bandera 3

 

20. Desarrollo, Tecnología y Comercio

Redactor del capítulo:  Jerry Jeyarat Nam


Índice del contenido

Figuras y Tablas

Salud Ocupacional Tendencias en Desarrollo
Jerry Jeyarat Nam

Países Industrializados y Salud y Seguridad Ocupacional
Toshiteru Okubo

     Casos de Estudio en Cambio Tecnológico
     Michael J. Wright

Pequeñas Empresas y Salud y Seguridad Ocupacional
proyecto de ley de vidrio

Transferencia de tecnología y elección tecnológica
jose ladou

Tratados de libre comercio
Howard Frumkin

     Estudio de caso: Organización Mundial del Comercio

Tutela de Producto y la Migración de Riesgos Industriales
Barry Castleman

Aspectos económicos de la seguridad y salud en el trabajo
Alan Maynard

Estudio de caso: industrialización y problemas de salud ocupacional en China
su zhi

Mesas 

Haga clic en un enlace a continuación para ver la tabla en el contexto del artículo.

1.  Pequeñas empresas
2.  Información de inversores extranjeros
3.  Costes de accidentes de trabajo y salud (Gran Bretaña)
4.  Tipos de evaluación económica
5.  Desarrollo de las empresas de los municipios de China
6.  Cobertura HEPS y OHS del país en China
7.  Índices de cumplimiento de 6 peligros en los lugares de trabajo
8.  Tasas detectables de enfermedades profesionales
9.  Trabajos peligrosos y empleadores, China
10. Antecedentes de SST en empresas de capital extranjero
11. Instrumentos de rutina para OHS, 1990, China

Figuras

Apunte a una miniatura para ver el título de la figura, haga clic para ver la figura en el contexto del artículo.

GLO040F1GLO040F2GLO080F1


Haga clic para volver a la parte superior de la página

Miércoles, febrero 23 2011 00: 32

Salud Ocupacional Tendencias en Desarrollo

Este artículo analiza algunas de las preocupaciones y problemas específicos actuales relacionados con la salud ocupacional en el mundo en desarrollo y en otros lugares. Los temas técnicos generales comunes tanto al mundo desarrollado como al mundo en desarrollo (p. ej., plomo y plaguicidas) no se tratan en este artículo, ya que se han abordado en otra parte del Enciclopedia. Además de los países en desarrollo, algunos de los problemas de salud ocupacional emergentes de las naciones de Europa del Este también se han abordado por separado en este capítulo.

Se estima que para el año 2000, ocho de cada diez trabajadores de la fuerza laboral mundial serán del mundo en desarrollo, lo que demuestra la necesidad de concentrarse en las necesidades prioritarias de salud ocupacional de estas naciones. Además, el tema prioritario en salud ocupacional para estas naciones es un sistema para la provisión de atención médica a su población trabajadora. Esta necesidad encaja con la definición de salud ocupacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que expresa la preocupación por la salud integral del trabajador y no se limita a las enfermedades profesionales. Como se muestra en la figura 1, el trabajador puede verse afectado por las enfermedades generales de la comunidad que pueden ocurrir entre los trabajadores, como la malaria, así como enfermedades multifactoriales relacionadas con el trabajo, en las que el trabajo puede contribuir o agravar la condición. Algunos ejemplos son las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades psicosomáticas y los cánceres. Por último, están las enfermedades profesionales, en las que la exposición en el lugar de trabajo es esencial para la causalidad, como el envenenamiento por plomo, la silicosis o la sordera inducida por el ruido.

Figura 1. Categorías de enfermedades que afectan a los trabajadores

GLO040F1

La filosofía de la OMS reconoce la relación bidireccional entre el trabajo y la salud, como se representa en la figura 2. El trabajo puede tener un efecto adverso o beneficioso sobre la salud, mientras que el estado de salud del trabajador tiene un impacto sobre el trabajo y la productividad.

Figura 2 y XNUMX. Relación bidireccional entre trabajo y salud

GLO040F2

Un trabajador sano contribuye positivamente a la productividad, la calidad de los productos, la motivación laboral y la satisfacción laboral y, por lo tanto, a la calidad de vida general de las personas y la sociedad, lo que hace de la salud en el trabajo un objetivo político importante en el desarrollo nacional. Para lograr este objetivo, la OMS ha propuesto recientemente la Estrategia mundial sobre salud ocupacional para todos (OMS 1995), en el que los diez objetivos prioritarios son:

    • fortalecimiento de las políticas internacionales y nacionales para la salud en el trabajo y desarrollo de las herramientas políticas necesarias
    • desarrollo de un ambiente de trabajo saludable
    • desarrollo de prácticas laborales saludables y promoción de la salud en el trabajo
    • fortalecimiento de los servicios de salud ocupacional
    • establecimiento de servicios de apoyo a la salud en el trabajo
    • desarrollo de estándares de salud ocupacional basados ​​en la evaluación científica de riesgos
    • desarrollo de recursos humanos para la salud ocupacional
    • establecimiento de sistemas de registro y datos, desarrollo de servicios de información para expertos, transmisión eficaz de datos y sensibilización del público a través de la información pública
    • fortalecimiento de la investigación
    • desarrollo de la colaboración en salud laboral y con otras actividades y servicios.

                       

                      Salud Ocupacional y Desarrollo Nacional

                      Es útil considerar la salud ocupacional en el contexto del desarrollo nacional, ya que ambos están íntimamente relacionados. Toda nación desea estar en un estado de desarrollo avanzado, pero son los países del mundo en desarrollo los que están más ansiosos, casi demandando, por un desarrollo rápido. La mayoría de las veces, son las ventajas económicas de tal desarrollo las que más se buscan. Sin embargo, por lo general se entiende que el verdadero desarrollo tiene un significado más amplio y abarca el proceso de mejorar la calidad de la vida humana, que a su vez incluye aspectos del desarrollo económico, de la mejora de la autoestima y del aumento de la libertad de elección de las personas. Examinemos el impacto de este desarrollo en la salud de la población trabajadora, es decir, el desarrollo y la salud ocupacional.

                      Si bien el producto interno bruto (PIB) mundial se ha mantenido casi sin cambios durante el período 1965-89, el PIB del mundo en desarrollo se ha multiplicado casi por diez. Pero este rápido crecimiento económico del mundo en desarrollo debe verse en el contexto de la pobreza general. Dado que el mundo en desarrollo constituye las tres cuartas partes de la población mundial, representa solo el 15% del producto interno mundial. Tomando a Asia como ejemplo, todos los países de Asia, excepto Japón, se clasifican como parte del mundo en desarrollo. Pero debe reconocerse que no existe uniformidad de desarrollo ni siquiera entre las naciones en desarrollo de Asia. Por ejemplo, hoy en día, países y áreas como Singapur, República de Corea, Hong Kong y Taiwán (China) se han categorizado como países recientemente industrializados (NIC). Aunque arbitrario, esto implica una etapa de transición del estatus de país en desarrollo al estatus de nación industrializada. Sin embargo, se debe reconocer que no existen criterios claros que definan una NIC. Sin embargo, algunas de las características económicas sobresalientes son altas tasas de crecimiento sostenido, disminución de la desigualdad de ingresos, un papel activo del gobierno, impuestos bajos, estado de bienestar subdesarrollado, alta tasa de ahorro y una economía orientada a las exportaciones.

                      Salud y desarrollo

                      Existe una íntima relación entre la salud, el desarrollo y el medio ambiente. En determinadas circunstancias, se podría considerar que las medidas de desarrollo desenfrenadas e incontroladas en términos puramente de expansión económica tienen un impacto adverso en la salud. Sin embargo, por lo general existe una fuerte relación positiva entre el estado económico de una nación y la salud, según lo indica la esperanza de vida.

                      Por mucho que el desarrollo esté vinculado positivamente a la salud, no se reconoce adecuadamente que la salud es una fuerza positiva que impulsa el desarrollo. La salud debe ser considerada más que un artículo de consumo. Invertir en salud aumenta el capital humano de una sociedad. A diferencia de las carreteras y los puentes, cuyos valores de inversión disminuyen a medida que se deterioran con el tiempo, los rendimientos de las inversiones en salud pueden generar altos rendimientos sociales durante toda la vida y hasta bien entrada la próxima generación. Debe reconocerse que cualquier deterioro de la salud que pueda sufrir el trabajador probablemente tenga un efecto adverso en el desempeño del trabajo, un asunto de considerable interés en particular para las naciones en proceso de rápido desarrollo. Por ejemplo, se estima que la mala salud ocupacional y la capacidad laboral reducida de los trabajadores pueden causar una pérdida económica de hasta 10 a 20% del producto nacional bruto (PNB). Además, el Banco Mundial estima que dos tercios de los años de vida ajustados por discapacidad (DALYS) determinados por la ocupación podrían prevenirse mediante programas de salud y seguridad en el trabajo. Como tal, la prestación de un servicio de salud en el trabajo no debe verse como un gasto nacional que debe evitarse, sino más bien como algo necesario para la economía y el desarrollo nacionales. Se ha observado que un alto nivel de salud ocupacional se correlaciona positivamente con un PNB per cápita alto (OMS 1995). Los países que más invierten en salud y seguridad en el trabajo muestran la mayor productividad y las economías más fuertes, mientras que los países con menor inversión tienen la productividad más baja y las economías más débiles. A nivel mundial, se dice que cada trabajador aporta US$ 9,160 al producto interno anual. Evidentemente el trabajador es el motor de la economía nacional y es necesario mantener el motor en buen estado de salud.

                      El desarrollo genera muchos cambios en el tejido social, incluido el patrón de empleo y cambios en los sectores de productividad. En las primeras etapas de desarrollo, la agricultura contribuye ampliamente a la riqueza nacional y la fuerza laboral. Con el desarrollo, el papel de la agricultura comienza a declinar y la contribución del sector manufacturero a la riqueza nacional y la mano de obra se vuelve dominante. Finalmente, se llega a una situación en la que el sector servicios se convierte en la mayor fuente de ingresos, como en las economías avanzadas de los países industrializados. Esto es claramente evidente cuando se hace una comparación entre el grupo de los NIC y el grupo de la Asociación de naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). Estos últimos podrían clasificarse como países de ingresos medios del mundo en desarrollo, mientras que los NIC son países que se encuentran a caballo entre los mundos en desarrollo e industrializados. Singapur, miembro de la ASEAN, también es un NIC. Las naciones de la ASEAN, aunque obtienen aproximadamente una cuarta parte de su producto interno bruto de la agricultura, obtienen casi la mitad de su PIB de la industria y la manufactura. Los NIC, por otro lado, particularmente Hong Kong y Singapur, obtienen aproximadamente dos tercios de su PIB del sector de servicios, con muy poco o nada de la agricultura. El reconocimiento de este patrón cambiante es importante porque los servicios de salud ocupacional deben responder a las necesidades de la fuerza laboral de cada nación según su etapa de desarrollo (Jeyaratnam y Chia 1994).

                      Además de esta transición en el lugar de trabajo, también ocurre una transición en los patrones de enfermedad con el desarrollo. Se observa un cambio en los patrones de enfermedad con el aumento de la esperanza de vida, siendo esta última indicativa de un aumento del PIB. Se ve que con el desarrollo o un aumento en la esperanza de vida, hay una gran disminución en la muerte por enfermedades infecciosas, mientras que hay un gran aumento en las muertes por enfermedades cardiovasculares y cánceres.

                      Preocupaciones y desarrollo de la salud ocupacional

                      La salud de la fuerza de trabajo es un ingrediente esencial para el desarrollo nacional. Pero, al mismo tiempo, debe reconocerse y salvaguardarse el reconocimiento adecuado de las posibles trampas y peligros del desarrollo. No se debe ignorar el daño potencial a la salud humana y al medio ambiente como consecuencia del desarrollo. La planificación para el desarrollo puede evitar y prevenir los daños asociados con el mismo.

                      Falta de una estructura legal e institucional adecuada

                      Las naciones desarrolladas desarrollaron su estructura legal y administrativa para mantener el ritmo de sus avances tecnológicos y económicos. En contraste, los países del mundo en desarrollo tienen acceso a las tecnologías avanzadas del mundo desarrollado sin haber desarrollado infraestructura legal o administrativa para controlar sus consecuencias adversas para la fuerza laboral y el medio ambiente, lo que provoca un desajuste entre el desarrollo tecnológico y el desarrollo social y administrativo. .

                      Además, también hay un descuido de los mecanismos de control por razones económicas y/o políticas (por ejemplo, el desastre químico de Bhopal, donde el consejo de un administrador fue invalidado por razones políticas y de otro tipo). A menudo, los países en desarrollo adoptarán normas y legislación de los países desarrollados. Sin embargo, falta personal capacitado para administrarlos y hacerlos cumplir. Además, dichos estándares a menudo son inadecuados y no han tenido en cuenta las diferencias en el estado nutricional, la predisposición genética, los niveles de exposición y los horarios de trabajo.

                      En el área de la gestión de desechos, la mayoría de los países en desarrollo no cuentan con un sistema adecuado o una autoridad reguladora para garantizar una eliminación adecuada. Aunque la cantidad absoluta de desechos producidos puede ser pequeña en comparación con los países desarrollados, la mayoría de los desechos se eliminan como desechos líquidos. Los ríos, arroyos y fuentes de agua están gravemente contaminados. Los desechos sólidos se depositan en terrenos sin las debidas salvaguardas. Además, los países en desarrollo a menudo han sido receptores de desechos peligrosos del mundo desarrollado.

                      Sin salvaguardias adecuadas en la eliminación de desechos peligrosos, los efectos de la contaminación ambiental se verán durante varias generaciones. Se sabe que el plomo, el mercurio y el cadmio de los desechos industriales contaminan las fuentes de agua en India, Tailandia y China.

                      Falta de planificación adecuada en la ubicación de industrias y áreas residenciales.

                      En la mayoría de los países, el gobierno se encarga de la planificación de las zonas industriales. Sin la presencia de regulaciones adecuadas, las áreas residenciales tenderán a congregarse alrededor de tales áreas industriales porque las industrias son una fuente de empleo para la población local. Tal fue el caso de Bhopal, India, como se discutió anteriormente, y el complejo industrial Ulsan/Onsan de la República de Corea. La concentración de inversiones industriales en el complejo Ulsan/Onsan provocó una rápida afluencia de población a la ciudad de Ulsan. En 1962, la población era de 100,000 habitantes; dentro de 30 años, aumentó a 600,000. En 1962 había 500 hogares dentro de los límites del complejo industrial; en 1992, había 6,000. Los residentes locales se quejaron de una variedad de problemas de salud atribuibles a la contaminación industrial (OMS 1992).

                      Como resultado de tan altas densidades de población dentro o alrededor de los complejos industriales, el riesgo de contaminación, desechos peligrosos, incendios y accidentes se multiplica enormemente. Además, la salud y el futuro de los niños que viven en estas áreas están en peligro real.

                      Falta de cultura consciente de la seguridad entre los trabajadores y la gerencia

                      Los trabajadores de los países en desarrollo a menudo no están debidamente capacitados para manejar las nuevas tecnologías y procesos industriales. Muchos trabajadores provienen de entornos agrícolas rurales donde el ritmo de trabajo y el tipo de riesgos laborales son completamente diferentes. Los estándares educativos de estos trabajadores son a menudo mucho más bajos en comparación con los países desarrollados. Todo esto contribuye a un estado general de ignorancia sobre los riesgos para la salud y las prácticas seguras en el lugar de trabajo. El incendio de la fábrica de juguetes en Bangkok, Tailandia, discutido en el capítulo Fuego, es un ejemplo. No había precauciones adecuadas de seguridad contra incendios. Las salidas de emergencia estaban cerradas. Las sustancias inflamables estaban mal almacenadas y estas habían bloqueado todas las salidas disponibles. El resultado final fue el peor incendio de la historia en una fábrica con un saldo de 187 muertos y otros 80 desaparecidos (Jeyaratnam y Chia 1994).

                      Los accidentes suelen ser una característica común debido a la falta de compromiso de la dirección con la salud y la seguridad de los trabajadores. Parte de la razón es la falta de personal calificado en el mantenimiento y servicio de equipos industriales. También hay escasez de divisas y los controles de importación del gobierno dificultan la obtención de repuestos adecuados. La alta rotación de trabajadores y el gran mercado laboral fácilmente disponible también hacen que no sea rentable para la gerencia invertir mucho en la capacitación y educación de los trabajadores.

                      Traslado de industrias peligrosas

                      Las industrias peligrosas y las tecnologías inadecuadas de los países desarrollados a menudo se transfieren a los países en desarrollo. Es más barato trasladar toda la producción a un país donde las normas ambientales y sanitarias se cumplan más fácil y económicamente. Por ejemplo, las industrias del complejo industrial de Ulsan/Onsan, República de Corea, estaban aplicando medidas de control de emisiones de conformidad con la legislación coreana local. Estos eran menos estrictos que en el país de origen. El efecto neto es una transferencia de industrias potencialmente contaminantes a la República de Corea.

                      Alta proporción de industrias de pequeña escala

                      En comparación con los países desarrollados, la proporción de industrias en pequeña escala y la proporción de trabajadores en estas industrias es mayor en los países en desarrollo. En estos países es más difícil mantener y hacer cumplir las normas de seguridad y salud en el trabajo.

                      Menor estado de salud y calidad de la atención médica.

                      Con el desarrollo económico e industrial, se introducen nuevos peligros para la salud en un contexto de mala salud de la población y un sistema de atención primaria de salud menos que adecuado. Esto gravará aún más los limitados recursos de atención médica.

                      El estado de salud de los trabajadores de los países en desarrollo suele ser inferior al de los trabajadores de los países desarrollados. Las deficiencias nutricionales y las enfermedades parasitarias y otras enfermedades infecciosas son comunes. Estos pueden aumentar la susceptibilidad del trabajador a desarrollar enfermedades profesionales. Otra observación importante es el efecto combinado de los factores del lugar de trabajo y ajenos al lugar de trabajo sobre la salud del trabajador. Los trabajadores con anemias nutricionales suelen ser muy sensibles a niveles muy bajos de exposición al plomo inorgánico. A menudo se observan anemias significativas con niveles de plomo en sangre de alrededor de 20 μg/dl. Otro ejemplo se ve entre los trabajadores con anemias congénitas como las talasemias, cuya tasa de portadores en algunos países es alta. Se ha informado que estos portadores son muy sensibles al plomo inorgánico y que el tiempo que tarda la hemoglobina en volver a la normalidad es mayor que en los no portadores.

                      Esta situación revela una estrecha línea divisoria entre las enfermedades profesionales tradicionales, las relacionadas con el trabajo y las enfermedades generales que prevalecen en la comunidad. La preocupación en los países del mundo en desarrollo debería ser la salud general de todas las personas en el trabajo. Para lograr este objetivo, el sector salud de la nación debe asumir la responsabilidad de organizar un programa de trabajo para la provisión de servicios de salud para la población trabajadora.

                      También se debe reconocer que el sector laboral tiene un papel importante para garantizar la seguridad del entorno laboral. Para lograr esto, es necesario revisar la legislación para que abarque todos los lugares de trabajo. Es inadecuado tener una legislación limitada a los locales de las fábricas. La legislación no solo debe proporcionar un lugar de trabajo seguro y protegido, sino también garantizar la prestación de servicios de salud regulares a los trabajadores.

