pantalla con la pulpa.
  • Use ventilación de escape para el uso regular o prolongado de materiales polvorientos, pintura en aerosol, calentamiento de cera o trabajo con materiales que contengan solventes, como pinturas a base de aceite o marcadores de tinta permanente.
  • Evite hervir ácidos y álcalis si es posible. Use guantes, gafas protectoras, pantalla facial y delantal protector.
  • Recuerde que los polvos, gases y vapores viajan a través de los edificios y pueden afectar a otros presentes, particularmente a bebés, niños, ancianos y enfermos crónicos.
  • Consulte a un higienista industrial o a un profesional de la seguridad y la salud cuando planifique un taller de producción.

 

Atrás

Jueves, 24 Marzo 2011 15: 15

Cerámicas

La vajilla, la escultura, los azulejos decorativos, las muñecas y otros artículos de cerámica o arcilla se fabrican en talleres y talleres profesionales grandes y pequeños, aulas de escuelas públicas, universidades y escuelas de oficios, y en los hogares como pasatiempo o industria artesanal. Los métodos se pueden dividir en cerámica y alfarería, aunque la terminología puede variar en diferentes países. En cerámica, los objetos se fabrican mediante fundición en barbotina: se vierte una mezcla de agua, arcilla y otros ingredientes en un molde. Los objetos de arcilla se retiran del molde, se recortan y se cuecen en un horno. Algunos artículos (artículos de bisque) se venden después de esta etapa. Otros tipos están decorados con esmaltes que son mezclas de sílice y otras sustancias que forman una superficie de vidrio. En la alfarería, los objetos se forman a partir de arcilla plástica, generalmente a mano o con un torno, después de lo cual se secan y se cuecen en un horno. A continuación, los objetos se pueden glasear. Por lo general, las cerámicas fundidas en barbotina se esmaltan con pinturas para porcelana, que se producen comercialmente en forma preempacada seca o líquida (figura 1). Los alfareros pueden esmaltar su cerámica con estos esmaltes comerciales o con esmaltes que ellos mismos elaboran. Se producen todo tipo de artículos, desde terracota y loza, que se cuecen a bajas temperaturas, hasta gres y porcelana, que se cuecen a altas temperaturas.

Figura 1. Decorando una maceta con pinturas chinas.

ENT090F1

Materiales de arcilla y esmalte

Todas las arcillas y esmaltes son mezclas de sílice, aluminio y minerales metálicos. Estos ingredientes generalmente contienen cantidades significativas de partículas de tamaño respirable, como las que se encuentran en la harina de sílice y las arcillas de bolas. Los cuerpos de arcilla y los vidriados se componen esencialmente de los mismos tipos de minerales (consulte la tabla 1, pero los vidriados están formulados para fundirse a temperaturas más bajas (tienen más fundente) que los cuerpos sobre los que se aplican. El plomo es un fundente común. Minerales de plomo en bruto tales como la galena y los óxidos de plomo derivados de la quema de placas de baterías de automóviles y otros desechos se utilizan como fundentes y han envenenado a alfareros y sus familias en algunos países en desarrollo. han sido mezclados y precocidos en fritas en polvo. Los esmaltes están formulados para madurar en cocción de oxidación o reducción (ver más abajo) y pueden contener compuestos metálicos como colorantes. El plomo, el cadmio, el bario y otros metales pueden filtrarse en los alimentos cuando se esmaltan artículos de cerámica. son usados.

Tabla 1. Ingredientes de pastas y esmaltes cerámicos.

Constituyentes básicos

 

 

Arcillas (silicatos de hidroaluminio)

Alúmina

Silica

Caolines y otras arcillas blancas

Arcillas rojas ricas en hierro

Arcillas refractarias

arcillas de bolas

Bentonita

Óxido de aluminio, corindón, la fuente habitual en los esmaltes es de arcillas y feldespatos.