                      Por lo tanto, sería evidente que dos sectores importantes, a saber, el sector laboral y el sector de la salud, tienen funciones importantes que desempeñar en la salud ocupacional. Este reconocimiento de la intersectorialidad de la salud ocupacional es un ingrediente extremadamente importante para el éxito de cualquier programa de este tipo. Para lograr una adecuada coordinación y cooperación entre estos dos sectores, es necesario desarrollar una instancia de coordinación intersectorial.

                      Finalmente, la legislación para la prestación de los servicios de salud ocupacional y la garantía de la seguridad en el trabajo es fundamental. Una vez más, muchos países asiáticos han reconocido esta necesidad y cuentan con dicha legislación en la actualidad, aunque su implementación puede ser deficiente en cierta medida.

                      Conclusiones

                      En los países en desarrollo, la industrialización es una característica necesaria del crecimiento económico y el desarrollo. Aunque la industrialización puede tener efectos adversos para la salud, el desarrollo económico que la acompaña puede tener muchos efectos positivos en la salud humana. El objetivo es minimizar los problemas ambientales y de salud adversos y maximizar los beneficios de la industrialización. En los países desarrollados, la experiencia de los efectos adversos de la Revolución Industrial ha llevado a la regulación del ritmo de desarrollo. En general, estos países se las han arreglado bastante bien y han tenido tiempo para desarrollar toda la infraestructura necesaria para controlar los problemas ambientales y de salud.

                      El desafío hoy para los países en desarrollo que, debido a la competencia internacional, no pueden darse el lujo de regular su ritmo de industrialización, es aprender de los errores y lecciones del mundo desarrollado. Por otro lado, el desafío para los países desarrollados es ayudar a los países en desarrollo. Los países desarrollados no deberían aprovecharse de los trabajadores de los países en desarrollo o de su falta de capacidad financiera y de mecanismos regulatorios porque, a nivel mundial, la contaminación ambiental y los problemas de salud no respetan fronteras políticas ni geográficas.

                       

                      Atrás

                       

                      General

                      La actividad económica, expresada por el producto nacional bruto (PNB) per cápita, difiere sustancialmente entre los países en desarrollo y los países industrializados. Según un ranking del Banco Mundial, el PNB del país que encabeza la lista es aproximadamente cincuenta veces mayor que el del último. La participación de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en el PNB total mundial es de casi el 20%.

                      Los países miembros de la OCDE representan casi la mitad del consumo total de energía del mundo. Las emisiones de dióxido de carbono de los tres países principales representan el 50% de la carga total de la tierra; estos países son responsables de los principales problemas de contaminación global. Sin embargo, desde las dos crisis del petróleo en 1973 y 1978, los países industrializados han estado haciendo esfuerzos para ahorrar energía mediante la sustitución de procesos antiguos por tipos más eficientes. Simultáneamente, las industrias pesadas que consumen mucha energía y requieren mucha mano de obra pesada y exposición a trabajos riesgosos o peligrosos se han ido trasladando de estos países a países menos industrializados. Así, el consumo de energía en los países en desarrollo aumentará en la próxima década y, a medida que esto ocurra, se espera que los problemas relacionados con la contaminación ambiental y la seguridad y salud en el trabajo se agraven.

                      En el curso de la industrialización, muchos países experimentaron el envejecimiento de la población. En las principales naciones industrializadas, los mayores de 65 años representan del 10 al 15% de la población total. Esta es una proporción significativamente más alta que la de los países en desarrollo.

                      Esta disparidad refleja la menor tasa de reproducción y las menores tasas de mortalidad en los países industrializados. Por ejemplo, la tasa de reproducción en los países industrializados es inferior al 2 %, mientras que las tasas más altas, superiores al 5 %, se observan en los países de África y Oriente Medio y el 3 % o más es común en muchos países en desarrollo. El aumento de la proporción de mujeres trabajadoras, que oscila entre el 35 y el 50 % de la fuerza laboral en los países industrializados (por lo general, es inferior al 30 % en los países menos industrializados), puede estar relacionado con la disminución del número de hijos.

                      Un mayor acceso a la educación superior está asociado a una mayor proporción de trabajadores profesionales. Esta es otra disparidad significativa entre los países industrializados y los países en desarrollo. En estos últimos, la proporción de trabajadores profesionales nunca ha superado el 5%, cifra que contrasta fuertemente con los países nórdicos, donde oscila entre el 20 y el 30%. El resto de países europeos y norteamericanos se sitúan en el medio, con profesionales que representan más del 10% de la plantilla. La industrialización depende principalmente de la investigación y el desarrollo, trabajo que se asocia más con el exceso de estrés o tensión en contraste con los peligros físicos característicos de gran parte del trabajo en los países en desarrollo.

                      Estado Actual de la Salud y Seguridad Ocupacional

                      El crecimiento económico y los cambios en la estructura de las principales industrias en muchos países en vías de industrialización se han asociado con una exposición reducida a sustancias químicas peligrosas, tanto en términos de los niveles de exposición como del número de trabajadores expuestos. En consecuencia, los casos de intoxicación aguda, así como las enfermedades profesionales típicas, están disminuyendo. Sin embargo, los efectos tardíos o crónicos debidos a exposiciones muchos años antes (p. ej., neumoconiosis y cáncer ocupacional) aún se observan incluso en los países más industrializados.

                      Al mismo tiempo, las innovaciones técnicas han introducido el uso de muchos productos químicos de nueva creación en los procesos industriales. En diciembre de 1982, para protegerse contra los peligros que presentan estos nuevos productos químicos, la OCDE adoptó una recomendación internacional sobre un conjunto mínimo de datos previos a la comercialización para la seguridad.

                      Mientras tanto, la vida en el lugar de trabajo y en la comunidad ha seguido siendo más estresante que nunca. La proporción de trabajadores con problemas relacionados con el abuso de alcohol y/o drogas y el ausentismo, o que tienen como resultado, ha ido en aumento en muchos países industrializados.

                      Las lesiones laborales han ido disminuyendo en muchos países industrializados en gran parte debido al progreso en las medidas de seguridad en el trabajo y la amplia introducción de procesos y equipos automatizados. La reducción del número absoluto de trabajadores que realizan trabajos más peligrosos debido al cambio de la estructura industrial de la industria pesada a la ligera también es un factor importante en esta disminución. El número de trabajadores muertos en accidentes laborales en Japón disminuyó de 3,725 en 1975 a 2,348 en 1995. Sin embargo, el análisis de la tendencia temporal indica que la tasa de disminución se ha ralentizado en los últimos diez años. La incidencia de lesiones laborales en Japón (incluidos los casos mortales) cayó de 4.77 por millón de horas de trabajo en 1975 a 1.88 en 1995; se observó una disminución bastante más lenta en los años 1989 a 1995. Este toque de fondo de la tendencia hacia la reducción de accidentes industriales también se ha visto en algunos otros países industrializados; por ejemplo, la frecuencia de lesiones laborales en los Estados Unidos no ha mejorado en más de 40 años. En parte, esto refleja la sustitución de los clásicos accidentes de trabajo que pueden prevenirse con diversas medidas de seguridad, por los nuevos tipos de accidentes provocados por la introducción de máquinas automatizadas en estos países.

                      El Convenio No. 161 de la OIT adoptado en 1985 ha proporcionado un estándar importante para los servicios de salud ocupacional. Si bien su alcance incluye tanto países en desarrollo como desarrollados, sus conceptos fundamentales se basan en programas y experiencias existentes en países industrializados.

                      El marco básico de un sistema de servicios de salud en el trabajo de un país dado se describe generalmente en la legislación. Hay dos tipos principales. Uno está representado por los Estados Unidos y el Reino Unido, en los que la legislación establece únicamente los estándares que deben cumplirse. El logro de los objetivos se deja a los empleadores, y el gobierno proporciona información y asistencia técnica a pedido. La verificación del cumplimiento de las normas es una responsabilidad administrativa importante.

                      El segundo tipo está representado por la legislación de Francia, que no sólo prescribe los objetivos sino que también detalla los procedimientos para alcanzarlos. Requiere que los patrones proporcionen servicios especializados de salud ocupacional a los empleados, utilizando médicos que se hayan convertido en especialistas certificados, y requiere que las instituciones de servicios ofrezcan dichos servicios. Especifica el número de trabajadores que debe cubrir el médico ocupacional designado: en lugares de trabajo sin un ambiente peligroso, más de 3,000 trabajadores pueden ser cubiertos por un solo médico, mientras que el número es menor para aquellos expuestos a riesgos definidos.

                      Los especialistas que trabajan en el ámbito de la salud ocupacional están ampliando sus campos objetivo en los países industrializados. Los médicos se han especializado más que nunca en la gestión preventiva y de la salud. Además, las enfermeras de salud ocupacional, los higienistas industriales, los fisioterapeutas y los psicólogos están desempeñando un papel importante en estos países. Los higienistas industriales son populares en los Estados Unidos, mientras que los especialistas en medición ambiental son mucho más comunes en Japón. Los fisioterapeutas ocupacionales son bastante específicos de los países nórdicos. Por lo tanto, existen algunas diferencias en el tipo y distribución de los especialistas existentes por región.

                      Los establecimientos con más de varios miles de trabajadores suelen tener su propia organización independiente de servicios de salud en el trabajo. El empleo de especialistas, incluidos los que no sean médicos del trabajo, y la provisión de las instalaciones mínimas necesarias para brindar servicios integrales de salud en el trabajo, generalmente solo son factibles cuando el tamaño de la fuerza laboral excede ese nivel. La provisión de servicios de salud ocupacional para pequeños establecimientos, especialmente para aquellos con pocos trabajadores, es otra cuestión. Incluso en muchos países industrializados, todavía no se han establecido de manera sistemática organizaciones de servicios de salud en el trabajo para establecimientos de pequeña escala. Francia y algunos otros países europeos tienen legislación que articula los requisitos mínimos para las instalaciones y servicios que deben proporcionar las organizaciones de servicios de salud en el trabajo, y cada empresa que no tenga su propio servicio debe contratar a una de esas organizaciones para proporcionar a los trabajadores los servicios de salud en el trabajo prescritos. .

                      En algunos países industrializados, el contenido del programa de salud ocupacional se centra principalmente en servicios preventivos más que curativos, pero esto es a menudo un tema de debate. En general, los países que cuentan con un sistema integral de servicios de salud comunitarios tienden a limitar el área que debe cubrir el programa de salud ocupacional y consideran el tratamiento como una disciplina de la medicina comunitaria.

                      La cuestión de si se deben proporcionar controles de salud periódicos para el trabajador ordinario es otro tema de debate. A pesar de la opinión sostenida por algunos de que los chequeos que involucran exámenes de salud generales no han demostrado ser beneficiosos, Japón es uno de varios países en los que se ha impuesto a los empleadores el requisito de que tales exámenes de salud se ofrezcan a los empleados. En dichos programas se recomienda enfáticamente un amplio seguimiento, que incluya educación y promoción continuas de la salud, y se considera indispensable llevar registros longitudinales de forma individual para lograr sus objetivos. La evaluación de tales programas requiere un seguimiento a largo plazo.

                      Los sistemas de seguros que cubren la atención médica y la indemnización de los trabajadores involucrados en lesiones o enfermedades relacionadas con el trabajo se encuentran en casi todos los países industrializados. Sin embargo, existe mucha variación entre estos sistemas con respecto a la gestión, la cobertura, el pago de primas, los tipos de beneficios, el alcance del compromiso con la prevención y la disponibilidad de soporte técnico. En los Estados Unidos, el sistema es independiente en cada estado y las compañías de seguros privadas juegan un papel importante, mientras que en Francia el sistema está completamente administrado por el gobierno y se incorpora ampliamente a la administración de salud ocupacional. Los especialistas que trabajan para el sistema de seguros suelen desempeñar un papel importante en la asistencia técnica para la prevención de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.

                      Muchos países ofrecen un sistema educativo de posgrado, así como cursos de capacitación de residencia en salud ocupacional. El doctorado suele ser el grado académico más alto en salud ocupacional, pero también existen sistemas de calificación de especialistas.

                      Las escuelas de salud pública juegan un papel importante en la educación y capacitación de expertos en salud ocupacional en los Estados Unidos. Veintidós de las 24 escuelas acreditadas brindaron programas de salud ocupacional en 1992: 13 brindaron programas de medicina ocupacional y 19 tenían programas de higiene industrial. Los cursos de salud ocupacional que ofrecen estas escuelas no necesariamente conducen a un título académico, pero están muy relacionados con la acreditación de especialistas en el sentido de que se encuentran entre las calificaciones necesarias para optar a los exámenes que se deben aprobar para convertirse en diplomático. de una de las juntas de especialistas en salud ocupacional.

                      El Programa de Recursos Educativos (ERC), financiado por el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH), ha estado apoyando los programas de residencia en estas escuelas. El ERC ha designado 15 escuelas como centros regionales para la formación de profesionales de la salud en el trabajo.

                      A menudo es difícil organizar la educación y capacitación en salud ocupacional para médicos y otros profesionales de la salud que ya están involucrados en los servicios de atención primaria de salud en la comunidad. En algunos países se ha desarrollado una variedad de métodos de aprendizaje a distancia, por ejemplo, un curso por correspondencia en el Reino Unido y un curso de comunicación telefónica en Nueva Zelanda, los cuales han recibido buenas evaluaciones.

                      Factores que influyen en la salud y la seguridad en el trabajo

                      La prevención en los niveles primario, secundario y terciario debería ser un objetivo básico del programa de seguridad y salud en el trabajo. La prevención primaria a través de la higiene industrial ha tenido un gran éxito en la disminución del riesgo de enfermedades profesionales. Sin embargo, una vez que se alcanza un nivel suficientemente por debajo del estándar permisible, este enfoque se vuelve menos efectivo, especialmente cuando se tiene en cuenta el costo/beneficio.

                      El próximo paso en la prevención primaria involucra el monitoreo biológico, enfocándose en las diferencias en la exposición individual. La susceptibilidad individual también es importante en esta etapa. La determinación de la aptitud para el trabajo y la asignación de un número razonable de trabajadores a operaciones particulares están recibiendo una atención cada vez mayor. La ergonomía y diversas técnicas de salud mental para reducir el estrés en el trabajo representan otros complementos indispensables en esta etapa.

                      El objetivo de prevenir la exposición a peligros en el lugar de trabajo se ha visto eclipsado gradualmente por el de la promoción de la salud. El objetivo final es establecer la autogestión de la salud. La educación sanitaria para lograr este fin se considera un área importante que deben cubrir los especialistas. El gobierno japonés ha lanzado un programa de promoción de la salud denominado “Plan de Promoción de la Salud Total”, en el que la formación de especialistas y el apoyo financiero para cada programa en el lugar de trabajo son componentes principales.

                      En la mayoría de los países industrializados, los sindicatos juegan un papel importante en los esfuerzos de seguridad y salud ocupacional desde el nivel central hasta el periférico. En muchos países europeos, los representantes sindicales son invitados oficialmente a ser miembros de los comités responsables de decidir las direcciones administrativas básicas del programa. El modo de compromiso laboral en Japón y Estados Unidos es indirecto, mientras que el ministerio o departamento de trabajo del gobierno ejerce el poder administrativo.

                      Muchos países industrializados tienen una mano de obra que proviene de fuera del país tanto oficial como extraoficialmente. Son varios los problemas que presentan estos trabajadores inmigrantes, incluyendo el idioma, las barreras étnicas y culturales, el nivel educativo y la mala salud.

                      Las sociedades profesionales en el campo de la salud ocupacional desempeñan un papel importante en el apoyo a la formación y la educación y en el suministro de información. Algunas sociedades académicas emiten certificación de especialista. La cooperación internacional también es apoyada por estas organizaciones.

                      Proyecciones para el futuro

                      La cobertura de los trabajadores por parte de los servicios especializados de salud en el trabajo aún no es satisfactoria, excepto en algunos países europeos. Mientras la prestación del servicio siga siendo voluntaria, habrá muchos trabajadores sin cobertura, especialmente en las pequeñas empresas. En países de alta cobertura como Francia y algunos países nórdicos, los sistemas de seguros juegan un papel importante en la disponibilidad de apoyo financiero y/o asistencia técnica. Para prestar servicios a pequeños establecimientos, puede ser necesario cierto nivel de compromiso por parte de la seguridad social.

                      El servicio de salud ocupacional por lo general avanza más rápido que el de salud comunitaria. Este es especialmente el caso en las grandes empresas. El resultado es una brecha en los servicios entre los entornos ocupacionales y comunitarios. Los trabajadores que reciben mejores servicios de salud a lo largo de su vida laboral experimentan con frecuencia problemas de salud después de la jubilación. A veces, la brecha entre los establecimientos grandes y pequeños no se puede ignorar como, por ejemplo, en Japón, donde muchos trabajadores mayores continúan trabajando en empresas más pequeñas después de la jubilación obligatoria de las grandes empresas. El establecimiento de una continuidad de servicios entre estos diferentes entornos es un problema que inevitablemente habrá que abordar en un futuro próximo.

                      A medida que el sistema industrial se vuelve más complicado, el control de la contaminación ambiental se vuelve más difícil. Una intensa actividad anticontaminación en una fábrica puede resultar simplemente en el traslado de la fuente de contaminación a otra industria o fábrica. También puede conducir a la exportación de la fábrica con su contaminación a un país en desarrollo. Existe una creciente necesidad de integración entre la salud ocupacional y la salud ambiental.

                       

                       

                      Atrás

                      Miércoles, febrero 23 2011 00: 43

                      Casos de Estudio en Cambio Tecnológico

                      Los cambios en las tecnologías de la planta, las presiones de producción y la necesidad de capacitar continuamente a los trabajadores son esenciales para un ambiente seguro y saludable. Los siguientes tres ejemplos ocurrieron en los Estados Unidos. El cambio tecnológico afecta a todos los trabajadores del mundo.

                      Producción versus Seguridad

                      Las presiones de producción pueden comprometer gravemente la seguridad y la salud a menos que la gerencia analice con cuidado las posibles consecuencias de las decisiones diseñadas para aumentar la productividad. Un ejemplo proviene de un accidente de 1994 en una pequeña planta siderúrgica en los Estados Unidos.

                      Aproximadamente a las 4:00 a. m., varios trabajadores se preparaban para extraer acero fundido de un horno de arco eléctrico. El mercado del acero era bueno y la empresa vendía todo el acero que podía producir. Los trabajadores tenían horarios pesados ​​de horas extras y la planta estaba trabajando a plena capacidad. Se había programado el apagado del horno para reemplazar su revestimiento refractario, que se había desgastado peligrosamente. Ya se habían desarrollado puntos calientes en la carcasa del horno, pero la empresa quería un par de lotes finales de acero.

                      Cuando comenzó el grifo, el revestimiento del recipiente se quemó. El acero y la escoria brotaron de la rotura y se derritieron rápidamente a través de una línea de agua que alimentaba el sistema de enfriamiento del horno. El agua explotó en vapor con una fuerza tremenda. Dos trabajadores estaban en el camino. Ambos resultaron gravemente quemados. Uno de ellos murió tres días después.