Cuarzo de pedernal, arena, tierra de diatomeas; cristobalita de sílice calcinada o minerales de sílice cocidos

Otros ingredientes y algunas fuentes minerales

fundentes

opacificantes

colorantes

Sodio, potasio, plomo, magnesio, litio, bario, boro, calcio, estroncio, bismuto

Estaño, zinc, antimonio, circonio, titanio, flúor, cerio, arsénico

Cobalto, cobre, cromo, hierro, manganeso, cadmio, vanadio, níquel, uranio

Las fuentes incluyen óxidos y carbonatos de los metales anteriores, feldespatos, talco, nefelina sienita, bórax, colemanita, merlán, fritas de plomo, silicatos de plomo

Las fuentes incluyen óxidos y carbonatos de los metales anteriores, espato flúor de criolita, rutilo, silicato de circonio

Las fuentes incluyen óxidos, carbonatos y sulfatos de los metales anteriores, cromatos, espinelas y otros complejos metálicos.

 

Otros tratamientos superficiales especiales incluyen vidriados de brillo metálico que contienen aceites pegajosos y solventes como cloroformo, efectos iridiscentes obtenidos al humear sales metálicas (generalmente cloruros de estaño, hierro, titanio o vanadio) sobre las superficies durante la cocción, y nuevas pinturas que contienen resinas plásticas y solventes, que parecen esmaltes cerámicos cocidos cuando se secan. Los cuerpos de arcilla de textura especial pueden incluir rellenos como vermiculita, perlita y grog (ladrillo refractario molido).

La exposición a los ingredientes de la arcilla y el vidriado se produce durante la mezcla, el lijado y la aplicación de vidriados por aspersión, y cuando se muelen o astillan imperfecciones del vidriado cocido de la parte inferior de la cerámica o de los estantes del horno (figura 2). La limpieza de los estantes del horno expone a los trabajadores a pedernal, caolín y otros ingredientes para el lavado del horno. El polvo de sílice del lavado de horno cocido o bisque es más peligroso porque está en forma de cristobalita. Los peligros incluyen: silicosis y otras neumoconiosis por inhalación de minerales como sílice, caolín, talco y amianto anfíbol fibroso en algunos talcos; toxicidad por exposición a metales como plomo, bario y litio; dermatitis por metales sensibilizantes como cromo, níquel y cobalto; trastornos traumáticos acumulativos como el síndrome del túnel carpiano ("pulgar de alfarero") por tirar la rueda; lesiones en la espalda por cavar arcilla, levantar sacos de 100 libras de minerales a granel o acuñar (trabajar la arcilla a mano para eliminar las burbujas de aire); resbalones y caídas en pisos mojados; descargas eléctricas de tornos de alfarería y otros equipos utilizados en áreas húmedas; alergias a mohos en arcilla; infecciones fúngicas y bacterianas de lechos ungueales y piel; y accidentes con mezcladores de arcilla, molinos pug, blungers, rodillos de losas y similares.

Figura 2. Exposición a polvos de arcilla y esmalte mientras se lija a mano una maceta.

ENT090F3

henry dunmore

Precauciones: prohibir la quema de plomo a cielo abierto; utilizar sustitutos del plomo en bruto, fritas de plomo, cadmio y materiales que contengan amianto; aislar el trabajo del ámbito familiar y de los niños; practicar la limpieza y la higiene; controlar el polvo; use ventilación de extracción local para la pulverización de esmalte y los procesos polvorientos (figura 3); use protección respiratoria; trabajar con períodos de descanso adecuados; levantar con seguridad; máquinas de guardia; y use interruptores de falla a tierra en las ruedas y todos los demás equipos eléctricos.

Figura 3. Ventilación de escape local para mezcla de arcilla.

ENT090F2

Michael McCann

Cocción en horno

Los hornos varían desde el tamaño de un vagón de ferrocarril hasta unas pocas pulgadas cúbicas para cocer mosaicos y miniaturas de prueba. Se calientan con electricidad o combustibles como gas, petróleo o madera. Los hornos eléctricos producen artículos cocidos principalmente en atmósferas oxidantes. La cocción de reducción se logra ajustando las proporciones de combustible/aire en los hornos alimentados con combustible para crear atmósferas químicamente reductoras. Los métodos de cocción incluyen cocción con sal, raku (colocar ollas al rojo vivo en materia orgánica, como heno húmedo, para producir un cuerpo de arcilla reducido y ahumado), hornos trepadores (hornos de leña o carbón con muchas cámaras construidos en las laderas), cocción con aserrín (hornos llenos apretados con ollas y aserrín) y fuego a cielo abierto con muchos combustibles, como hierba, madera y estiércol.

Los hornos primitivos alimentados con combustible están mal aislados porque generalmente están hechos de arcilla cocida, ladrillo o barro. Dichos hornos pueden quemar grandes cantidades de madera y pueden contribuir a la escasez de combustible en los países en desarrollo. Los hornos comerciales están aislados con ladrillo refractario, refractario moldeable o fibra cerámica. El aislamiento de asbesto todavía se encuentra en hornos más antiguos. La fibra cerámica refractaria tiene un uso muy amplio en hornos industriales y de aficionados. Hay incluso pequeños hornos de fibra que se calientan colocándolos en hornos de microondas en la cocina del hogar.

Las emisiones del horno incluyen productos de combustión de combustibles y de materia orgánica que contamina minerales de arcilla y esmalte, óxidos de azufre, flúor y cloro de minerales como la criolita y la sodalita, y vapores metálicos. La cocción con sal emite ácido clorhídrico. Las emisiones son especialmente peligrosas cuando se queman combustibles como madera pintada o tratada y aceites usados. Los peligros incluyen: irritación respiratoria o sensibilización por aldehídos, óxidos de azufre, halógenos y otras emisiones; asfixia por monóxido de carbono; cáncer por inhalación de amianto o fibra cerámica; daños en los ojos por radiación infrarroja de hornos calientes incandescentes; y lesiones térmicas y quemaduras.

Precauciones: utilice combustibles de combustión limpia; diseñar hornos eficientes en combustible y bien aislados; sustitución del ladrillo refractario por amianto o fibra cerámica; encapsular o eliminar el aislamiento de fibra existente; hornos interiores ventilados localmente; ubicar los hornos en áreas libres de materiales combustibles; equipar los hornos eléctricos con dos cierres automáticos; use gafas y guantes que bloqueen los rayos infrarrojos cuando manipule objetos calientes.

 

Atrás

Jueves, 24 Marzo 2011 15: 22

Tratamiento de la madera

La carpintería se practica como una forma de arte y un oficio utilitario en todo el mundo. Incluye la escultura en madera, la fabricación de muebles y ebanistería (figura 1), la fabricación de instrumentos musicales, etc. Las técnicas incluyen tallado (figura 2), laminado, unión, aserrado, lijado, remoción de pintura, pintura y acabado. La carpintería utiliza una gran cantidad de diferentes tipos de maderas duras y blandas, incluidas muchas maderas tropicales exóticas, madera contrachapada y tableros compuestos y, a veces, maderas tratadas con pesticidas y conservantes de madera.

Figura 1. Fabricación de muebles.

ENT100F3

Figura 2. Tallado de madera con herramientas manuales.

ENT100F1

Peligros y precauciones

Bosque

Muchas maderas son peligrosas, especialmente las maderas duras tropicales. Los tipos de reacciones pueden incluir alergias en la piel e irritación por la savia, el polvo de madera o, a veces, la madera, así como conjuntivitis, alergias respiratorias, neumonía por hipersensibilidad y reacciones tóxicas. La inhalación de polvo de madera dura está asociada con un tipo particular de cáncer nasal y de los senos nasales (adenocarcinoma). Ver el capítulo Industria de carpintería.

Las precauciones incluyen evitar el uso de maderas sensibilizantes para personas con antecedentes de alergias o para objetos en los que las personas estarían en contacto frecuente con la madera, y controlar los niveles de polvo mediante el uso de ventilación de extracción local o el uso de un respirador para polvo tóxico. Al manipular maderas que pueden causar irritación o alergias en la piel, el artista debe usar guantes o aplicar una crema protectora. Las manos deben lavarse cuidadosamente después del trabajo.

Contrachapados y tableros de composición

La madera contrachapada y los tableros compuestos (p. ej., tableros de partículas) se fabrican pegando láminas delgadas de madera, o aserrín y virutas de madera, junto con colas de urea-formaldehído o colas de fenol-formaldehído. Estos materiales pueden emitir formaldehído sin reaccionar durante algunos años después de la fabricación, y los tableros compuestos emiten más formaldehído. Calentar estos materiales o mecanizarlos puede causar la descomposición del pegamento para liberar formaldehído. El formaldehído es un irritante para la piel, los ojos y las vías respiratorias y un fuerte sensibilizador, y un probable carcinógeno humano.