                      Una causa obvia del accidente fue operar el horno más allá de la vida útil segura de su revestimiento refractario. Además, los hornos eléctricos generalmente están diseñados para mantener las tuberías principales de agua de enfriamiento por encima de la altura del acero fundido y la escoria en todo momento, para evitar exactamente este tipo de accidentes. Sin embargo, este horno había sido modificado en el pasado reciente para aumentar su capacidad elevando el nivel del material fundido, y los ingenieros pasaron por alto la línea de agua. Una simple ruptura de metal fundido y escoria habría sido grave, pero sin la línea de agua no habría causado una explosión de vapor y las lesiones no habrían sido tan graves. Ambos factores resultaron de la demanda de productividad sin suficiente preocupación por la seguridad.

                      Formacion

                      La capacitación de los trabajadores debe incluir más que un conjunto de reglas de seguridad específicas. La mejor capacitación en seguridad transmite una comprensión integral del proceso, el equipo y los peligros potenciales. Es importante que los trabajadores entiendan el por qué de cada regla de seguridad y puedan responder a situaciones imprevistas no cubiertas por las reglas.

                      La importancia de una formación integral queda ilustrada por un accidente de 1986 en una planta siderúrgica de América del Norte. Dos trabajadores ingresaron a la vasija de un horno para retirar los andamios que se habían utilizado para revestir la vasija con ladrillo refractario nuevo. Los trabajadores siguieron un "análisis de seguridad laboral" detallado, que describió cada paso en la operación. Sin embargo, el análisis de seguridad en el trabajo fue defectuoso. El recipiente se había reacondicionado dos años antes con un sistema para soplar gas argón a través del metal fundido, a fin de removerlo de manera más efectiva, y el análisis de seguridad laboral nunca se había actualizado para tener en cuenta el nuevo sistema de argón.

                      Otro equipo de trabajo reconectó el sistema de argón poco antes de que los dos trabajadores ingresaran al buque. Las válvulas tenían fugas y las líneas no habían sido tapadas. La prueba atmosférica requerida para el ingreso a espacios confinados no se realizó correctamente y los trabajadores que ingresaron a la embarcación no estuvieron presentes para observar la prueba.

                      Ambos trabajadores murieron por falta de oxígeno. Un tercer trabajador ingresó a la embarcación en un esfuerzo de rescate, pero él mismo fue superado. Su vida fue salvada por un cuarto trabajador, quien cortó el extremo de una manguera de aire comprimido y tiró la manguera en el recipiente, proporcionando así oxígeno a la víctima inconsciente.

                      Una causa obvia del accidente fue que la empresa no actualizó el análisis de seguridad en el trabajo. Sin embargo, la capacitación integral en el proceso, el equipo y los peligros podría haber permitido a los trabajadores identificar las deficiencias en el análisis del trabajo y tomar medidas para garantizar que pudieran ingresar a la embarcación de manera segura.

                      Cambio tecnológico

                      La importancia de analizar tecnología nueva o modificada se ilustra con un accidente de 1978 en una planta química de América del Norte. La empresa estaba haciendo reaccionar tolueno y otros productos químicos orgánicos en un recipiente cerrado. La reacción fue impulsada por calor, que se suministró al recipiente a través de un serpentín de calentamiento con agua caliente circulante. El departamento de ingeniería de la planta decidió reemplazar el agua con nitrato de sodio fundido para acelerar la reacción. Sin embargo, el serpentín había sido reparado con compuestos para estofar que se derretían a una temperatura inferior a la temperatura del nitrato de sodio. Como resultado, el nitrato de sodio comenzó a filtrarse en el recipiente, donde reaccionó con los compuestos orgánicos para formar nitratos orgánicos inestables.

                      La explosión posterior hirió a varios trabajadores, destruyó la vasija del reactor y dañó el edificio. Sin embargo, las consecuencias podrían haber sido mucho peores. El accidente ocurrió tarde en la noche, cuando no había trabajadores cerca de la embarcación. Además, la metralla caliente entró en una unidad de proceso cercana que contenía grandes cantidades de éter dietílico. Afortunadamente, ninguno de esos barcos o líneas fue alcanzado. Una explosión en el turno de día, o una que liberó una nube de vapor de éter dietílico, podría haber causado múltiples muertes.

                       

                      Atrás

                      Miércoles, febrero 23 2011 00: 46

                      Pequeñas Empresas y Salud y Seguridad Ocupacional

                      Los pequeños lugares de trabajo han sido un modo de producción característico desde tiempos remotos. Las industrias caseras donde los miembros de una familia trabajan sobre la base de una división del trabajo todavía existen tanto en situaciones urbanas como rurales hasta el día de hoy. De hecho, es cierto en todos los países que la mayoría de los trabajadores, remunerados o no, trabajan en empresas que pueden clasificarse como pequeñas.

                      Antes de definir sus problemas de salud, es necesario definir una pequeña empresa. En general, se reconoce que una pequeña empresa es aquella que emplea a 50 o menos trabajadores. Puede estar ubicado en el hogar, una granja, una pequeña oficina, una fábrica, una mina o cantera, una operación forestal, un jardín o un barco de pesca. La definición se basa en el número de trabajadores, no en lo que hacen o si son remunerados o no. El hogar es claramente una pequeña empresa.

                      Características comunes de las pequeñas empresas

                      Las características comunes de las pequeñas empresas incluyen (ver tabla 1):

                        • Es probable que estén descapitalizados.
                        • Por lo general, no están sindicalizados (el hogar y la granja en particular) o están subsindicalizados (oficina, fábrica, tienda de alimentos, etc.).
                        • Es menos probable que sean inspeccionados por agencias gubernamentales. De hecho, un estudio realizado hace algunos años indicó que la existencia de muchas pequeñas empresas ni siquiera era conocida por el departamento gubernamental responsable de ellas (Departamento de Salud Comunitaria 1980).

                             


                             

                            Cuadro 1. Características de las pequeñas empresas y sus consecuencias

                            Falta de capital

                              • malas condiciones ambientales
                              • materias primas más baratas
                              • mantenimiento de equipo inferior
                              • protección personal inadecuada

                                     

                                    No o bajo sindicalización

                                      • salarios inferiores
                                      • horas de trabajo más largas
                                      • incumplimiento de las condiciones de adjudicación
                                      • explotación del trabajo infantil

                                             

                                            Servicios de inspección inferiores

                                              • malas condiciones ambientales
                                              • mayor nivel de peligro
                                              • tasas más altas de lesiones/enfermedades

                                                   


                                                   

                                                  Como resultado, las condiciones ambientales del lugar de trabajo, que generalmente reflejan el capital disponible, son inevitablemente inferiores a las de las empresas más grandes: se comprarán materias primas más baratas, se reducirá el mantenimiento de la maquinaria y habrá menos equipo de protección personal disponible.

                                                  La falta de sindicación o la falta de sindicación dará lugar a salarios inferiores, jornadas laborales más largas e incumplimiento de las condiciones de adjudicación. El trabajo será a menudo más intensivo y es más probable que los niños y los ancianos sean explotados.

                                                  Los servicios de inspección deficientes darán como resultado entornos de trabajo más pobres, más riesgos en el lugar de trabajo y tasas más altas de lesiones y enfermedades.

                                                  Estas características de las pequeñas empresas las sitúan al borde de la supervivencia económica. Entran y desaparecen de forma regular.

                                                  Para equilibrar estas importantes desventajas, las pequeñas empresas son flexibles en sus sistemas productivos. Pueden responder rápidamente a los cambios y, a menudo, desarrollar soluciones imaginativas y flexibles para los requisitos del desafío técnico. A nivel social, el propietario suele ser un gerente de trabajo e interactúa con los trabajadores en un nivel más personal.

                                                  Hay evidencia para apoyar estas creencias. Por ejemplo, un estudio de los EE. UU. encontró que los trabajadores de los talleres de chapistería del vecindario estaban expuestos regularmente a solventes, pigmentos metálicos, pinturas, vapores y polvo de plástico de poliéster, ruido y vibraciones (Jaycock y Levin 1984). Otra encuesta estadounidense mostró que las exposiciones múltiples a corto plazo a sustancias químicas eran características de las pequeñas industrias (Kendrick, Discher y Holaday 1968).

                                                  Un estudio finlandés que investigó esta ocurrencia en 100 lugares de trabajo encontró que las exposiciones de corta duración a los productos químicos eran típicas en la pequeña industria y que la duración de la exposición aumentaba a medida que la empresa crecía (Vihina y Nurminen 1983). Asociadas con este patrón estaban las exposiciones múltiples a diferentes sustancias químicas y exposiciones frecuentes a niveles máximos. Este estudio concluyó que la exposición química en las pequeñas empresas es de carácter complejo.

                                                  Tal vez la ilustración más espectacular del impacto del tamaño en el riesgo para la salud en el trabajo se presentó en el Segundo Taller Internacional sobre el Benceno en Viena, 1980. Para la mayoría de los delegados de la industria del petróleo, el benceno representaba poco riesgo para la salud en el lugar de trabajo; sus lugares de trabajo empleaban sofisticadas técnicas médicas, de higiene y de ingeniería para monitorear y eliminar cualquier posible exposición. Por el contrario, un delegado de Turquía, al comentar sobre la industria de fabricación de botas, que en gran medida era una industria artesanal que se realizaba en el hogar, informó que los hombres, las mujeres y los niños estaban expuestos a altas concentraciones de “un disolvente no etiquetado”, benceno, lo que provocó la aparición de anemias y leucemias (Aksoy et al. 1974). La diferencia en la exposición en las dos situaciones fue una consecuencia directa del tamaño del lugar de trabajo y el contacto más íntimo de los trabajadores en la industria artesanal de fabricación de botas, en comparación con las empresas petroleras a gran escala.

                                                  Dos investigadores canadienses identificaron las principales dificultades que enfrentan las pequeñas empresas como: falta de conciencia de los gerentes sobre los peligros para la salud; el mayor costo por trabajador para reducir estos riesgos; y un clima competitivo inestable que hace poco probable que dichas empresas puedan permitirse implementar las normas y reglamentos de seguridad (Lees y Zajac 1981).

                                                  Así, gran parte de la experiencia y la evidencia registrada indican que los trabajadores de las pequeñas empresas constituyen una población desatendida desde el punto de vista de su salud y seguridad. Rantanan (1993) intentó una revisión crítica de las fuentes disponibles para el Grupo de Trabajo Interregional de la OMS sobre Protección y Promoción de la Salud de los Trabajadores de las Industrias de Pequeña Escala y encontró que, lamentablemente, los datos cuantitativos fiables sobre enfermedades y lesiones de los trabajadores de las industrias de pequeña escala son escasos. .

                                                  A pesar de la falta de datos cuantitativos fiables, la experiencia ha demostrado que las características de las pequeñas industrias dan lugar a una mayor probabilidad de lesiones musculoesqueléticas, laceraciones, quemaduras, heridas punzantes, amputaciones y fracturas, intoxicaciones por inhalación de disolventes y otros productos químicos y , en el sector rural, intoxicaciones por plaguicidas.

                                                  Al servicio de las necesidades de salud de los trabajadores de las pequeñas empresas

                                                  La dificultad para atender las necesidades de salud y seguridad de los trabajadores en las pequeñas empresas se deriva de una serie de características:

                                                    • Las empresas rurales a menudo están aisladas como resultado de estar ubicadas lejos de los centros principales con malos caminos y malas comunicaciones.
                                                    • Los trabajadores de pequeñas embarcaciones pesqueras o en operaciones forestales también tienen acceso limitado a los servicios de salud y seguridad.
                                                    • El hogar, donde se encuentra la mayor parte de la industria artesanal y el “trabajo doméstico” no remunerado, se ignora con frecuencia en la legislación sobre salud y seguridad.
                                                    • Es probable que los niveles educativos de los trabajadores de las industrias en pequeña escala sean más bajos como resultado de abandonar la escuela antes o de la falta de acceso a las escuelas. Esto se ve acentuado por el empleo de niños y trabajadores migrantes (legales e ilegales) que tienen dificultades culturales y de idioma.
                                                    • Aunque está claro que las empresas de pequeña escala contribuyen significativamente al producto interno bruto, la fragilidad de las economías en los países en desarrollo dificulta la provisión de fondos para atender las necesidades de salud y seguridad de sus trabajadores.
                                                    • El gran número y la variabilidad de las pequeñas empresas dificultan la organización efectiva de servicios de salud y seguridad para ellas.

                                                               

                                                              En resumen, los trabajadores de las pequeñas empresas tienen ciertas características que los hacen vulnerables a problemas de salud y dificultan su atención. Éstas incluyen:

                                                                • Inaccesibilidad a los servicios de salud disponibles por razones geográficas o económicas y voluntad de tolerar condiciones de trabajo inseguras e insalubres, principalmente debido a la pobreza o la ignorancia.
                                                                • Privación debido a la mala educación, vivienda, transporte y recreación.
                                                                • Incapacidad para influir en la formulación de políticas.

                                                                     

                                                                    ¿Cuáles son las Soluciones?

                                                                    Estos existen en varios niveles: internacional, nacional, regional, local y en el lugar de trabajo. Implican política, educación, práctica y financiación.

                                                                    En la reunión de Colombo se desarrolló un enfoque conceptual (Declaración de Colombo de 1986), aunque se centró especialmente en los países en desarrollo. Una reafirmación de estos principios aplicables a la industria en pequeña escala, dondequiera que esté ubicada, es la siguiente:

                                                                    1. Es necesario formular políticas nacionales para mejorar la salud y la seguridad de todos los trabajadores de las industrias en pequeña escala, con especial énfasis en la educación y capacitación de los gerentes, supervisores y trabajadores y los medios para garantizar que reciban la información adecuada para proteger la salud y la seguridad de todos. trabajadores
                                                                    2. Los servicios de salud en el trabajo para las industrias en pequeña escala deben integrarse con los sistemas de salud existentes que brindan atención primaria de salud.
                                                                    3. Se necesita una formación adecuada para el personal de salud en el trabajo. Esto debería adaptarse al tipo de trabajo realizado e incluiría la capacitación de los trabajadores y especialistas de atención primaria de la salud, así como de los inspectores de salud pública y las enfermeras mencionadas anteriormente.
                                                                    4. Se necesitan sistemas de comunicación adecuados para garantizar el libre flujo de información sobre salud y seguridad en el trabajo entre los trabajadores, la dirección y el personal de salud en el trabajo a todos los niveles.
                                                                    5. Se debe proporcionar atención de salud ocupacional para pequeños grupos aislados a través de trabajadores de atención primaria de la salud (PHCW) o su equivalente. En las zonas rurales, es probable que esa persona brinde atención médica general a tiempo parcial y se puede agregar un contenido de salud ocupacional. En lugares de trabajo urbanos pequeños, tal situación es menos probable. Se necesitarán personas de la plantilla seleccionadas por sus compañeros de trabajo.
                                                                    6. Estos PHCW rurales y urbanos, que requerirán capacitación y supervisión inicial y continua, deben estar vinculados a los servicios de salud existentes. El “trabajador de salud de enlace” debe ser un profesional de la salud apropiado a tiempo completo con al menos tres años de capacitación. Este profesional de la salud es el eslabón crucial en el funcionamiento efectivo del servicio. (Ver figura 1.)
                                                                    7. La higiene ocupacional que mide, evalúa y controla los peligros ambientales, es una parte esencial del cuidado de la salud ocupacional. Se deben introducir servicios y habilidades de higiene ocupacional apropiados en el servicio tanto central como periférico.

                                                                     

                                                                    Figura 1. Patrones de atención a la salud de los trabajadores en plantas pequeñas

                                                                    GLO080F1

                                                                    A pesar del establecimiento de estos principios, se ha avanzado muy poco, casi con seguridad porque los lugares de trabajo pequeños y los trabajadores que trabajan en ellos tienen poca prioridad en la planificación de los servicios de salud de la mayoría de los países. Las razones para esto incluyen:

                                                                      • falta de presión política por parte de dichos trabajadores
                                                                      • dificultad para atender las necesidades de salud debido a características como el aislamiento, los niveles educativos y el tradicionalismo innato, ya mencionados
                                                                      • la falta de un sistema eficaz de atención primaria de la salud.

                                                                           

                                                                          Los enfoques para la solución de este problema son internacionales, nacionales y locales.

                                                                          Internacionales

                                                                          Una característica problemática de la economía global son los aspectos negativos asociados con la transferencia de tecnología y los procesos peligrosos asociados con ella de los países desarrollados a los países en desarrollo. Una segunda preocupación es el “dumping social”, en el que, para competir en el mercado mundial, se reducen los salarios, se ignoran las normas de seguridad, se amplían las horas de trabajo, se reduce la edad laboral y se instituye una forma de esclavitud moderna. Es urgente que se desarrollen nuevos instrumentos de la OIT y la OMS (Convenios y Recomendaciones) que prohíban estas prácticas.

                                                                          Nacional

                                                                          Se necesita una legislación integral sobre seguridad y salud en el trabajo, respaldada por la voluntad de implementarla y hacerla cumplir. Esta legislación debe estar respaldada por una promoción de la salud positiva y generalizada.

                                                                          Al Cliente

                                                                          Hay una serie de modelos organizativos para los servicios de seguridad y salud en el trabajo que han tenido éxito y que, con las modificaciones apropiadas, pueden adaptarse a la mayoría de las situaciones locales. Incluyen:

                                                                            • Se puede establecer un centro de salud ocupacional en localidades donde hay una población densa de pequeños lugares de trabajo, para brindar tratamiento de accidentes y emergencias, así como funciones de educación e intervención. Dichos centros generalmente cuentan con el apoyo de fondos del gobierno, pero también pueden ser financiados a través de un número de pequeñas industrias locales que comparten los costos, generalmente por empleado.
                                                                            • El servicio de salud ocupacional de una gran empresa puede extenderse a las pequeñas industrias vecinas.
                                                                            • Un servicio de salud ocupacional basado en un hospital que ya cubre los servicios de accidentes y emergencias puede complementar esto con un servicio de atención primaria de salud a domicilio que se concentre en la educación y la intervención.
                                                                            • Se puede proporcionar un servicio donde un médico general brinda servicios de tratamiento en una clínica pero utiliza una enfermera de salud ocupacional visitante para ofrecer educación e intervención en el lugar de trabajo.
                                                                            • Podrá establecerse un servicio especializado de salud en el trabajo integrado por un equipo multidisciplinario integrado por médicos del trabajo, médicos generales, enfermeras de salud en el trabajo, fisioterapeutas y especialistas en radiografía, patología, etc.
                                                                            • Cualquiera que sea el modelo empleado, el servicio debe estar vinculado al lugar de trabajo por un “trabajador de salud de enlace”, un profesional de la salud capacitado con múltiples habilidades tanto en los aspectos clínicos como de higiene del lugar de trabajo. (Ver figura 1)

                                                                                       

                                                                                      Independientemente de la forma organizativa utilizada, las funciones esenciales deben incluir (Glass 1982):

                                                                                        • un centro de formación de primeros auxilios entre los trabajadores de las pequeñas industrias de los alrededores
                                                                                        • un centro para el tratamiento de lesiones menores y otros problemas de salud relacionados con el trabajo
                                                                                        • un centro para la provisión de monitoreo biológico básico que incluye exámenes de detección de audición, función pulmonar, visión, presión arterial, etc., así como los primeros signos de los efectos tóxicos de la exposición a riesgos laborales
                                                                                        • un centro para la provisión de investigaciones ambientales básicas para ser integrado con el monitoreo biológico
                                                                                        • un centro para la provisión de educación sobre salud y seguridad que está dirigido o al menos coordinado por consultores de seguridad familiarizados con los tipos de lugares de trabajo que se atienden
                                                                                        • un centro desde el cual se podrían planificar, proporcionar y coordinar programas de rehabilitación con el regreso al trabajo.