Las precauciones incluyen el uso de productos con bajo contenido de formaldehído siempre que sea posible, no almacenar grandes cantidades de madera contrachapada o tableros compuestos en el taller y usar colectores de polvo conectados a máquinas para trabajar la madera que tengan escape al exterior.

Conservantes de madera y otros tratamientos

Los pesticidas y conservantes a menudo se aplican a la madera cuando se está cortando, procesando o transportando. El pentaclorofenol y sus sales, la creosota y el arseniato de cobre cromado (CCA) han sido prohibidos para la venta en los Estados Unidos como conservantes de la madera debido a su posible carcinogenicidad y peligros para la reproducción. Sin embargo, todavía se pueden encontrar en maderas más viejas, y el arseniato de cobre cromado todavía se permite como tratamiento comercial (p. ej., madera “verde”, equipo de juegos y otros usos al aire libre). Se puede usar una variedad de otros productos químicos en el tratamiento de la madera, incluidos los retardadores de fuego y los blanqueadores.

Las precauciones incluyen no manipular maderas que hayan sido tratadas con pentaclorofenol o creosota, usar ventilación de extracción local cuando se mecanice madera tratada con CCA o usar un respirador con filtros de alta eficiencia. La madera que ha sido tratada con creosota, pentaclorofenol o arseniato de cobre cromado no debe quemarse.

Tallado y mecanizado de madera

Las maderas se pueden tallar a mano con cinceles, escofinas, sierras manuales, papel de lija y similares, o se pueden mecanizar con sierras eléctricas, lijadoras y otras máquinas para trabajar la madera. Los peligros incluyen la exposición a polvo de madera, niveles de ruido excesivos de las máquinas para trabajar la madera, accidentes por el uso de herramientas y máquinas, descargas eléctricas o incendios por cableado defectuoso e incendios de leña. Las herramientas que vibran, por ejemplo, las motosierras, pueden causar “dedos blancos” (fenómeno de Raynaud), lo que implica entumecimiento de los dedos y las manos.

Las precauciones incluyen equipar las máquinas para trabajar la madera con colectores de polvo (figura 3) y protectores de máquinas, limpiar el aserrín para evitar riesgos de incendio, usar gafas protectoras (y, a veces, protectores faciales) y reducir el ruido. Usar la máquina apropiada para la operación deseada y reparar inmediatamente las máquinas defectuosas; mantener las herramientas manuales afiladas y usarlas de manera segura; mantener todo el equipo eléctrico y el cableado en buen estado y evitar los cables de extensión con los que se puede tropezar; otras precauciones son no usar corbatas, cabello largo suelto, mangas sueltas u otros elementos que puedan engancharse en la maquinaria.

Figura 3. Máquinas para trabajar la madera con colector de polvo.

ENT100F2

Michael McCann

Pegado de madera

Se utiliza una variedad de colas para laminar y unir madera, incluidos adhesivos de contacto, cola de caseína, colas epoxi, colas de resina de formaldehído, colas para pieles, cola blanca (emulsión de acetato de polivinilo) y las colas “instantáneas” de cianoacrilato. Muchos de estos contienen solventes tóxicos u otros productos químicos, y pueden ser peligrosos para la piel, los ojos y las vías respiratorias.

Las precauciones incluyen evitar los pegamentos de resina de formaldehído; usar colas a base de agua en lugar de colas de tipo solvente; usar guantes o cremas protectoras al usar pegamentos epoxi, adhesivos a base de solventes o pegamentos de resina de formaldehído; y tener buena ventilación cuando se utilizan colas epoxi, colas de cianoacrilato y colas en base solvente. Deben evitarse las fuentes de ignición cuando se utilizan disolventes inflamables.

Pintura y acabado

La madera se puede pintar con la mayoría de los tipos de pintura; se puede teñir, lacar o barnizar; y se puede tratar con linaza u otros tipos de aceite. Otros materiales que se utilizan en el acabado de la madera incluyen lacas, revestimientos de poliuretano y ceras. Muchos materiales son rociados. Algunos carpinteros mezclan sus propias pinturas con pigmentos secos. Los peligros incluyen la inhalación de polvo de pigmento tóxico (especialmente pigmentos de cromato de plomo), peligros para la piel y la inhalación de solventes, peligros de incendio de solventes inflamables y combustión espontánea de trapos empapados con aceite o trementina.