                                                                                                   

                                                                                                  Conclusión

                                                                                                  Las pequeñas empresas son una forma de producción generalizada, fundamental y esencial. Sin embargo, los trabajadores que laboran en ellos frecuentemente carecen de cobertura por la legislación y regulación de salud y seguridad, y carecen de servicios adecuados de salud y seguridad ocupacional. En consecuencia, reflejando las características únicas de las pequeñas empresas, los trabajadores en ellas están más expuestos a los riesgos laborales.

                                                                                                  Las tendencias actuales en la economía mundial están aumentando la extensión y el grado de explotación de los trabajadores en lugares de trabajo pequeños y, por lo tanto, aumentando el riesgo de exposición a productos químicos peligrosos. Se han diseñado medidas internacionales, nacionales y locales apropiadas para disminuir tales riesgos y mejorar la salud y el bienestar de quienes trabajan en empresas de pequeña escala.

                                                                                                   

                                                                                                  Atrás

                                                                                                  El período reciente de transición rápida

                                                                                                  La migración de la industria de los países desarrollados a los países en desarrollo suele explicarse por el menor costo de la mano de obra. Las empresas también establecen operaciones en el extranjero para reducir los costos de transporte produciendo dentro de los mercados extranjeros, para superar las barreras comerciales y evitar las fluctuaciones en los mercados de divisas. Pero algunas empresas migran a países en desarrollo para escapar de las regulaciones ocupacionales y ambientales y su cumplimiento en el país. Para muchas naciones, esa inversión es la principal fuente de nuevos puestos de trabajo.

                                                                                                  Las empresas y los inversores extranjeros han sido responsables de más del 60% de todas las inversiones industriales en los países en desarrollo durante la última década. Durante la década de 1980, comenzó a surgir un mercado financiero global. En un lapso de diez años, los préstamos bancarios internacionales de los principales países desarrollados aumentaron del 4% del PIB al 44%. Entre 1986 y 1990, la inversión extranjera de Estados Unidos, Japón, Alemania Occidental, Francia y Gran Bretaña creció a una tasa anual del 27%. La inversión transfronteriza global ahora se estima en $1,700 mil millones (LaDou y Levy 1995). Hay unas 35,000 empresas transnacionales, con 147,000 filiales extranjeras. Gran parte de la inversión en el mundo en desarrollo proviene de estas corporaciones. Las ventas anuales totales de las 350 corporaciones transnacionales más grandes equivalen a un tercio de los productos internos brutos combinados del mundo industrial y superan con creces a los del mundo en desarrollo.

                                                                                                  La mayor parte de la inversión en los países en desarrollo se dirige a Asia. Entre 1986 y 1990, Asia oriental y sudoriental recibieron 14 9 millones de dólares, América Latina 3 XNUMX millones de dólares y África XNUMX XNUMX millones de dólares. Europa Central ahora compite abiertamente por una parte de la inversión global. India, Vietnam, Egipto, Nicaragua y Uzbekistán han liberalizado recientemente sus reglas de propiedad para aumentar su atractivo para los inversores.

                                                                                                  Las empresas e inversiones japonesas se encuentran en casi todos los países del mundo. Con tierras limitadas y una gran densidad de población, Japón tiene una necesidad apremiante de exportar sus industrias productoras de desechos. Las naciones europeas han exportado industrias peligrosas y ambientalmente anticuadas a África y Medio Oriente y ahora están comenzando a exportarlas a Europa Central. Las corporaciones de Europa occidental son los mayores inversores en Bangladesh, India, Pakistán, Singapur y Sri Lanka.

                                                                                                  China e India, con las poblaciones más grandes del mundo, han tenido cambios drásticos en sus políticas en los últimos años y, como resultado, han dado la bienvenida a industrias de muchos países. Las corporaciones estadounidenses son dominantes en China, Indonesia, Filipinas, Tailandia y Hong Kong y Taiwán (China). Se esperaba que las empresas estadounidenses comprometieran $ 1995 mil millones de inversión en Singapur en 31, un 1994% más que en XNUMX.

                                                                                                  La motivación de los países industrializados

                                                                                                  En los países desarrollados, la industria genera empleos, paga impuestos que respaldan los servicios comunitarios y está sujeta a leyes ambientales y de salud ocupacional. A medida que las naciones industrializadas promulgan leyes para limitar los peligros ambientales asociados con muchas operaciones industriales, los costos de producción aumentan y socavan las ventajas competitivas. Para compensar este problema, los fabricantes trasladan muchas de sus operaciones peligrosas a los países recientemente industrializados. Son bienvenidos porque la creación de una infraestructura en muchas naciones en desarrollo depende de la expansión industrial de los extranjeros.

                                                                                                  Cuando la industria migra a países en desarrollo, las empresas no solo aprovechan los salarios más bajos, sino que también se benefician de las bajas tasas impositivas en comunidades que no gastan mucho en cosas como sistemas de alcantarillado, plantas de tratamiento de agua, escuelas y transporte público. Cuando las empresas establecen plantas en países en desarrollo, su carga fiscal es una pequeña fracción de lo que sería en la mayoría de los países desarrollados.

                                                                                                  Evidencia anecdótica en apoyo de la transición

                                                                                                  La Universidad de California, la Universidad Johns Hopkins y la Universidad de Massachusetts han estudiado recientemente la salud de los trabajadores estadounidenses de semiconductores. Los estudios demuestran que las mujeres tienen un mayor riesgo de aborto espontáneo cuando trabajan en plantas de semiconductores. Los investigadores que participan en estos estudios comentan que las empresas están despidiendo a los trabajadores y cerrando las plantas tan rápidamente que estos estudios probablemente serán los últimos de tamaño suficiente para dar confiabilidad a los hallazgos que se realizarán con trabajadores estadounidenses.

                                                                                                  Predicciones de reducción de estudios en salud ocupacional

                                                                                                  La migración de empresas de semiconductores estadounidenses y japonesas al sudeste asiático se demuestra dramáticamente en el país recientemente industrializado de Malasia. Desde mediados de la década de 1970, Malasia se ha convertido en el tercer mayor fabricante de semiconductores del mundo y el mayor exportador mundial de semiconductores. Es muy poco probable que las empresas extranjeras continúen financiando investigaciones sobre salud ocupacional y ambiental en un país lejano con trabajadores extranjeros. Los ahorros obtenidos por la fabricación extranjera de semiconductores se verán realzados por la capacidad de estas empresas de descuidar la salud y la seguridad como lo hacen sus rivales internacionales. La tasa de aborto espontáneo de los trabajadores de semiconductores será ignorada por los gobiernos y la industria en los países recientemente industrializados. Los trabajadores, en su mayoría, no reconocerán la asociación entre trabajo y aborto espontáneo.

                                                                                                  El deterioro de la salud ambiental y ocupacional de los países en desarrollo

                                                                                                  Los países en desarrollo rara vez cuentan con regulaciones ocupacionales y ambientales aplicables. Les preocupan los abrumadores problemas del desempleo, la desnutrición y las enfermedades infecciosas, a menudo excluyendo los peligros ambientales. Los países recientemente industrializados están ansiosos por los beneficios financieros que les brindan las empresas extranjeras y los inversionistas extranjeros. Pero con esos beneficios vienen los problemas sociales y ecológicos.

                                                                                                  Los resultados económicos y sociales positivos de la actividad industrial en los países en desarrollo van acompañados de una grave degradación ambiental. Las principales ciudades de los países en desarrollo ahora se tambalean con el impacto de la contaminación del aire, la ausencia de tratamiento de aguas residuales y purificación del agua, las crecientes cantidades de desechos peligrosos enterrados o dejados en el suelo o vertidos en ríos u océanos. En muchos de los países del mundo, no existen regulaciones ambientales o, si existen, se aplican poco o nada.

                                                                                                  La fuerza laboral de los países en desarrollo está acostumbrada a trabajar en entornos de pequeñas industrias. En general, cuanto más pequeña es la industria, mayor es la tasa de lesiones y enfermedades en el lugar de trabajo. Estos lugares de trabajo se caracterizan por edificios y otras estructuras inseguras, maquinaria vieja, mala ventilación y ruido, así como por trabajadores con educación, habilidades y capacitación limitadas y empleadores con recursos financieros limitados. Rara vez se dispone de ropa protectora, respiradores, guantes, protectores auditivos y anteojos de seguridad. Las empresas a menudo son inaccesibles a las inspecciones de las agencias gubernamentales de seguridad y salud. En muchos casos, operan como una “industria clandestina” de empresas que ni siquiera están registradas ante el gobierno a efectos fiscales.

                                                                                                  La percepción pública común de las industrias extraterritoriales es la de las principales multinacionales. Mucho más comunes que estos gigantes industriales son los muchos miles de pequeñas empresas propiedad de intereses extranjeros y operadas o supervisadas por gerentes locales. La capacidad de la mayoría de los gobiernos extranjeros para regular la industria o incluso para monitorear el paso de bienes y materiales es extremadamente limitada. Las industrias migratorias generalmente se ajustan a las normas ambientales y de salud y seguridad ocupacional del país anfitrión. En consecuencia, las tasas de mortalidad de los trabajadores son mucho más altas en los países recientemente industrializados que en las naciones desarrolladas, y las lesiones en el lugar de trabajo ocurren con tasas comunes a las naciones desarrolladas durante los primeros años de la Revolución Industrial. En este sentido, la Revolución Industrial se está dando de nuevo, pero con poblaciones de trabajadores mucho más grandes y en muchos más países.

                                                                                                  Prácticamente todo el crecimiento de la población mundial está ocurriendo en el mundo en desarrollo. En la actualidad, la fuerza laboral en los países en desarrollo asciende a alrededor de 1.76 millones, pero aumentará a más de 3.1 millones en 2025, lo que implica una necesidad de 38 a 40 millones de nuevos puestos de trabajo cada año (Kennedy 1993). Siendo este el caso, no es probable que se produzcan demandas de los trabajadores por mejores condiciones de trabajo.

                                                                                                  Migración de enfermedades y lesiones ocupacionales al mundo en desarrollo

                                                                                                  La incidencia de enfermedades profesionales nunca ha sido mayor de lo que es hoy. Las Naciones Unidas estiman que cada año se producen 6 millones de casos de enfermedades profesionales en todo el mundo. Las enfermedades profesionales ocurren con mayor frecuencia por trabajador expuesto en los países en desarrollo y, lo que es aún más importante, ocurren con mayor gravedad. Entre los trabajadores de la minería, la construcción y el asbesto en algunos países en desarrollo, el asbesto es la principal causa de discapacidad y mala salud y, según algunos cálculos, la principal causa de muerte. Los riesgos ocupacionales y ambientales que plantean los productos de asbesto no desalientan a la industria del asbesto de promover el asbesto en el mundo en desarrollo, donde la demanda de materiales de construcción de bajo costo supera las preocupaciones por la salud.

                                                                                                  La fundición y refinación de plomo está migrando de los países desarrollados a los países en desarrollo. El reciclaje de productos de plomo también pasa de los países desarrollados a las naciones más pobres que a menudo no están preparadas para hacer frente a los riesgos laborales y ambientales creados por el plomo. Las naciones desarrolladas tienen pocas fundiciones de plomo hoy en día, habiéndose pasado esta actividad industrial a los países recién industrializados. Muchas actividades de fundición de plomo en el mundo en desarrollo operan con tecnologías que no han cambiado desde hace un siglo. Cuando los países desarrollados se jactan de los logros en el área del reciclaje de plomo, casi invariablemente el plomo se recicla en los países en desarrollo y se devuelve a los países desarrollados como productos terminados.

                                                                                                  En los países en desarrollo, los gobiernos y las industrias aceptan los materiales peligrosos sabiendo que es poco probable que se legislen o apliquen niveles de exposición razonables. La gasolina con plomo, las pinturas, las tintas y los colorantes, las baterías y muchos otros productos que contienen plomo son producidos en los países en desarrollo por empresas que suelen ser de propiedad extranjera y los productos son luego vendidos internacionalmente por los intereses mayoritarios.

                                                                                                  En los países en desarrollo, donde la mayoría de los trabajadores se dedican a la agricultura, los plaguicidas suelen aplicarse a mano. Tres millones de envenenamientos por pesticidas ocurren cada año en el Sudeste Asiático (Jeyaratnam 1992). La mayor parte de la fabricación de plaguicidas en los países en desarrollo la realizan empresas de propiedad extranjera o empresas locales con capital invertido por extranjeros. El uso de pesticidas en los países en desarrollo está creciendo rápidamente a medida que aprenden las ventajas que estos productos químicos ofrecen a la industria agrícola y adquieren la capacidad de producir pesticidas en sus propios países. Los pesticidas como el DDT y el dibromocloropropano (DBCP), que están prohibidos en la mayoría de los países desarrollados, se venden y usan ampliamente sin restricciones en el mundo en desarrollo. Cuando los peligros para la salud provocan la eliminación de un plaguicida del mercado de un país desarrollado, a menudo llega a los mercados no regulados de los países en desarrollo.

                                                                                                  La industria química es uno de los sectores industriales de más rápido crecimiento en la economía global emergente. Las empresas químicas de los países desarrollados se encuentran en todo el mundo. Muchas empresas químicas más pequeñas migran a los países en desarrollo, lo que convierte a la industria química en uno de los principales contribuyentes a la contaminación ambiental. A medida que continúa el crecimiento de la población y la industrialización en las regiones más pobres del mundo, también crece la demanda de pesticidas, fertilizantes químicos y productos químicos industriales. Para agravar este problema, los productos químicos que están prohibidos en los países desarrollados a menudo se fabrican en mayores cantidades en los países recientemente industrializados. El DDT es un ejemplo convincente. Su producción mundial está en niveles récord, sin embargo, ha sido ilegal producir o usar DDT en la mayoría de los países desarrollados desde la década de 1970.

                                                                                                  Costos que se trasladan al mundo en desarrollo

                                                                                                  La experiencia de los países industrializados con los costos de los programas ambientales y de seguridad ocupacional es que una carga financiera muy sustancial se está transfiriendo a las naciones recientemente industrializadas. El costo de futuros accidentes como el de Bhopal, la mitigación del daño ambiental y los efectos sobre la salud pública no suelen discutirse con franqueza en el mundo en desarrollo. Las consecuencias de la industria global pueden convertirse en las raíces de conflictos internacionales generalizados cuando las realidades económicas a largo plazo de la migración industrial se vuelven más evidentes.

                                                                                                  El enigma de la nación en desarrollo

                                                                                                  Las naciones en desarrollo rara vez apoyan la adopción de las normas ambientales del mundo desarrollado. En algunos casos, los opositores argumentan que es una cuestión de soberanía nacional lo que permite que cada nación desarrolle sus propios estándares. En otros casos, existe un resentimiento de larga data por cualquier influencia extranjera, especialmente de las naciones que ya han aumentado su nivel de vida a partir de las actividades industriales que ahora están siendo reguladas. Las naciones en desarrollo toman la posición de que después de tener el nivel de vida de las naciones desarrolladas, adoptarán políticas regulatorias más estrictas. Cuando se pide a las naciones desarrolladas que proporcionen a las naciones en desarrollo industrias cuya tecnología sea ambientalmente benigna, el interés en la migración industrial disminuye drásticamente.

                                                                                                  La necesidad de una intervención internacional

                                                                                                  Las organizaciones internacionales deben asumir un liderazgo más firme en la aprobación y coordinación de la transferencia de tecnología. Debe detenerse la práctica vergonzosa de exportar tecnologías obsoletas y peligrosas a los países en desarrollo cuando estos procesos ya no pueden satisfacer los estándares ambientales de los países desarrollados. Los acuerdos internacionales deben reemplazar los incentivos perversos que amenazan el medio ambiente mundial.

                                                                                                  Ha habido muchos esfuerzos para controlar el comportamiento de la industria. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) Directrices para empresas multinacionales, las Naciones Unidas (ONU) Código de Conducta sobre Empresas Transnacionales y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social intento de proporcionar un marco de comportamiento ético. El Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de desechos peligrosos y su eliminación se adoptó en marzo de 1994. Si bien impide que la mayoría de los desechos peligrosos crucen fronteras, también sirve para institucionalizar un comercio de desechos reciclables que refleja la necesidad de un compromiso político.

                                                                                                  Algunas instituciones crediticias internacionales ahora están produciendo evaluaciones de impacto ambiental (EIA) cuando el país anfitrión no puede realizar esta tarea. La evaluación del potencial de impacto local de al menos ciertos sitios de industrias peligrosas debería ser obligatoria y se podrían agregar estándares de salud y seguridad ocupacional a las evaluaciones de ubicación de plantas.

                                                                                                  La Organización Internacional de Normalización (ISO) ha emprendido el desarrollo de normas voluntarias, la serie ISO 14000 que probablemente se convierta en la norma internacional para la gestión ambiental. Estos abarcan los sistemas de gestión ambiental, las auditorías ambientales, el etiquetado ecológico, las evaluaciones de desempeño ambiental, la evaluación del ciclo de vida y los aspectos ambientales en los estándares de productos (Casto y Ellison, 1996).

                                                                                                  Muchas naciones desarrolladas han establecido niveles de exposición recomendados para los trabajadores que no se pueden exceder sin acción regulatoria o legal. Pero en los países en desarrollo, los estándares de exposición a menudo no existen, no se aplican o son demasiado laxos para ser de utilidad. Las normas internacionales pueden y deben desarrollarse. A los países en desarrollo, y en particular a las empresas extranjeras que fabrican allí, se les puede dar un período de tiempo razonable para cumplir con las normas que se aplican en la mayor parte del mundo desarrollado. Si esto no se hace, algunos trabajadores de estos países pagarán una parte desmesurada del costo de la industrialización.

                                                                                                  Conclusiones

                                                                                                  El estándar internacional más lógico de salud y seguridad ocupacional es el desarrollo de un sistema internacional de seguro de compensación para trabajadores. Los trabajadores de todos los países tienen derecho a los beneficios básicos de la ley de compensación laboral. El incentivo para que los empleadores brinden un ambiente de trabajo saludable y seguro que brinda el seguro de compensación para trabajadores debe ser tal que beneficie a los trabajadores en todos los países, independientemente de la propiedad de la empresa.

                                                                                                  Debe haber un sistema legal internacional para tratar con el medio ambiente y debe haber una capacidad de aplicación lo suficientemente fuerte como para desalentar incluso al más criminal de los contaminadores. En 1972, los países miembros de la OCDE acordaron basar sus políticas ambientales en el principio de “quien contamina paga” (OCDE 1987). La intención era alentar a las industrias a internalizar los costos ambientales y reflejarlos en los precios de los productos. Ampliando el principio, se podría desarrollar una disposición de responsabilidad objetiva en las leyes de todos los países tanto para daños a la propiedad como a terceros. Así, el generador de residuos sería responsable a través de un sistema internacional de responsabilidad objetiva por el manejo de los residuos desde su producción hasta su eliminación.

                                                                                                  Los países en desarrollo no tienen grandes grupos ambientales bien financiados como los que existen en los países desarrollados. La aplicación requerirá la capacitación del personal y el apoyo de los gobiernos que, hasta hace poco tiempo, pusieron tanto énfasis en la expansión industrial que el tema de la protección ambiental ni siquiera fue una consideración.

                                                                                                   

                                                                                                  Atrás

                                                                                                  Miércoles, febrero 23 2011 01: 09

                                                                                                  Tratados de libre comercio

                                                                                                  Los economistas han visto durante mucho tiempo el libre comercio como un ideal. En 1821, el economista David Ricardo argumentó que cada país debería exportar aquellos productos básicos que pudiera producir con una ventaja comparativa. Aunque Ricardo consideró un solo factor de producción, el trabajo, los teóricos posteriores de las proporciones relativas de los factores extendieron este marco al capital, los recursos naturales y otros factores. La mayoría de los economistas modernos creen que las restricciones al comercio (aranceles protectores, subsidios a la exportación y cuotas de importación) crean ineficiencias económicas, distorsionan los incentivos tanto de los productores como de los consumidores y cuestan dinero a las naciones. Argumentan que en los mercados nacionales restringidos proliferan las pequeñas empresas para servir a los mercados pequeños, violando las economías de escala, y que se debilitan los incentivos para que los productores innoven y compitan. Los defensores del libre comercio creen que los argumentos a favor de las restricciones comerciales, aunque a menudo se basan en “el interés nacional”, suelen ser reclamos disfrazados en nombre de intereses especiales.

                                                                                                  Sin embargo, existen varios argumentos económicos en contra del libre comercio. Uno se basa en fallas del mercado interno. Si un mercado interno como el mercado laboral no funciona correctamente, la desviación del libre comercio puede ayudar a restaurar ese mercado o puede generar ganancias compensatorias en otras partes de la economía nacional. Un segundo argumento es que una suposición fundamental de la teoría del libre comercio, la inmovilidad del capital, ya no es correcta, por lo que el libre comercio puede perjudicar a algunos países. Daly y Cobb (1994) escriben:

                                                                                                  El libre flujo de capital y bienes (en lugar de solo bienes) significa que la inversión se rige por la rentabilidad absoluta y no por la ventaja comparativa. La ausencia de un libre flujo de mano de obra significa que las oportunidades de empleo disminuyen para los trabajadores en el país en el que no se están realizando inversiones. Esto representa una descripción más precisa del mundo en que vivimos que el principio de la ventaja comparativa, por muy aplicable que haya sido en la época de Ricardo.

                                                                                                  Dentro de un área de libre comercio, los precios de los bienes que se comercializan tienden a igualarse. De acuerdo con el teorema de igualación de precios de los factores, esto también se aplica a los factores de producción, incluidos los salarios, los costos del cumplimiento normativo y quizás factores externalizados como la contaminación del aire. Eso lleva a un tercer argumento contra el libre comercio: puede ejercer una presión a la baja sobre los salarios, las prácticas de salud, seguridad y medio ambiente, y sobre otros factores de producción, hacia los niveles más bajos de cualquiera de los países comerciantes. Esto plantea serios problemas de salud y seguridad en el trabajo.

                                                                                                  Desde la Segunda Guerra Mundial, la industria se ha vuelto cada vez más internacional. Las comunicaciones y el transporte han avanzado rápidamente. La información y el capital son cada vez más móviles. Las empresas multinacionales se han convertido en una parte cada vez más importante de la economía mundial. En el proceso, los patrones de producción cambian, las plantas se reubican y el empleo se desestabiliza. A diferencia del capital, el trabajo es relativamente inmóvil, tanto geográficamente como en términos de habilidades. Por lo tanto, la reubicación industrial ha ejercido una presión considerable sobre los trabajadores.

                                                                                                  En este contexto, el libre comercio ha aumentado constantemente. Ocho rondas de negociaciones comerciales multilaterales han tenido lugar desde 1947 bajo el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT). La más reciente, la Ronda Uruguay, concluyó en 1994 con la formación de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Los países miembros del GATT (y ahora de la OMC) acuerdan tres principios generales: se abstienen de otorgar subsidios a la exportación (excepto en la agricultura); se abstienen de contingentes de importación unilaterales (excepto cuando las importaciones amenazan con una “perturbación del mercado”); y cualquier arancel nuevo o aumentado debe compensarse con reducciones en otros aranceles para compensar a los socios comerciales. La OMC no elimina aranceles pero los limita y regula. Más de 130 países, muchos de ellos países en desarrollo o en “transición”, son miembros de la OMC. Se espera que el número total de miembros supere los 150.

                                                                                                  Desde la década de 1980 se han producido nuevos movimientos hacia el libre comercio a nivel regional, a través de acuerdos comerciales preferenciales. Bajo estos acuerdos, los países acuerdan eliminar los aranceles sobre el comercio entre ellos mientras continúan manteniendo las barreras arancelarias contra el resto del mundo. Estos acuerdos se conocen como uniones aduaneras, mercados comunes o áreas de libre comercio; los ejemplos incluyen la Unión Europea y las tres naciones de América del Norte. Las alianzas económicas menos unidas, como la Cooperación Económica del Pacífico Asiático (APEC), la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), también promueven el comercio entre sus miembros.

                                                                                                  Seguridad y Salud en el Trabajo en los Tratados de Libre Comercio

                                                                                                  Los acuerdos de libre comercio están diseñados para promover el comercio y el desarrollo económico y la mayoría aborda cuestiones sociales como la salud y la seguridad de los trabajadores solo de manera indirecta, si es que lo hacen. Sin embargo, en el contexto de los acuerdos de libre comercio puede surgir una amplia gama de problemas que afecten la salud y la seguridad en el trabajo.

                                                                                                  Desplazamiento de trabajadores, desempleo y migración

                                                                                                  Los acuerdos de libre comercio ocurren en el contexto de tendencias económicas y sociales más amplias y, a su vez, pueden influir en estas tendencias. Considere el libre comercio entre dos países con diferentes niveles de desarrollo, diferentes escalas salariales y diferentes oportunidades de empleo. En esta situación, las industrias pueden reubicarse, desplazando a los trabajadores de sus puestos de trabajo y creando desempleo en el país de origen. Los nuevos trabajadores desempleados pueden luego migrar a áreas de mayor oportunidad de empleo, especialmente si, como en Europa, también se han eliminado las barreras a la emigración.
                                                                                                  El desempleo, el miedo al desempleo, la migración y el estrés y la perturbación social que los acompañan tienen un profundo impacto en la salud de los trabajadores y sus familias. Algunos gobiernos han intentado mitigar estos efectos con programas sociales, que incluyen readiestramiento laboral, asistencia para la reubicación y apoyos similares, con resultados mixtos.

                                                                                                  Normas de seguridad y salud en el trabajo

                                                                                                  Los países miembros de un tratado de libre comercio pueden diferir en sus estándares de salud y seguridad en el trabajo. Esto implica menores costos de producción para los países con estándares menos estrictos, una importante ventaja comercial. Un resultado probable es la presión política dentro de los países más protectores para reducir sus estándares, y dentro de los países menos protectores para no mejorar sus estándares, a fin de preservar las ventajas comerciales. Los defensores de la salud y la seguridad en el trabajo citan este escenario como una de las principales consecuencias adversas del libre comercio.

                                                                                                  Otro resultado probable también es preocupante. Un país puede decidir bloquear la importación de ciertos materiales o equipos peligrosos para avanzar en su agenda de salud ocupacional. Sus socios comerciales pueden acusarlo de prácticas comerciales desleales, considerando esta política como una barrera comercial encubierta. En 1989, bajo el Acuerdo de Libre Comercio entre Estados Unidos y Canadá, Canadá acusó a Estados Unidos de comercio desleal cuando Estados Unidos tomó medidas para eliminar gradualmente las importaciones de asbesto. Tales disputas pueden socavar los estándares de salud y seguridad de un país con estándares más estrictos.

                                                                                                  Por otro lado, el libre comercio también puede brindar una oportunidad para mejorar los estándares a través del establecimiento colaborativo de estándares, el intercambio de información técnica en la que se basan los estándares y la armonización de estándares dispares hasta niveles altos. Esto se aplica tanto a las normas de salud y seguridad en el trabajo como a las normas laborales relacionadas, como las leyes sobre trabajo infantil, los requisitos de salario mínimo y los reglamentos de negociación colectiva. Un obstáculo importante para la armonización ha sido la cuestión de la soberanía nacional; algunos países se han mostrado reacios a negociar la eliminación de cualquier control sobre sus normas laborales.

                                                                                                  Prácticas de cumplimiento

                                                                                                  Surgen preocupaciones idénticas con respecto a la aplicación de las regulaciones que están en los libros. Incluso si dos socios comerciales tienen estándares comparables de salud y seguridad en el trabajo, uno puede aplicarlos con menos escrúpulos que el otro, lo que reduce los costos de producción y obtiene una ventaja competitiva. Los recursos incluyen un proceso de resolución de disputas para permitir que los países apelen una supuesta práctica comercial desleal y esfuerzos de colaboración para armonizar las prácticas de cumplimiento.

                                                                                                  Comunicación peligrosa

                                                                                                  La comunicación de peligros se refiere a una amplia gama de prácticas: capacitación de los trabajadores, provisión de materiales escritos sobre peligros y medidas de protección, etiquetado de contenedores y acceso de los trabajadores a registros médicos y de exposición. Estas prácticas son ampliamente reconocidas como componentes clave del éxito de los programas de seguridad y salud en el trabajo. El libre comercio y el comercio internacional en general tienen un impacto en la comunicación de peligros en al menos dos formas.

                                                                                                  En primer lugar, si se transportan procesos o productos químicos peligrosos a través de las fronteras nacionales, los trabajadores del país receptor pueden correr peligro. El país receptor puede carecer de la capacidad para la comunicación adecuada de peligros. Las hojas de información, los materiales de capacitación y las etiquetas de advertencia deben proporcionarse en el idioma del país receptor, en un nivel de lectura apropiado para los trabajadores expuestos, como parte del proceso de importación y exportación.

                                                                                                  En segundo lugar, los requisitos inconsistentes para la comunicación de peligros suponen una carga para las empresas que operan en más de un país. Los requisitos uniformes, como un formato único para las hojas de información química, ayudan a abordar este problema y pueden fomentarse en el contexto del libre comercio.

                                                                                                  Capacitación y desarrollo de recursos humanos

                                                                                                  Cuando los socios comerciales difieren en sus niveles de desarrollo económico, es probable que también difieran en sus recursos humanos. Las naciones menos prósperas enfrentan escasez de higienistas industriales, ingenieros de seguridad, médicos y enfermeras ocupacionales, educadores laborales capacitados y otros profesionales clave. Incluso cuando dos naciones tienen niveles comparables de desarrollo, pueden diferir en sus enfoques técnicos de la salud y la seguridad en el trabajo. Los acuerdos de libre comercio brindan la oportunidad de reconciliar estas disparidades. A través de estructuras paralelas, los profesionales de salud y seguridad ocupacional de las naciones comerciales pueden reunirse, comparar sus prácticas y acordar procedimientos comunes cuando sea apropiado. De manera similar, cuando un país tiene escasez de ciertos profesionales en relación con uno o más de sus socios comerciales, pueden cooperar ofreciendo capacitación formal, cursos cortos y otros medios de desarrollo de recursos humanos. Dichos esfuerzos son una parte necesaria de la armonización efectiva de la práctica de la salud ocupacional.

                                                                                                  La recolección de datos

                                                                                                  Un aspecto importante de los esfuerzos coordinados para proteger la salud y la seguridad de los trabajadores es la recopilación de datos. En virtud de un acuerdo de libre comercio, varios tipos de recopilación de datos pueden influir en la salud y la seguridad de los trabajadores. En primer lugar, es necesaria la información sobre las prácticas de salud ocupacional de cada país, en particular sus medios para implementar las normas en el lugar de trabajo. Dicha información ayuda a monitorear el progreso hacia la armonización y puede revelar violaciones que pueden constituir prácticas comerciales desleales. Deben recopilarse datos sobre exposiciones en el lugar de trabajo, no solo por estas razones, sino también como parte de la práctica rutinaria de salud ocupacional. Los datos de exposición deben recopilarse de acuerdo con las buenas prácticas de higiene industrial; si los países miembros utilizan procedimientos de medición coherentes, entonces es posible realizar comparaciones entre ellos. Del mismo modo, los datos de morbilidad y mortalidad son esenciales como parte de buenos programas de seguridad y salud en el trabajo. Si los países de un acuerdo de libre comercio utilizan métodos consistentes para recopilar esta información, entonces pueden comparar sus efectos en la salud, identificar áreas problemáticas y orientar las intervenciones. Esto puede ser difícil de lograr ya que muchos países recopilan sus datos de salud y seguridad de las estadísticas de compensación de los trabajadores y los esquemas de compensación varían ampliamente.

                                                                                                  Prevención

                                                                                                  Finalmente, el libre comercio ofrece una oportunidad para la armonización de los enfoques preventivos, la asistencia técnica entre los países miembros y el intercambio de soluciones. Esto puede ocurrir en el sector privado cuando una empresa opera en varios países y puede implementar una práctica o tecnología preventiva a través de las fronteras. Las empresas que se especializan en servicios de salud ocupacional pueden funcionar internacionalmente, impulsadas por un tratado de libre comercio, y funcionar para difundir prácticas preventivas entre los países miembros. Los sindicatos nacionales en un tratado de libre comercio también pueden colaborar. Por ejemplo, la Oficina Técnica Sindical Europea para la Salud y la Seguridad en Bruselas fue creada por el Parlamento Europeo con el apoyo de sindicatos clave. Dichos esfuerzos pueden empujar a los países miembros hacia una mayor armonización de las actividades preventivas. La armonización de los enfoques preventivos también puede ocurrir a nivel gubernamental, a través de la colaboración en el desarrollo de tecnología, capacitación y otras actividades. En última instancia, el efecto más positivo del libre comercio sobre la salud y la seguridad en el trabajo es la mejora de la prevención en cada uno de los países miembros.

                                                                                                  Conclusión

                                                                                                  Los acuerdos de libre comercio están diseñados principalmente para reducir las barreras comerciales y la mayoría no aborda directamente cuestiones sociales como la salud y la seguridad de los trabajadores (véase también "Estudio de caso: Organización Mundial del Comercio"). En Europa, el libre comercio se desarrolló durante varias décadas en un proceso que abarcó las preocupaciones sociales en un grado inusual. Las organizaciones en Europa responsables de la salud y la seguridad en el trabajo están bien financiadas, incluyen representación de todos los sectores y pueden aprobar directivas que son vinculantes para los países miembros; este es claramente el más avanzado de los acuerdos de libre comercio del mundo con respecto a la salud de los trabajadores. En América del Norte, el TLCAN incluye un proceso detallado de resolución de disputas que se extiende a la salud y seguridad ocupacional, pero pocas otras iniciativas para mejorar las condiciones laborales en los tres países miembros. Otros pactos comerciales regionales no han incorporado iniciativas de seguridad y salud en el trabajo.

                                                                                                  La integración económica de las naciones del mundo está avanzando, debido a los rápidos avances en las comunicaciones, el transporte y las estrategias de inversión de capital. Los acuerdos de libre comercio rigen parte, pero no todo, de este aumento del comercio entre las naciones. Los cambios en los patrones comerciales y la expansión del comercio internacional tienen importantes implicaciones para la salud y la seguridad de los trabajadores. Es fundamental vincular los temas comerciales con los temas de seguridad y salud en el trabajo, utilizando acuerdos de libre comercio y otros medios, para garantizar que los avances en el comercio vayan acompañados de avances en la protección de los trabajadores.

                                                                                                   

                                                                                                  Atrás

                                                                                                  Las empresas multinacionales dominan la fabricación y comercialización de productos químicos y otros productos en los que se sabe que existen riesgos para la seguridad y la salud en el trabajo. Estas corporaciones tienen una experiencia larga pero variable en la gestión para controlar tales peligros y algunas han desarrollado personal y procedimientos grandes para este propósito. Con la tendencia hacia cada vez más acuerdos de libre comercio, se espera que se expanda el dominio de las corporaciones multinacionales (CMN), con la correspondiente disminución en la escala de las industrias de propiedad estatal y las industrias de propiedad privada dentro de las naciones. Por lo tanto, es apropiado considerar el papel adecuado de las multinacionales a medida que las industrias se expanden por todo el mundo, particularmente en países que hasta la fecha han tenido recursos mínimos disponibles para la protección de los trabajadores y el medio ambiente.

                                                                                                  El Consejo Europeo de la Industria Química (CEFIC), en su Directrices del CEFIC sobre Transferencia de Tecnología (Aspectos de Seguridad, Salud y Medio Ambiente), dice que la tecnología transferida debe lograr un grado de seguridad, protección de la salud y protección del medio ambiente igual al del proveedor de tecnología del que se deriva y “equivalente al logrado en las instalaciones del hogar del proveedor de tecnología” (CEFIC 1991) . Esto parecería especialmente aplicable a las operaciones subsidiarias mundiales de las multinacionales.

                                                                                                  Estándares dobles

                                                                                                  Ha habido muchos ejemplos en los que las empresas multinacionales no han sido tan exhaustivas en el control de los riesgos industriales en los países en desarrollo como lo fueron en sus países de origen. Los informes más numerosos de este doble rasero han surgido en relación con el asbesto y otros materiales ultrapeligrosos, donde un control sustancial de los peligros representaría una parte importante de los costos generales de producción y reduciría las ventas de otras maneras. Los casos descritos en la década de 1970 y principios de la de 1980 involucraron empresas con sede en Alemania Occidental, Estados Unidos, Reino Unido, Suiza, Italia, Austria y Japón (Castleman y Navarro 1987).

                                                                                                  El caso mejor examinado de este doble rasero involucra la planta de fabricación de pesticidas que causó miles de muertes y daños permanentes a la salud de miles de personas en Bhopal, India, en 1984. Comparación de la planta de Bhopal con una planta similar operada en los Estados Unidos mostró numerosos estándares dobles en el diseño y la operación de la planta, la auditoría de seguridad, la capacitación de los trabajadores, la dotación de personal para trabajos peligrosos, el mantenimiento de la planta y la responsabilidad de la administración. Factores relevantes adicionales fueron la relativa falta de regulación gubernamental y responsabilidad civil en la India, en comparación con los Estados Unidos (Castleman y Purkayastha 1985).

                                                                                                  El desastre de Bhopal centró la atención mundial en las políticas y prácticas de las multinacionales para salvaguardar la salud y seguridad de los trabajadores y el medio ambiente. Muchas empresas de fabricación gigantes se dieron cuenta de repente de que estaban corriendo riesgos excesivos y reducibles y se movieron para reducir las cantidades de gases comprimidos altamente tóxicos que almacenaban y transportaban. El transporte de grandes cilindros de gas fosgeno, por ejemplo, pasó de ser una práctica habitual en Estados Unidos a evitarse por completo. Dichos cambios se debieron en gran parte al hecho de que prácticamente no se disponía de seguros para las consecuencias de las emisiones químicas en las comunidades. Pero más allá de las consideraciones puramente económicas, la ética y la moralidad de la conducta de las empresas multinacionales fueron objeto de un escrutinio sin precedentes.