Las precauciones incluyen el uso de pinturas preparadas en lugar de mezclar las suyas propias; evitar comer, beber o fumar en el área de trabajo; usar pinturas a base de agua en lugar de pinturas a base de solventes; y colocando trapos empapados de aceite y solvente en botes de desechos aceitosos con cierre automático, o incluso en un cubo de agua.

Las precauciones con los solventes incluyen el uso de guantes y gafas protectoras, además de tener una ventilación adecuada; hacer la operación afuera; o usar un respirador con cartuchos de vapor orgánico. Los materiales deben aplicarse con brocha siempre que sea posible, para evitar los peligros de la pulverización. Rociar acabados dentro de una cabina de rociado a prueba de explosiones, o usar un respirador con cartuchos de vapor orgánico y filtros de rociado; Evitar las llamas abiertas, los cigarrillos encendidos y otras fuentes de ignición (p. ej., luces piloto encendidas) en el área cuando se aplican acabados inflamables o cuando se rocía, son otras precauciones que se deben tomar.

decapado de pintura

El decapado de pinturas y barnices viejos de la madera y los muebles se realiza con quitapinturas y barnices que contienen una amplia variedad de disolventes tóxicos y, a menudo, inflamables. Los decapantes de pintura “no inflamables” contienen cloruro de metileno. La soda cáustica (hidróxido de sodio), los ácidos, los sopletes y las pistolas de calor también se utilizan para eliminar la pintura vieja. Las manchas viejas en la madera a menudo se eliminan con blanqueadores, que pueden contener álcalis corrosivos y ácido oxálico, peróxido de hidrógeno o hipoclorito. Las pistolas de aire caliente y los sopletes pueden vaporizar la pintura, lo que posiblemente cause envenenamiento por plomo con pintura a base de plomo, y son un peligro de incendio.

Consulte la sección anterior para conocer las precauciones con los decapantes de pintura a base de solventes. Se deben usar guantes y gafas protectoras al manipular sosa cáustica, blanqueadores de ácido oxálico o blanqueadores de tipo cloro. Debe haber disponible una fuente de lavado de ojos y una ducha de emergencia. Evite el uso de sopletes o pistolas de aire caliente para eliminar la pintura que contiene plomo.

 

Atrás

Jueves, 24 Marzo 2011 15: 29

Bisuteria

La fabricación de joyas puede incluir trabajar con una variedad de materiales, como piedras preciosas y semipreciosas, piedras sintéticas, conchas, coral, perlas, metales preciosos, esmaltes metálicos y materiales más nuevos, como resinas epoxi y polímeros de vinilo. Estos se pueden usar para hacer anillos, aretes, collares, colgantes y una variedad de otros artículos decorativos personales. Los talleres de fabricación de joyas varían en tamaño y se pueden adoptar diferentes procesos de fabricación. Así, los riesgos para la salud pueden variar de un taller a otro.

Procesos, Peligros y Precauciones

Piedras preciosas y engastes

Gran parte de la fabricación de joyas implica el engaste de piedras preciosas en bases de metales preciosos o aleaciones de metales preciosos. Las piedras se cortan inicialmente en los tamaños deseados y luego se pulen. Los metales básicos se moldean, luego se muelen y se pulen. Tradicionalmente, los engastes metálicos se realizaban mediante molduras de “inyección”. Las aleaciones de bajo punto de fusión, incluidas las aleaciones de cadmio y mercurio, también se han utilizado para la fundición de metales. Recientemente, se han utilizado métodos de “cera perdida” para lograr una mejor calidad de fundición. Las piedras se sujetan sobre bases de metal mediante adhesivos, soldadura o sujeción mecánica por partes del marco de metal. Las bases de metal suelen estar chapadas con metales preciosos.

Los peligros para la salud pueden resultar de la exposición a vapores metálicos, vapores de cera o polvo de piedras y metales, y discapacidad visual debido a una iluminación deficiente. Trabajar con piezas finas de artículos de joyería generalmente requiere una ventilación adecuada, una iluminación adecuada y el uso de lentes de aumento. Además, se recomienda un diseño ergonómico adecuado en el lugar de trabajo.

Corte y pulido de piedra

Las piedras preciosas, semipreciosas y sintéticas (incluidos el diamante, el jade, el rubí, el granate, el jaspe, el ágata, el travertino, el ópalo, la turquesa y la amatista) generalmente se cortan al tamaño deseado con pequeñas sierras antes del engaste. Los riesgos de lesiones incluyen abrasiones y laceraciones en la piel o los ojos; otros peligros para la salud incluyen la inhalación de polvo (p. ej., silicosis por piedras de cuarzo).

Las precauciones incluyen ventilación adecuada, colectores de polvo, uso de lentes de aumento, iluminación local, protección para los ojos y diseño ergonómico de herramientas y entornos de trabajo.

Fundición de metales a la cera perdida

Los moldes de goma o silicona se fabrican a partir de moldes originales hechos a medida o diseñados por artistas. Posteriormente se inyecta cera en estos moldes. Se fabrican moldes (llamados revestimientos) de yeso de París y/o sílice para encerrar estos moldes de cera. Luego, todo el revestimiento se calienta en el horno para drenar la cera del bloque y luego se llena con metal fundido con la ayuda de centrifugación. Se rompe el molde para recuperar la pieza de metal. Esto se pule y también se puede galvanizar con una fina capa de metal precioso.

Los metales preciosos y sus aleaciones, incluidos el oro, la plata, el platino y el cobre, así como el zinc y el estaño, se utilizan comúnmente en la construcción de piezas metálicas. Los peligros de lesiones incluyen incendios o explosiones por gas inflamable utilizado para fundir metales y quemaduras por yeso o bloques calientes, derrames de metal fundido, sopletes de oxiacetileno u hornos; otros peligros para la salud incluyen la inhalación de vapores metálicos o polvos de plata, oro, zinc, plomo, estaño, etc.

Las precauciones incluyen el uso de métodos de fundición alternativos para reducir el nivel de exposición y toxicidad, ventilación de escape local adecuada para polvo y humos metálicos, colectores de polvo, equipo de protección personal que incluye gafas, guantes aislantes y batas de trabajo, y almacenamiento adecuado de gas inflamable.

esmaltado

El esmaltado implica la fusión de partículas de vidrio de borosilicato o plomo en polvo premolidas mezcladas con varios óxidos de colores sobre un metal base para formar una superficie esmaltada. Los metales base pueden incluir plata, oro o cobre. Los colorantes comunes incluyen antimonio, cadmio, cobalto, cromo, manganeso, níquel y uranio.

Limpieza

La superficie metálica debe limpiarse primero con un soplete o en un horno para quemar aceites y grasas; luego se decapa con ácido nítrico o sulfúrico diluido, o el bisulfato de sodio más seguro, para eliminar las incrustaciones de fuego. Los peligros incluyen quemaduras térmicas y ácidas. Las precauciones incluyen guantes protectores, gafas y delantal.

Aplicación

Algunos esmaltadores muelen y tamizan sus esmaltes para obtener los tamaños de partículas deseados. Las técnicas de aplicación incluyen cepillado, rociado, estarcido y tamizado o empaquetado húmedo del esmalte sobre la superficie metálica. La inhalación de polvo de esmalte o neblina de aerosol es el mayor peligro, particularmente con esmaltes a base de plomo. Las precauciones incluyen el uso de esmaltes sin plomo y protección respiratoria. En el cloisonné, los diferentes colores del esmalte están separados por hilos de metal que se han soldado al metal. (Vea la discusión sobre la soldadura de plata a continuación). En champleve, los diseños se graban con cloruro férrico o ácido nítrico y las áreas deprimidas se rellenan con esmaltes. Otra técnica consiste en aplicar esmaltes mezclados con resina en trementina. Se requiere ventilación y precauciones para evitar el contacto con la piel.

Disparo

Luego, el metal esmaltado se cuece en un pequeño horno. Se requiere ventilación para eliminar los humos de metales tóxicos, los fluoruros y los productos de descomposición (de las gomas y otros materiales orgánicos en el esmalte). Otros peligros incluyen quemaduras térmicas y radiación infrarroja. Se recomiendan gafas de infrarrojos y guantes protectores contra el calor.

A continuación, la pieza de esmalte puede acabarse mediante métodos tales como limar los bordes y esmerilar y lijar la superficie esmaltada. Se necesitan precauciones estándar contra la inhalación de polvo y el contacto con los ojos.