                                                                                                  Obviamente, los estándares más bajos de protección de los trabajadores y del medio ambiente pueden otorgar al menos ahorros a corto plazo a los propietarios de las fábricas. La tentación de aumentar las ganancias mediante la reducción de costos es especialmente grande cuando prácticamente no existe regulación gubernamental, conciencia pública, presión sindical o responsabilidad por daños y perjuicios cuando algo sale mal. El caso de Bhopal mostró que cuando los niveles de ganancias son bajos, existe una presión adicional sobre la gerencia para reducir los costos operativos mediante métodos cuyos costos inmediatos son leves pero cuyos riesgos a largo plazo pueden ser catastróficos. Además, la estructura de las multinacionales parecía ideal para aislar a la alta dirección de cualquier responsabilidad personal por las consecuencias del cumplimiento de las normas locales en todo el mundo.

                                                                                                  La investigación de la OIT, Prácticas de seguridad y salud de las empresas multinacionales, encontró que “al comparar el desempeño en salud y seguridad de las multinacionales con base en el hogar con el de las subsidiarias, en general podría decirse que las operaciones del país de origen eran mejores que las de las subsidiarias en los países en desarrollo” (OIT 1984) . Un informe del Centro de las Naciones Unidas sobre Empresas Transnacionales (UNCTC, por sus siglas en inglés) instó a examinar las políticas de las multinacionales con respecto a la “salud y seguridad ocupacional en sus operaciones globales”. El informe concluyó que había “numerosos ejemplos de un 'doble rasero' en el que las medidas de protección de la salud de los trabajadores y la comunidad por parte de las empresas transnacionales son mucho más débiles en los países en desarrollo que en las naciones de origen de las empresas transnacionales”. Ejemplos de esto fueron las industrias de cloruro de vinilo, pesticidas, cromatos, acero, cloro y asbesto (UNCTC 1985).

                                                                                                  La respuesta de las multinacionales químicas más grandes con sede en los Estados Unidos y el Reino Unido fue negar que fuera política de la empresa tener diferentes estándares en diferentes países para proteger a las personas de los mismos riesgos industriales. Sin embargo, estos sentimientos se han expresado de diferentes maneras, algunas de las cuales implican mayor compromiso que otras. Además, muchos se muestran escépticos ante la gran brecha que existe entre las declaraciones de política empresarial y la realidad del doble rasero en la conducta empresarial.

                                                                                                  Administración de productos

                                                                                                  Administración de productos se refiere a la responsabilidad del vendedor de prevenir daños derivados de los productos comercializados, durante todo el ciclo de vida del uso y eliminación del producto. Incluye la responsabilidad de asegurar que una empresa que compra el producto químico del vendedor no lo use de manera peligrosa; al menos una empresa estadounidense, Dow Chemical, ha expresado durante mucho tiempo su política de negarse a vender productos químicos a tales clientes. En 1992, las empresas miembros de la Chemical Manufacturers Association en los Estados Unidos adoptaron un código que contempla la terminación de las ventas a los clientes que no corrigen las “prácticas impropias” en el uso de los químicos que venden.

                                                                                                  Abundan los ejemplos de la necesidad de la administración de productos por parte de los productores de plaguicidas. El reenvasado de plaguicidas en envases de alimentos y el uso de bidones de plaguicidas para almacenar agua potable son causas generalizadas de muerte y enfermedades. El uso y almacenamiento de pesticidas y envases de pesticidas por parte de los pequeños agricultores refleja una falta general de capacitación que los fabricantes podrían brindar.

                                                                                                  En el Valle de Costanza de la República Dominicana, la defoliación por el uso excesivo de pesticidas ha causado que el área sea llamada el “Valle de la Muerte”. A medida que el área ganó la atención de los medios en 1991, Ciba-Geigy, una importante multinacional química, introdujo un programa para enseñar a los pequeños agricultores algo sobre agronomía, manejo integrado de plagas y seguridad. Se reconoció que había que reducir el uso de plaguicidas en el valle. La respuesta de la comunidad al esfuerzo de Ciba para “probar los beneficios económicos y sociales de un mercado sostenible” fue alentadora en la prensa especializada. Ciba opera programas similares para pequeños agricultores en Colombia, Filipinas, Indonesia, Pakistán, Malí, Mozambique y Nigeria. La Red de Acción de Plaguicidas se muestra escéptica ante las versiones corporativas del “manejo integrado de plagas” que hacen hincapié en la “mejor combinación” de plaguicidas en lugar de capacitar a las personas en técnicas en las que el uso de plaguicidas se considera un último recurso.

                                                                                                  Un aspecto importante de la tutela del producto es la divulgación educativa para los trabajadores y el público que utiliza el producto, a través de etiquetas de advertencia, folletos y programas de formación para el cliente. Para ciertos productos peligrosos y los envases en los que se venden, la administración del producto implica recuperar materiales que los clientes utilizarían de otra manera de manera inapropiada o los eliminarían como desechos peligrosos.

                                                                                                  En los tribunales de EE. UU., la tutela de productos se recomienda enfáticamente por la existencia de responsabilidad por daños causados ​​por productos peligrosos y la contaminación. Las personas perjudicadas por productos cuyos peligros no siempre se expresaron en las advertencias de los fabricantes han recibido una compensación sustancial por pérdidas económicas, dolor y sufrimiento y, en algunos casos, además de daños punitivos. Los fabricantes han retirado del mercado de EE. UU. los productos que se ha demostrado que causan anomalías reproductivas en experimentos con animales, en lugar de arriesgarse a demandas multimillonarias de los hijos de los trabajadores que usan el agente que han nacido con defectos de nacimiento. Estos mismos productos a veces han seguido siendo comercializados por las mismas empresas en otros países, donde la responsabilidad del producto no es un factor.

                                                                                                  Por lo tanto, la responsabilidad y la regulación han impuesto a los fabricantes en algunos países el deber de desarrollar procesos y productos menos tóxicos. Pero en ausencia de conciencia pública, responsabilidad y regulación, existe la posibilidad de que las tecnologías desacreditadas y más peligrosas sigan siendo económicamente competitivas, e incluso puede haber un mercado para la tecnología más antigua que se puede explotar en muchos países. Así, a pesar de los avances que están haciendo las CMN en el desarrollo de “tecnologías limpias”, no hay razón para esperar que estas mejoras se transmitan pronto a África, Asia, América Latina y Europa Central y Oriental. Es muy posible que parte de la industria recién construida en estas regiones se haga con equipos importados usados. Esto plantea un desafío ético para las multinacionales que poseen equipos que se reemplazan en Europa y América del Norte.

                                                                                                  Avances en salud pública

                                                                                                  En los últimos años se han producido una serie de avances que indudablemente contribuirían a la protección de la salud pública y del medio ambiente allí donde se arraiguen. Los químicos de investigación industrial, cuyo objetivo tradicionalmente ha sido la maximización del rendimiento del producto con poca preocupación por la toxicidad de los productos y subproductos, ahora discuten los desarrollos en tecnología menos tóxica en simposios sobre "química verde" o "ecología industrial" (Illman 1994) . Ejemplos incluyen:

                                                                                                    • la sustitución de éteres de glicol, solventes clorados y solventes de clorofluorocarbono como agentes de limpieza en el procesamiento de microelectrónica
                                                                                                    • sustitución de disolventes orgánicos por disolventes a base de agua en adhesivos y selladores
                                                                                                    • reducción de solventes orgánicos volátiles en muchas pinturas, a favor de pinturas a base de agua, tecnología de pintura en aerosol que usa dióxido de carbono supercrítico y recubrimientos en polvo
                                                                                                    • reemplazo de cadmio y plomo en pigmentos
                                                                                                    • eliminación de la contaminación del aire por óxido nitroso al fabricar ácido adípico (utilizado para fabricar nailon, poliéster y poliuretano)
                                                                                                    • sustitución de acrilamida en compuestos de lechada
                                                                                                    • sustitución del blanqueo con cloro en la fabricación de papel
                                                                                                    • conversión de fosgeno, arsina y otros gases tóxicos en productos intermedios menos tóxicos que se pueden manejar en procesos industriales, evitando así la necesidad de almacenar y transportar grandes cantidades de gases comprimidos altamente tóxicos
                                                                                                    • sustitución del proceso de fosgeno para la fabricación de policarbonatos por un proceso de carbonato de dimetilo
                                                                                                    • síntesis de isocianatos alifáticos a partir de aminas y dióxido de carbono en lugar de procesos que utilizan fosgeno
                                                                                                    • sustitución del ácido fluorhídrico por ácido sulfúrico o, mejor aún, por catalizadores sólidos, en unidades de alquilación de gasolinas de refinería de petróleo
                                                                                                    • uso de catalizadores de zeolita en la producción de cumeno, reemplazando los catalizadores de ácido fosfórico o cloruro de aluminio y eliminando los problemas de eliminación de desechos ácidos y el manejo de materiales corrosivos.

                                                                                                                           

                                                                                                                          La promoción mundial de tecnologías menos tóxicas puede llevarse a cabo tanto por empresas multinacionales individuales como a través de organismos colectivos. La Cooperativa Industrial para la Protección de la Capa de Ozono es un vehículo que las principales empresas han utilizado para promover una tecnología ambientalmente superior. A través de esta organización, con el apoyo adicional del Banco Mundial, IBM ha tratado de ayudar a las empresas de Asia y América Latina a cambiar a la limpieza y secado a base de agua de placas de circuito y componentes de disco.

                                                                                                                          Funciones del gobierno

                                                                                                                          La expansión industrial está ocurriendo en muchos países, y al considerar las solicitudes para nuevos proyectos industriales, los gobiernos tienen la oportunidad y la responsabilidad de evaluar los peligros para la salud y la seguridad de la tecnología importada. El país anfitrión debe tratar de garantizar que las nuevas operaciones logren altos estándares de desempeño. El solicitante del proyecto debe comprometerse a alcanzar niveles específicos de liberación de contaminantes que no se excedan durante las operaciones de la planta y los límites de exposición de los trabajadores a sustancias tóxicas que se alcanzarán. El solicitante debe estar dispuesto a pagar para que el gobierno obtenga el equipo de monitoreo necesario para asegurar que estos límites se observen en la práctica y para permitir el acceso inmediato a los inspectores del gobierno en cualquier momento.

                                                                                                                          Se debe prestar especial atención a que los solicitantes de proyectos describan su experiencia pasada con la tecnología involucrada y sus peligros. El gobierno anfitrión tiene toda la razón y el derecho de saber qué peligros en el lugar de trabajo y niveles de contaminación existen en fábricas similares operadas por los solicitantes del proyecto. Del mismo modo, es importante saber qué leyes, reglamentos y normas para la protección de la salud pública respetan los solicitantes en instalaciones similares en otros países.

                                                                                                                          El proceso de solicitud del gobierno anfitrión debe incluir una evaluación crítica desde el punto de vista, "¿Realmente necesitamos esto?" Y si la respuesta es afirmativa, el análisis de seguimiento debe proceder en la línea de tratar de garantizar que la tecnología esté diseñada para producir los procesos y productos menos peligrosos para satisfacer cualquier necesidad que se satisfaga. Este procedimiento se ajusta a las políticas establecidas por las principales empresas multinacionales. El cumplimiento de los deberes éticos por parte de los gobiernos y las corporaciones puede garantizar mejor que los avances tecnológicos relacionados con la salud pública se transmitan rápidamente en todo el mundo.

                                                                                                                          Los nuevos proyectos importantes en los países en desarrollo suelen implicar la participación de empresas multinacionales inversoras extranjeras. Las directrices adjuntas (tabla 1) han sido publicadas por Greenpeace y Third World Network (Malasia), y detallan la información que los gobiernos pueden solicitar a los inversores extranjeros (Bruno 1994). En la medida en que los posibles inversores extranjeros no presenten información sobre la tecnología y sus peligros, los gobiernos pueden y deben tomar medidas para obtener información al respecto de forma independiente.

                                                                                                                           


                                                                                                                           

                                                                                                                          Tabla 1. Información de inversionistas extranjeros para revisión ambiental

                                                                                                                          A. El inversionista extranjero deberá presentar un Análisis de Impacto Ambiental del proyecto propuesto, que incluya:

                                                                                                                          1. lista de todas las materias primas, productos intermedios, productos y desechos (con diagrama de flujo)

                                                                                                                          2. lista de todos los estándares de salud y seguridad ocupacional y estándares ambientales (emisiones de efluentes de aguas residuales, tasas de emisión atmosférica para todos los contaminantes del aire, descripción detallada y tasa de generación de desechos sólidos u otros desechos para ser eliminados en tierra o por incineración)

                                                                                                                          3. plan para el control de todos los riesgos de salud y seguridad ocupacional en la operación, almacenamiento y transporte de plantas, productos y desechos potencialmente peligrosos

                                                                                                                          4. copia de los lineamientos de la corporación del inversionista extranjero para realizar análisis de impacto ambiental y de seguridad y salud ocupacional para nuevos proyectos

                                                                                                                          5. Fichas de datos de seguridad del fabricante de todas las sustancias involucradas.

                                                                                                                           

                                                                                                                          B. El inversionista extranjero deberá proporcionar información completa sobre la ubicación, antigüedad y rendimiento de las plantas existentes y las plantas cerradas en los últimos cinco años en las que el inversionista extranjero tenga propiedad parcial o total, donde se utilicen procesos y productos similares, incluyendo:

                                                                                                                          1. lista de todos los estándares de salud y seguridad ocupacional y estándares ambientales aplicables, incluidos los requisitos legales (estándares, leyes, reglamentos) y los estándares y prácticas corporativos voluntarios para el control de riesgos ocupacionales y ambientales de todo tipo

                                                                                                                          2. descripción de todos los casos de incapacidad permanente y/o total sufrida o presuntamente sufrida por los trabajadores, incluidas las reclamaciones de indemnización laboral

                                                                                                                          3. explicación de todas las multas, penalidades, citaciones, infracciones, acuerdos regulatorios y reclamos por daños civiles que involucren asuntos ambientales y de salud y seguridad ocupacional, así como los peligros o daños atribuidos a la comercialización y el transporte de los productos de dichas empresas

                                                                                                                          4. descripción del porcentaje de participación de propiedad y tecnología del inversionista extranjero en cada ubicación de la planta e información similar para otros socios de capital y proveedores de tecnología

                                                                                                                          5. nombres y direcciones de las autoridades gubernamentales que regulan o supervisan la seguridad y salud ambiental y ocupacional para cada ubicación de la planta

                                                                                                                          6. explicación de casos en los que el impacto ambiental de cualquier planta haya sido objeto de controversia dentro de la comunidad local o con las autoridades reguladoras, incluida la descripción de las prácticas criticadas y cómo se resolvieron las críticas en cada caso

                                                                                                                          7. copias, con resumen, de todas las auditorías corporativas de salud y seguridad ocupacional y ambientales e informes de inspección para cada ubicación, incluidas dichas auditorías e informes de consultores

                                                                                                                          8. copias de informes de seguridad, informes de evaluación de peligros e informes de análisis de riesgos realizados con tecnología similar por el inversionista extranjero y sus consultores

                                                                                                                          9. copias de formularios de liberación de sustancias tóxicas que se hayan enviado a organismos gubernamentales (p. ej., la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. o agencias similares en otros países) en los últimos cinco años, para todas las ubicaciones de la planta

                                                                                                                          10.cualquier información que el inversionista extranjero considere relevante.

                                                                                                                           

                                                                                                                          C. El inversionista extranjero deberá presentar una declaración de política corporativa sobre salud, seguridad y desempeño ambiental de las operaciones en todo el mundo. Esto debe incluir la política corporativa sobre leyes, reglamentos, normas, lineamientos y prácticas para nuevos proyectos industriales e instalaciones productivas. El inversionista extranjero deberá explicar cómo se implementa su política global: describiendo el personal responsable de llevar a cabo esta política, su autoridad y responsabilidades, y su posición en la estructura corporativa del inversionista extranjero. Dichas descripciones también incluirán el nombre, la dirección y el número de teléfono de los altos funcionarios de la gerencia corporativa a cargo de esta función de personal. El inversionista extranjero deberá indicar si sigue los mismos estándares a nivel mundial para la protección de los trabajadores y el medio ambiente en todos los proyectos nuevos; y si no, explique por qué no.

                                                                                                                          D. El inversionista extranjero aceptará proporcionar al país en desarrollo acceso inmediato a la instalación industrial propuesta en cualquier momento durante su operación para realizar inspecciones, monitorear la exposición de los trabajadores a los peligros y tomar muestras de emisiones contaminantes.

                                                                                                                          E. El inversionista extranjero deberá aceptar capacitar completamente a todos los empleados expuestos a riesgos laborales potenciales, incluida la capacitación sobre los efectos potenciales para la salud de todas las exposiciones y las medidas de control más efectivas.

                                                                                                                          F. El inversionista extranjero aceptará proporcionar al país en desarrollo equipo para analizar las exposiciones en el lugar de trabajo y la generación de contaminantes, incluidos, entre otros, todos los límites especificados en A(2) anterior, durante la vida útil del proyecto propuesto. El inversionista extranjero deberá aceptar que el proyecto propuesto pagará el costo al gobierno del país en desarrollo por todos los controles médicos y de exposición durante la vigencia del proyecto propuesto.

                                                                                                                          G. El inversionista extranjero deberá aceptar que el proyecto propuesto compensará completamente a cualquier persona cuya salud, capacidad de ingresos o propiedad se vea perjudicada como resultado de los riesgos laborales y los impactos ambientales del proyecto, según lo determine el gobierno del país en desarrollo.

                                                                                                                          H. El inversionista extranjero deberá seguir salvaguardas de comercialización tan restrictivas como las que aplica en cualquier parte del mundo, para asegurar que los trabajadores y miembros del público no sufran daños como resultado del uso de sus productos.

                                                                                                                          I.    Si el inversionista extranjero se da cuenta de un riesgo sustancial de daño a la salud o al medio ambiente por una sustancia que fabrica o vende en el país en desarrollo, un riesgo desconocido y divulgado al momento de esta solicitud, el inversionista extranjero acuerda notificar al medio ambiente organismo de protección del gobierno del país en desarrollo inmediatamente de tal riesgo. (Esto es similar a los requisitos de la sección 8e de la Ley de Control de Sustancias Tóxicas de los EE. UU.).

                                                                                                                          J. El inversionista extranjero deberá proporcionar los nombres, títulos, direcciones, números de teléfono y fax de sus altos funcionarios corporativos encargados de implementar políticas ambientales y ocupacionales y de seguridad y salud, incluidos el diseño y las operaciones de la planta, las inspecciones corporativas y las revisiones del rendimiento de la planta y la administración del producto. .

                                                                                                                          Fuente: Bruno 1994.