Joyas de metal

Las joyas de metal se pueden fabricar cortando, doblando y fabricando metales, galvanoplastia, anodizado, soldadura, pegado, acabado, etc. Muchos de estos procesos se analizan en "Metalurgia". Algunas aplicaciones específicas se discuten a continuación.

galvanoplastia

El oro, la plata, el cobre y los ácidos fuertes, así como el cianuro, se utilizan en el proceso de galvanoplastia. Los peligros de lesiones incluyen descargas eléctricas y quemaduras por derrames de ácido o álcali; otros peligros para la salud incluyen la inhalación de vapor de metal, ácido y cianuro, solventes orgánicos, así como gas de cianuro de hidrógeno.

Las precauciones incluyen la sustitución de soluciones de enchapado sin cianuro, evitar mezclar la solución de cianuro con ácidos, ventilación de escape local, usar una tapa del tanque para reducir la producción de niebla, almacenamiento adecuado de productos químicos, precauciones eléctricas y equipo de protección personal adecuado.

Soldadura o pegado

La soldadura involucra metales como estaño, plomo, antimonio, plata, cadmio, zinc y bismuto. Los riesgos de seguridad incluyen quemaduras; otros peligros para la salud incluyen la inhalación de vapores metálicos, incluyendo plomo y cadmio (Baker et al. 1979), y flujos de fluoruro y ácido.

El uso de resina epoxi y agentes de secado rápido con solventes para unir piedras y piezas de metal es una práctica común. Los peligros de lesiones por el pegado incluyen fuego y explosión; otros peligros para la salud incluyen la inhalación de solventes y el contacto de la piel con resina epoxi, otros adhesivos y solventes.

Las precauciones incluyen evitar las soldaduras de plomo y cadmio, ventilación de escape local adecuada, almacenamiento adecuado de productos químicos, iluminación adecuada y equipo de protección personal.

Esmerilado y pulido de metales

Las ruedas giratorias y los actuadores lineales de varios tamaños se utilizan para esmerilar, pulir y cortar. Los peligros de lesiones incluyen abrasiones en la piel; otros peligros para la salud incluyen la inhalación de polvos metálicos, así como movimientos repetitivos, vibraciones, posiciones incómodas y fuerzas.

Las precauciones incluyen ventilación de extracción local adecuada, colectores de polvo, gafas para protección ocular y diseños ergonómicos para lugares de trabajo y herramientas.

Los depósitos

El nácar (de conchas de ostras) y el coral, así como el abulón y otras conchas, se pueden convertir en joyas cortando, perforando, aserrando, rasurando, esmerilando, puliendo, acabando, etc. Los peligros incluyen lesiones en manos y ojos por partículas voladoras y bordes afilados, irritación respiratoria y reacciones alérgicas por inhalación de polvo fino de concha y, en el caso de nácar, posible neumonía por hipersensibilidad y osificación con inflamación de los tejidos que cubren los huesos, especialmente en los jóvenes.

Las precauciones incluyen la limpieza minuciosa de las carcasas para eliminar la materia orgánica, técnicas de pulido y esmerilado en húmedo, y ventilación por extracción local o protección respiratoria. Se deben usar gafas para evitar lesiones en los ojos.

Beads

Las cuentas se pueden hacer de una variedad de materiales, incluidos vidrio, plástico, semillas, hueso, conchas, perlas, piedras preciosas, etc. Un material más nuevo utilizado para cuentas y otras joyas es el cloruro de polivinilo curado con calor (arcillas poliméricas). Los peligros incluyen la inhalación de polvo al perforar los agujeros para la cuerda o el alambre que se usa para sujetar las cuentas y posibles lesiones en los ojos. Las precauciones incluyen perforación húmeda, ventilación o protección respiratoria y gafas protectoras. Las arcillas poliméricas pueden liberar cloruro de hidrógeno, un irritante respiratorio, si se calientan por encima de las temperaturas recomendadas. No se recomienda el uso de hornos de cocción para el curado por calor. También ha habido preocupación por los plastificantes como el ftalato de dietilhexilo, un posible carcinógeno y toxina reproductiva, presente en estas arcillas poliméricas.

 

Atrás

Página 1 de 3

" EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: La OIT no se responsabiliza por el contenido presentado en este portal web que se presente en un idioma que no sea el inglés, que es el idioma utilizado para la producción inicial y la revisión por pares del contenido original. Ciertas estadísticas no se han actualizado desde la producción de la 4ª edición de la Enciclopedia (1998)."

Contenido