                                                                                                                           


                                                                                                                           

                                                                                                                          Los riesgos industriales no son la única razón que tienen los países para querer realizar estudios de impacto ambiental, y los proyectos industriales no son los únicos que justifican dicho escrutinio. La importación y el uso generalizado de tecnología energéticamente ineficiente para la fabricación de refrigeradores, motores eléctricos e iluminación ha causado problemas significativos. En muchos países, la generación de energía eléctrica difícilmente podría satisfacer la demanda incluso si la eficiencia energética fuera un criterio en la evaluación de nuevas tecnologías y el diseño de edificios comerciales. La ineficiencia energética plantea problemas importantes en el desarrollo, incluido el costo de construir y operar una capacidad de generación de energía excesiva, la contaminación y los desincentivos para la expansión causados ​​por fallas y suministros de energía poco confiables. La eficiencia energética podría liberar enormes recursos para satisfacer las necesidades básicas en lugar de construir y operar centrales eléctricas innecesarias.

                                                                                                                          Conclusión

                                                                                                                          Las corporaciones multinacionales están en la posición más poderosa para determinar qué tipos de tecnología se transferirán a los países de Asia, África, América Latina y Europa Central y Oriental. Las grandes empresas tienen la obligación ética y moral de implementar oportunamente políticas globales para eliminar los dobles raseros con respecto a la salud pública y el medio ambiente. Las vidas de las generaciones presentes y futuras se verán afectadas de manera vital por la tasa de transferencia de tecnologías mejoradas y menos peligrosas en todo el mundo.

                                                                                                                          Además, los gobiernos tienen el deber ético de evaluar de manera independiente y crítica los proyectos industriales y comerciales. Esta función se cumple mejor mediante la realización de análisis de búsqueda de las tecnologías y empresas involucradas. La credibilidad y la eficacia del proceso de selección dependerán en gran medida de la transparencia del proceso y de la participación pública en él.

                                                                                                                          Las citas de fuentes corporativas se basan en informes publicados en revistas especializadas en productos químicos y comunicaciones al autor.

                                                                                                                           

                                                                                                                          Atrás

                                                                                                                          Las pérdidas para la sociedad por accidentes y enfermedades relacionados con el trabajo son muy grandes, pero ninguna sociedad puede permitirse el lujo de evitar todas estas pérdidas. Debido a la escasez de recursos, las inversiones limitadas deben orientarse cuidadosamente para obtener el “mayor rendimiento por el dinero”. El mero costeo de la mala salud ocupacional no facilita la focalización de la inversión. Una evaluación económica adecuada puede ser útil si está bien diseñada y ejecutada. Los resultados de dicha evaluación se pueden utilizar, con una evaluación crítica apropiada de la práctica de las evaluaciones, para informar las opciones de inversión. La evaluación económica no determinará ni debe determinar las decisiones de inversión. Tales decisiones serán producto de valores económicos, políticos y sociales. Como argumentó Fuchs (1974):

                                                                                                                          En la raíz de la mayoría de nuestros principales problemas de salud se encuentran opciones de valor. ¿Qué tipo de gente somos? ¿Qué tipo de vida queremos llevar? ¿Qué tipo de sociedad queremos construir para nuestros hijos y nietos? ¿Cuánto peso queremos poner en la libertad individual? ¿Cuánto a la igualdad? ¿Cuánto al progreso material? ¿Cuánto al reino del espíritu? ¿Qué tan importante es nuestra propia salud para nosotros? ¿Qué tan importante es la salud de nuestro prójimo para nosotros? Las respuestas que demos a estas preguntas, así como la orientación que obtengamos de la economía, darán y deberían dar forma a la política de atención de la salud.

                                                                                                                          La decisión de regular la industria minera para que menos trabajadores mueran o mutilen, si tiene éxito, traerá beneficios para la salud de la fuerza laboral. Estos beneficios, sin embargo, tienen costos asociados. En situaciones de la vida real, los mayores costos de mejorar la seguridad aumentarán los precios y reducirán las ventas en los mercados mundiales competitivos y pueden inducir a los empleadores a desviarse de las regulaciones. Tal desviación puede ser tolerada por los sindicatos y sus miembros, quienes pueden preferir la implementación imperfecta de las leyes de salud y seguridad si mejora los ingresos y las perspectivas de empleo.

                                                                                                                          El propósito del análisis económico en salud ocupacional es facilitar la identificación de ese nivel de inversión en seguridad que es eficiente. Eficiencia significa que los costos de hacer un poco más (el costo marginal) para mejorar la seguridad son iguales a los beneficios (los rendimientos marginales en términos de mejoras en la salud y el bienestar resultan de la reducción del riesgo). Los aspectos económicos de la salud y la seguridad en el trabajo son fundamentales para la toma de decisiones en todos los niveles: el taller, la empresa, la industria y la sociedad. Comportarse como si todos los riesgos para la salud de los trabajadores en el lugar de trabajo pudieran erradicarse puede ser ineficiente. Los riesgos deben erradicarse cuando sea rentable. Pero algunos riesgos son raros y demasiado costosos para erradicarlos: deben tolerarse y cuando estos eventos raros dañan el bienestar de los trabajadores, deben aceptarse como desafortunados pero eficientes. Existe un nivel óptimo de riesgo ocupacional más allá del cual los costos de la reducción del riesgo exceden los beneficios. La inversión en seguridad más allá de este punto generará beneficios de seguridad que deben comprarse solo si la sociedad está preparada para actuar de manera ineficiente. Esta es una decisión de política social.

                                                                                                                          Tipos de análisis económico

                                                                                                                          Análisis de costos

                                                                                                                          El análisis de costes implica la identificación, medición y valoración de las consecuencias sobre los recursos de los accidentes de trabajo y la mala salud. Tales descripciones iluminan el tamaño del problema, pero no informan a los tomadores de decisiones sobre cuál de las muchas intervenciones en competencia de todos los que gobiernan y regulan el entorno laboral es la más eficiente.

                                                                                                                          Un buen ejemplo de esto es un estudio británico sobre los costes económicos de los accidentes de trabajo y las enfermedades relacionadas con el trabajo (Davies y Teasdale 1994). En el año 1990 se registraron 1.6 millones de accidentes de trabajo y 2.2 millones de personas padecieron problemas de salud causados ​​o exacerbados por el entorno laboral. Como consecuencia de los hechos, 20,000 personas se vieron obligadas a dejar de trabajar y se perdieron 30 millones de jornadas laborales. La pérdida de ingresos y bienestar de las víctimas y sus familias se estimó en 5.2 millones de libras esterlinas. La pérdida para los empleadores fue de entre 4.4 y 9.4 millones de libras esterlinas. La pérdida para la sociedad en su conjunto fue de £10.9 a £16.3 mil millones (ver tabla 1). Los autores del informe británico señalaron que, si bien el número de accidentes y enfermedades laborales informados había disminuido, los costos estimados eran más altos.

                                                                                                                          Cuadro 1. Los costos para la economía británica de los accidentes de trabajo y la salud relacionada con el trabajo (1990 millones de libras esterlinas)

                                                                                                                          Costos para las víctimas individuales y sus familias

                                                                                                                          Costos para sus empleadores

                                                                                                                          Costos para la sociedad en su conjunto

                                                                                                                          Pérdida de ingreso

                                                                                                                          (£ m)

                                                                                                                          Costos de producción adicionales

                                                                                                                          (£ m)

                                                                                                                          Salida perdida

                                                                                                                          (£ m)

                                                                                                                          Lesiones y accidentes

                                                                                                                          Enfermedad

                                                                                                                          376

                                                                                                                          579

                                                                                                                          Lesiones y accidentes

                                                                                                                          Enfermedad

                                                                                                                          336

                                                                                                                          230

                                                                                                                          Lesiones y accidentes

                                                                                                                          Enfermedad

                                                                                                                          1,365

                                                                                                                          1,908

                                                                                                                           

                                                                                                                          Daños y pérdidas en accidentes

                                                                                                                          Costes de recursos: Daños en accidentes

                                                                                                                           

                                                                                                                          Lesiones y accidentes

                                                                                                                          No lesionado

                                                                                                                          Seguros

                                                                                                                          Rinde de 15 a 140 porciones

                                                                                                                          Rinde de 2,152 a 6,499 porciones

                                                                                                                          505

                                                                                                                          Lesiones y accidentes

                                                                                                                          No lesionado

                                                                                                                          Asegurado

                                                                                                                          Rinde de 15 a 140 porciones

                                                                                                                          Rinde de 2,152 a 6,499 porciones

                                                                                                                          430

                                                                                                                           

                                                                                                                          Tratamiento médico.

                                                                                                                                 

                                                                                                                          Lesiones y accidentes

                                                                                                                          Enfermedad

                                                                                                                          Rinde de 58 a 244 porciones

                                                                                                                          Rinde de 58 a 219 porciones

                                                                                                                           

                                                                                                                          Administración/reclutamiento

                                                                                                                          administración, etc

                                                                                                                             

                                                                                                                          Lesiones y accidentes

                                                                                                                          Enfermedad

                                                                                                                          No lesionado

                                                                                                                          Rinde de 58 a 69 porciones

                                                                                                                          Rinde de 79 a 212 porciones

                                                                                                                          Rinde de 307 a 712 porciones

                                                                                                                          Lesiones y accidentes

                                                                                                                          Enfermedad

                                                                                                                          No lesionado

                                                                                                                          Rinde de 132 a 143 porciones

                                                                                                                          Rinde de 163 a 296 porciones

                                                                                                                          Rinde de 382 a 787 porciones

                                                                                                                          Pérdida de bienestar

                                                                                                                          Pérdida de bienestar

                                                                                                                          Lesiones y accidentes

                                                                                                                          Enfermedad

                                                                                                                          1,907

                                                                                                                          2,398

                                                                                                                          Responsabilidad del empleador

                                                                                                                          Seguros

                                                                                                                          750

                                                                                                                          Lesiones y accidentes

                                                                                                                          Enfermedad

                                                                                                                          1,907

                                                                                                                          2,398

                                                                                                                          Total

                                                                                                                          5,260

                                                                                                                          Total

                                                                                                                          Rinde de 4,432 a 9,453 porciones

                                                                                                                          Total

                                                                                                                          Rinde de 10,968 a 16,336 porciones

                                                                                                                          Menos: indemnización del seguro de responsabilidad civil patronal

                                                                                                                          650

                                                                                                                                 

                                                                                                                          Total neto

                                                                                                                          4,610

                                                                                                                           

                                                                                                                          Fuente: Davies y Teasdale 1994.

                                                                                                                          Los costos fueron más altos que los informados en estudios anteriores debido a las técnicas revisadas de estimación de la pérdida de bienestar y mejores fuentes de información. El ingrediente de información central en este tipo de ejercicio de cálculo de costos es la epidemiología de los accidentes y enfermedades relacionados con el trabajo. Como en todas las demás áreas del análisis de costos sociales (p. ej., alcohol, véase McDonnell y Maynard 1985), la medición del volumen de eventos tiende a ser deficiente. Algunos (¿cuántos?) accidentes no se informan. El vínculo entre la enfermedad y el lugar de trabajo puede ser obvio en algunos casos (p. ej., enfermedades relacionadas con el asbesto) pero incierto en otros casos (p. ej., enfermedades cardíacas y factores de riesgo ocupacionales). Por lo tanto, es difícil identificar el volumen de eventos relacionados con el trabajo.

                                                                                                                          El costo de los eventos que se identifican también es problemático. Si el estrés laboral conduce al alcoholismo y al despido laboral, ¿cómo valorar los efectos de estos hechos en la familia? Si un accidente de trabajo provoca un dolor de por vida, ¿cómo se valora eso? Se pueden identificar muchos costos, algunos se pueden medir, pero a menudo una proporción considerable de los costos que se miden e incluso cuantifican, no se pueden valorar.

                                                                                                                          Antes de gastar demasiado esfuerzo en calcular los costos de los eventos de salud relacionados con el trabajo, es esencial tener certeza sobre el propósito de dicho trabajo y el valor de una gran precisión. El costeo de accidentes y enfermedades relacionadas con el trabajo no informa la toma de decisiones sobre inversiones en prevención de tales eventos porque no dice nada a los gerentes sobre los costos y beneficios de hacer un poco más o un poco menos de esa actividad de prevención. El costo de los eventos relacionados con la mala salud ocupacional puede identificar las pérdidas de la sección (para el individuo, la familia y el empleador) y los costos para la sociedad. Tal trabajo no informa la actividad de prevención. La información relevante para tales elecciones sólo puede derivarse de la evaluación económica.

                                                                                                                          Los principios de la evaluación económica.

                                                                                                                          Hay cuatro tipos de evaluación económica: análisis de minimización de costos, análisis de costo-beneficio, análisis de costo-efectividad y análisis de costo-utilidad. Las características de estos enfoques se describen en la tabla 2.

                                                                                                                          Tabla 2. Tipos de evaluación económica

                                                                                                                           

                                                                                                                          Costo

                                                                                                                          multiplataforma

                                                                                                                          Medición de resultados: ¿Qué?

                                                                                                                          Medición de resultados:

                                                                                                                          ¿Cómo valorado?

                                                                                                                          Análisis de minimización de costos

                                                                                                                          £

                                                                                                                          Asumido idéntico

                                                                                                                          Ninguna

                                                                                                                          Análisis coste-beneficio

                                                                                                                          £

                                                                                                                          Todos los efectos producidos por la alternativa

                                                                                                                          Libras

                                                                                                                          Análisis de rentabilidad

                                                                                                                          £

                                                                                                                          Variable específica común única lograda en diversos grados

                                                                                                                          Unidades comunes (p. ej., años de vida)

                                                                                                                          Análisis de utilidad de costo

                                                                                                                          £

                                                                                                                          Efectos de las terapias competidoras y alcanzados a diferentes niveles

                                                                                                                          QALY o DALY

                                                                                                                           

                                                                                                                          In análisis de minimización de costos (CMA) se supone que el efecto de resultado es idéntico en cada una de las alternativas que se comparan. Por lo tanto, podemos tener dos intervenciones para reducir los efectos cancerígenos de un proceso de producción, y la ingeniería y otros datos muestran que los efectos son idénticos en términos de exposición y reducción del cáncer. CMA se puede utilizar para costear las estrategias alternativas con el fin de identificar la alternativa más barata.

                                                                                                                          Obviamente, la suposición de efectos idénticos es fuerte y no es probable que se cumpla en la mayoría de los casos de inversión; por ejemplo, los efectos de las estrategias alternativas de seguridad sobre la duración y la calidad de vida de los trabajadores serán desiguales. En este caso, se deben utilizar métodos de evaluación alternativos.

                                                                                                                          El más ambicioso de estos métodos es análisis coste-beneficio (ACB). Esto requiere que el analista identifique, mida y valore tanto los costos como los beneficios de las estrategias alternativas de prevención en términos de una medida monetaria común. Valorar los costos de tales inversiones puede ser difícil. Sin embargo, estos problemas tienden a ser leves en comparación con la valoración monetaria de los beneficios de tales inversiones: ¿cuánto vale una lesión evitada o una vida salvada? Como consecuencia de tales dificultades, el CBA no se ha utilizado ampliamente en las áreas de accidentes y salud.

                                                                                                                          Una forma más restringida de evaluación económica, análisis de rentabilidad (CEA), se ha utilizado ampliamente en el campo de la salud. (CEA) fue desarrollado por el ejército de EE. UU., cuyos analistas adoptaron la notoria medida de efecto, "recuento de cadáveres", y luego buscaron identificar cuál era la forma más económica de lograr un recuento de cadáveres enemigo determinado (es decir, cuáles eran los costos relativos de bombardeos de artillería, bombardeos de napalm, cargas de infantería, avances de tanques y otras “inversiones” para lograr un efecto de mortalidad objetivo en el enemigo).

                                                                                                                          Por lo tanto, en CEA suele haber una medida de efecto simple y específica del sector, y los costos de lograr diferentes niveles de reducción en, por ejemplo, eventos en el lugar de trabajo o mortalidad en el lugar de trabajo pueden calcularse.

                                                                                                                          La limitación del enfoque CEA es que las medidas de efecto pueden no ser generalizables, es decir, una medida utilizada en un sector (p. ej., reducir la exposición al asbesto) puede no ser útil en otra área (p. ej., reducir las tasas de accidentes eléctricos en las plantas de energía). industria de la distribución). Por lo tanto, el CEA puede informar la toma de decisiones en un área en particular, pero no generará información evaluativa para dilucidar los costos y efectos de las opciones de inversión en una amplia gama de estrategias de prevención.

                                                                                                                          Análisis de utilidad de costo (CUA) fue ideado para superar este problema mediante el uso de una medida de efecto genérica, como un año de vida ajustado por calidad (QALY) o un año de vida ajustado por discapacidad (DALY) (ver Williams 1974 y World Bank Report on Health 1993, por ejemplo). Las técnicas CUA se pueden utilizar para identificar los efectos de coste/QALY de estrategias alternativas y dicha información puede informar las estrategias de inversión en prevención de una manera más integral.

                                                                                                                          El uso de técnicas de evaluación económica en salud está bien establecido, aunque su uso en medicina laboral es más limitado. Tales técnicas, dadas las dificultades de medir y valorar tanto los costos como los beneficios (p. ej., AVAC), son útiles, si no esenciales, para informar las opciones sobre la inversión en prevención. Es extraordinario que se utilicen muy raramente y que, como consecuencia, la inversión esté determinada "por conjeturas y por Dios" en lugar de una medición cuidadosa dentro de un marco analítico acordado.

                                                                                                                          La práctica de la evaluación económica

                                                                                                                          Como en todas las demás áreas del esfuerzo científico, existe una variación entre los principios de la evaluación económica y su práctica. Por lo tanto, cuando se utilizan estudios sobre los aspectos económicos de los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales, ¡es esencial evaluar las evaluaciones con cuidado! Hace tiempo que se establecieron los criterios para juzgar el mérito de las evaluaciones económicas (p. ej., Drummond, Stoddart y Torrance 1987 y Maynard 1990). Un pionero en este trabajo, Alan Williams, estableció la siguiente lista de temas relevantes hace más de dos décadas (Williams 1974):

                                                                                                                          • ¿Cuál es precisamente la pregunta que el estudio intentaba responder?
                                                                                                                          • ¿Cuál es la pregunta que realmente ha respondido?
                                                                                                                          • ¿Cuáles son los supuestos objetivos de la actividad estudiada?
                                                                                                                          • ¿Con qué medidas están representados?
                                                                                                                          • ¿Cómo se ponderan?
                                                                                                                          • ¿Nos permiten saber si se están alcanzando los objetivos?
                                                                                                                          • ¿Qué gama de opciones se consideró?
                                                                                                                          • ¿Qué otras opciones podría haber habido?
                                                                                                                          • ¿Fueron rechazados o no considerados por buenas razones?
                                                                                                                          • ¿Habría sido probable que su inclusión cambiara los resultados?
                                                                                                                          • ¿Es probable que alguien que no haya sido considerado en el análisis se vea afectado?
                                                                                                                          • Si es así, ¿por qué están excluidos?
                                                                                                                          • ¿La noción de costo es más amplia o más profunda que el gasto de la agencia en cuestión?
                                                                                                                          • De no ser así, ¿está claro que estos gastos cubren todos los recursos utilizados y representan con precisión su valor si se liberan para otros usos?
                                                                                                                          • Si es así, ¿se traza la línea para incluir a todos los posibles beneficiarios y perdedores, y se calculan los recursos a su valor en su mejor uso alternativo?
                                                                                                                          • ¿Se tiene debidamente en cuenta la sincronización diferencial de los elementos en las corrientes de beneficios y costos (por ejemplo, descontando) y, de ser así, a qué tasa?
                                                                                                                          • Cuando hay incertidumbre, o hay márgenes de error conocidos, ¿se aclara qué tan sensible es el resultado a estos elementos?
                                                                                                                          • ¿Son los resultados, en general, lo suficientemente buenos para el trabajo en cuestión?
                                                                                                                          • ¿Alguien más lo ha hecho mejor?

                                                                                                                           

                                                                                                                          Hay varias áreas en la evaluación económica donde la práctica tiende a ser defectuosa. Por ejemplo, en el área del dolor de espalda, que causa importantes pérdidas a la sociedad por enfermedades relacionadas con el trabajo, existe controversia sobre los tratamientos en competencia y sus efectos. El tratamiento “anticuado” para el dolor de espalda era el reposo en cama, pero el tratamiento moderno preferido es la actividad y el ejercicio para disipar la tensión muscular que genera el dolor (Klaber Moffett et al. 1995). Cualquier evaluación económica tiene que basarse en el conocimiento clínico, y esto a menudo es incierto. Por lo tanto, sin una evaluación cuidadosa de la base de conocimiento de la efectividad, el modelado de los efectos económicos de las intervenciones alternativas puede resultar sesgado y confuso para los tomadores de decisiones, como sucede en el campo de la atención médica (Freemantle y Maynard 1994).

                                                                                                                          Las evaluaciones económicas de alta calidad de las inversiones en prevención para reducir las enfermedades y accidentes relacionados con el trabajo son pocas. Como en el cuidado de la salud en general, los estudios disponibles suelen ser de mala calidad (Mason y Drummond 1995). Por lo tanto, ¡cuidado con el comprador! Las evaluaciones económicas son esenciales, pero las deficiencias en la práctica actual son tales que los usuarios de esta ciencia deben ser capaces de evaluar críticamente la base de conocimiento disponible antes de comprometer los escasos recursos de la sociedad.

                                                                                                                           

                                                                                                                          Atrás

                                                                                                                          Los logros de los agricultores chinos en la industrialización rural y en el desarrollo de empresas municipales (tabla 1) han sido notables. De hecho, este desarrollo ha sido la oportunidad más importante para que la población rural escape rápidamente de la pobreza. Desde alrededor de los años setenta, más de 100 millones de agricultores se han mudado a empresas municipales, un número de trabajadores que excede el número total de empleados entonces en empresas estatales y municipales/de propiedad colectiva. En la actualidad, uno de cada cinco jornaleros rurales trabaja en diversas empresas del municipio. Un total del 30% al 60% del ingreso neto personal promedio total de la población rural proviene del valor creado por las empresas municipales. El valor de la producción de las industrias de los municipios representó el 30.8% del valor total de la producción industrial nacional en 1992. Se prevé que para el año 2000, más de 140 millones de trabajadores agrícolas excedentes, o alrededor del 30% de la mano de obra rural estimada, ser absorbido por las industrias de los municipios (Chen 1993; China Daily, 5 de enero de 1993).

                                                                                                                          Cuadro 1. Desarrollo de las empresas municipales de China

                                                                                                                           

                                                                                                                          1978

                                                                                                                          1991

                                                                                                                          Número de empresas (millones)

                                                                                                                          1.52

                                                                                                                          19

                                                                                                                          Número de empleados (millones)

                                                                                                                          28

                                                                                                                          96

                                                                                                                          Activos fijos (miles de millones de yuanes RMB)

                                                                                                                          22.96

                                                                                                                          338.56

                                                                                                                          Valor de producción total (mil millones de yuanes RMB)

                                                                                                                          49.5

                                                                                                                          1,162.1

                                                                                                                           

                                                                                                                          Esta rápida transferencia de mano de obra de la agricultura al trabajo no agrícola en las zonas rurales ha impuesto una fuerte presión sobre los recursos de los servicios de salud en el trabajo. La Encuesta sobre Necesidades de Servicios de Salud Ocupacional y Contramedidas en Industrias Municipales (SOHSNCTI) en 30 condados de muestra de 13 provincias y 2 municipios, organizada por el Ministerio de Salud Pública (MOPH) y el Ministerio de Agricultura (MOA) conjuntamente en 1990, mostró que la mayoría de las empresas de los municipios no habían brindado servicios básicos de salud ocupacional (MOPH 1992). La cobertura de cinco actividades rutinarias de servicios de salud en el trabajo proporcionadas a empresas municipales por instituciones locales de salud en el trabajo (OHI) o estaciones de salud y prevención de epidemias (HEPS) fue muy baja, solo del 1.37 % al 35.64 % (tabla 2). Aquellos servicios que requieren técnicas complicadas o profesionales de la salud ocupacional bien capacitados son particularmente limitados. Por ejemplo, la inspección preventiva de salud en el trabajo, el examen físico de los trabajadores expuestos a riesgos y la vigilancia del lugar de trabajo eran evidentemente insuficientes.

                                                                                                                          Tabla 2. Las coberturas de OHS proporcionadas a las industrias de los municipios por condado HEPS

                                                                                                                          Objetos

                                                                                                                          Empresas

                                                                                                                          Empresas cubiertas por SSO

                                                                                                                          %

                                                                                                                          Inspección de OH preventiva

                                                                                                                          7,716

                                                                                                                          106

                                                                                                                          1.37

                                                                                                                          Recorrido general de higiene industrial

                                                                                                                          55,461

                                                                                                                          19,767

                                                                                                                          35.64

                                                                                                                          Monitoreo de riesgos en el lugar de trabajo

                                                                                                                          55,461

                                                                                                                          2,164

                                                                                                                          3.90

                                                                                                                          Examen físico del trabajador.

                                                                                                                          55,461

                                                                                                                          1,494

                                                                                                                          2.69

                                                                                                                          Ayuda para configurar el mantenimiento de registros de OH

                                                                                                                          55,461

                                                                                                                          16,050

                                                                                                                          28.94

                                                                                                                           

                                                                                                                          Mientras tanto, existe una tendencia a que los problemas de salud ocupacional en las empresas rurales estén empeorando. Primero, la encuesta mostró que el 82.7% de las empresas industriales rurales tenían al menos un tipo de riesgo laboral en el lugar de trabajo. Los trabajadores expuestos al menos a un tipo de peligro representaron el 33.91% de los trabajadores manuales. Las muestras de aire de plomo, análogos de benceno, cromo, polvo de sílice, polvo de carbón y polvo de asbesto en 2,597 lugares de trabajo en 1,438 empresas indicaron que la tasa de cumplimiento total fue del 40.82 % (tabla 3); las tasas de cumplimiento con respecto a los polvos fueron muy bajas: 7.31% para sílice, 28.57% para polvo de carbón y 0.00% para asbesto. La tasa de cumplimiento total para el ruido en 1,155 empresas fue del 32.96%. Se realizaron exámenes físicos a los trabajadores expuestos a más de siete peligros (tabla 4). La prevalencia total de enfermedades profesionales causadas únicamente por la exposición a estos siete tipos de peligros fue del 4.36%, muy superior a la prevalencia del total de enfermedades profesionales indemnizables en las empresas estatales. Hubo otro 11.42% de trabajadores expuestos sospechosos de tener enfermedades profesionales. Luego, las industrias peligrosas continúan transfiriéndose de las áreas urbanas a las rurales, y de las empresas estatales a las municipales. La mayoría de los trabajadores de estas industrias solían ser agricultores antes del empleo y carecían de educación. Incluso los empleadores y los gerentes todavía tienen muy poca educación. Una encuesta que abarcó 29,000 empresas municipales indicó que el 78% de los empleadores y gerentes solo tenían educación secundaria o primaria y que algunos de ellos eran simplemente analfabetos (tabla 5). Un total del 60% de los empleadores y gerentes no conocían los requisitos gubernamentales de salud ocupacional. Predijo que la prevalencia de las enfermedades profesionales en las industrias rurales aumentará y alcanzará su punto máximo para el año 2000.

                                                                                                                          Tabla 3. Tasas de cumplimiento de seis peligros en los lugares de trabajo

                                                                                                                          Peligros1

                                                                                                                          Empresas

                                                                                                                          Sitios de trabajo monitoreados

                                                                                                                          Sitios de trabajo que cumplen

                                                                                                                          Tasa de cumplimiento (%)2

                                                                                                                          Lidera

                                                                                                                          177

                                                                                                                          250

                                                                                                                          184

                                                                                                                          73.60

                                                                                                                          análogos de benceno

                                                                                                                          542

                                                                                                                          793

                                                                                                                          677

                                                                                                                          85.37

                                                                                                                          Cromo

                                                                                                                          56

                                                                                                                          64

                                                                                                                          61

                                                                                                                          95.31

                                                                                                                          Polvo de sílice

                                                                                                                          589

                                                                                                                          1,338

                                                                                                                          98

                                                                                                                          7.31

                                                                                                                          Polvo de carbón

                                                                                                                          68

                                                                                                                          140

                                                                                                                          40

                                                                                                                          28.57

                                                                                                                          polvo de amianto

                                                                                                                          6

                                                                                                                          12

                                                                                                                          0

                                                                                                                          0.00

                                                                                                                          Total

                                                                                                                          1,438

                                                                                                                          2,597

                                                                                                                          1,060

                                                                                                                          40.82

                                                                                                                          1 No se encontró mercurio en las áreas de muestra.
                                                                                                                          2 La tasa de cumplimiento para el ruido fue del 32.96%; ver texto para más detalles.

                                                                                                                           

                                                                                                                          Tabla 4. Las tasas detectables de enfermedades profesionales

                                                                                                                          enfermedades profesionales

                                                                                                                          personas controladas

                                                                                                                          ninguna enfermedad

                                                                                                                          con enfermedad

                                                                                                                          Sospecha de enfermedad

                                                                                                                           

                                                                                                                          No.

                                                                                                                          No.

                                                                                                                          %

                                                                                                                          No.

                                                                                                                          %

                                                                                                                          No.

                                                                                                                          %

                                                                                                                          Silicosis

                                                                                                                          6,268

                                                                                                                          6,010

                                                                                                                          95.88

                                                                                                                          75

                                                                                                                          1.20

                                                                                                                          183

                                                                                                                          2.92

                                                                                                                          Neumoconiosis de los trabajadores del carbón

                                                                                                                          1,653

                                                                                                                          1,582

                                                                                                                          95.70

                                                                                                                          18

                                                                                                                          1.09

                                                                                                                          53

                                                                                                                          3.21

                                                                                                                          Asbestosis

                                                                                                                          87

                                                                                                                          66

                                                                                                                          75.86

                                                                                                                          3

                                                                                                                          3.45

                                                                                                                          18

                                                                                                                          20.69

                                                                                                                          Envenenamiento crónico por plomo

                                                                                                                          1,085

                                                                                                                          800

                                                                                                                          73.73

                                                                                                                          45

                                                                                                                          4.15

                                                                                                                          240

                                                                                                                          22.12

                                                                                                                          Envenenamiento por análogos de benceno1

                                                                                                                          3,071

                                                                                                                          2,916

                                                                                                                          94.95

                                                                                                                          16

                                                                                                                          0.52

                                                                                                                          139

                                                                                                                          4.53

                                                                                                                          Intoxicación crónica por cromo

                                                                                                                          330

                                                                                                                          293

                                                                                                                          88.79

                                                                                                                          37

                                                                                                                          11.21

                                                                                                                          -

                                                                                                                          -

                                                                                                                          Pérdida de audición inducida por ruido

                                                                                                                          6,453

                                                                                                                          4,289

                                                                                                                          66.47

                                                                                                                          6332

                                                                                                                          9.81

                                                                                                                          1,5313

                                                                                                                          23.73

                                                                                                                          Total

                                                                                                                          18,947

                                                                                                                          15,956

                                                                                                                          84.21

                                                                                                                          827

                                                                                                                          4.36

                                                                                                                          2,164

                                                                                                                          11.42

                                                                                                                          1 Benceno, tolueno y xileno, medidos por separado.
                                                                                                                          2 Discapacidad auditiva en la frecuencia del sonido.
                                                                                                                          3 Discapacidad auditiva en alta frecuencia.

                                                                                                                           

                                                                                                                          Tabla 5. Distribución del trabajo peligroso y la educación de los empleadores

                                                                                                                          Educación de los empleadores

                                                                                                                          Número total de empresas

                                                                                                                          (1)

                                                                                                                          Empresas con trabajo peligroso

                                                                                                                          (2)

                                                                                                                          Trabajadores de cuello azul

                                                                                                                          (3)

                                                                                                                          Trabajadores expuestos

                                                                                                                          (4)

                                                                                                                          Empresas peligrosas (%)

                                                                                                                          (2) / (1)

                                                                                                                          Trabajadores expuestos (%)

                                                                                                                          (4) / (3)

                                                                                                                          Analfabetismo

                                                                                                                          239

                                                                                                                          214

                                                                                                                          8,660

                                                                                                                          3,626

                                                                                                                          89.54

                                                                                                                          41.87

                                                                                                                          Escuela primaria

                                                                                                                          6,211

                                                                                                                          5,159

                                                                                                                          266,814

                                                                                                                          106,076

                                                                                                                          83.06

                                                                                                                          39.76

                                                                                                                          secundaria

                                                                                                                          16,392

                                                                                                                          13,456

                                                                                                                          978,638

                                                                                                                          338,450

                                                                                                                          82.09

                                                                                                                          34.58

                                                                                                                          escuela tecnica media

                                                                                                                          582

                                                                                                                          486

                                                                                                                          58,849

                                                                                                                          18,107

                                                                                                                          83.51

                                                                                                                          30.77

                                                                                                                          secundaria

                                                                                                                          5,180

                                                                                                                          4,324

                                                                                                                          405,194

                                                                                                                          119,823

                                                                                                                          83.47

                                                                                                                          29.57

                                                                                                                          Universidades

                                                                                                                          642

                                                                                                                          544

                                                                                                                          74,750

                                                                                                                          21,840

                                                                                                                          84.74

                                                                                                                          29.22

                                                                                                                          Total

                                                                                                                          29,246

                                                                                                                          24,183

                                                                                                                          1,792,905

                                                                                                                          607,922

                                                                                                                          82.69

                                                                                                                          33.91

                                                                                                                           

                                                                                                                          El desafío de la migración masiva de la fuerza laboral

                                                                                                                          La fuerza laboral social en China en 1992 era de 594.32 millones, de los cuales el 73.7% se clasificaba como rural (Oficina Nacional de Estadísticas 1993). Se informa que un tercio de los 440 millones de trabajadores rurales del país están realmente desempleados (China Daily, 7 de diciembre de 1993). El vasto excedente de trabajadores que ha superado con creces la reserva de empleabilidad en las industrias rurales está migrando hacia las zonas urbanas. El movimiento masivo de agricultores hacia las áreas urbanas en los últimos años, especialmente intenso desde principios de la década de 1990, ha sido el gran desafío para los gobiernos central y locales. Por ejemplo, en la primera mitad de 1991, solo 200,000 agricultores abandonaron sus lugares de origen en la provincia de Jiangxi, pero en 1993, más de tres millones siguieron la corriente, lo que representó una quinta parte de los trabajadores rurales de la provincia (China Daily, 21 de mayo de 1994). Sobre la base de estadísticas estatales, se ha pronosticado que 250 millones de trabajadores rurales ingresarán al mercado laboral urbano para fines de siglo (China Daily, 25 de noviembre de 1993). Además, hay alrededor de 20 millones de jóvenes cada año que ingresan a la edad legal para trabajar en todo el país (Oficina Nacional de Estadísticas 1993). Gracias a la urbanización generalizada y la gran apertura al mundo exterior, que está atrayendo inversiones extranjeras, se han creado más oportunidades de trabajo para los trabajadores rurales migrantes. Los migrantes se dedican a una mayor variedad de negocios en las ciudades, incluida la industria, la ingeniería civil, el transporte, el comercio y los oficios de servicios y la mayoría de los trabajos peligrosos o de alto riesgo que a la gente urbana no le gusta hacer. Estos trabajadores tienen los mismos antecedentes personales que los de las empresas de municipios rurales y enfrentan problemas de salud ocupacional similares. Además, debido a su movilidad, es difícil rastrearlos y los empleadores podrían eludir fácilmente sus responsabilidades por la salud de los trabajadores. Además, estos trabajadores a menudo están involucrados en diversas ocupaciones en las que el riesgo para la salud de las exposiciones peligrosas puede ser complicado y es difícil brindarles acceso a los servicios de salud ocupacional. Estas condiciones hacen que la situación sea más grave.

                                                                                                                          Los problemas de salud ocupacional que enfrentan las industrias financiadas con fondos extranjeros

                                                                                                                          Actualmente hay más de 10 millones de trabajadores domésticos en todo el país empleados en más de 70,000 empresas con fondos extranjeros. Las políticas preferenciales para fomentar la inversión de capital extranjero, la existencia de vastos recursos naturales y una mano de obra barata atraen cada vez a más inversores. La Comisión Estatal de Planificación del Consejo de Estado ha decidido imponer menos exámenes administrativos a los solicitantes. Los gobiernos locales recibieron más poder para aprobar los proyectos de inversión. Aquellas que involucren financiamientos menores a US$30 millones pueden ser decididas por las autoridades locales, con registro en la Comisión Estatal de Planificación, y se alienta a las empresas extranjeras a licitar por ellas (China Daily, 18 de mayo de 1994). Por supuesto, las empresas con fondos extranjeros también son muy atractivas para muchos trabajadores chinos, principalmente debido a los salarios más altos que se ganan.

                                                                                                                          En el curso de alentar la inversión extranjera, las industrias peligrosas también se han transferido a este país. El MOPH y otras agencias relacionadas se han preocupado por la salud ocupacional de los trabajadores en estos sectores. Algunas encuestas locales han indicado la magnitud del problema, que implica una alta exposición a los riesgos laborales, largas horas de trabajo, arreglos de trabajo deficientes, problemas especiales para las trabajadoras, sin protección personal adecuada, sin examen de salud y educación, sin seguro médico y despido de trabajadores afectados por enfermedades profesionales, entre otros problemas.

                                                                                                                          La incidencia de accidentes por intoxicación química ha ido en aumento en los últimos años. La información del Instituto Provincial de Prevención y Tratamiento de Enfermedades Ocupacionales de Guangdong en 1992 informó que dos accidentes de envenenamiento por solvente ocurrieron simultáneamente en dos fábricas de juguetes financiadas en el extranjero en la zona económica especial de Zhuhai, lo que resultó en un total de 23 casos de toxicidad para los trabajadores. De estas, 4 personas sufrieron intoxicación por 1,2-dicloroetano y tres de ellas fallecieron; otros 19 casos tuvieron intoxicación por análogos de benceno (benceno, xileno y tolueno). Estos trabajadores habían trabajado en las fábricas durante poco menos de un año, algunos de ellos durante sólo 20 días (Hospital Provincial de Prevención y Tratamiento de Enfermedades Ocupacionales de Guangdong, 1992). En el mismo año, se informaron dos accidentes por envenenamiento en la ciudad de Dalian, provincia de Liaoning; uno involucró a 42 trabajadores y otro involucró a 1,053 trabajadores (Instituto de Tratamiento y Prevención de Enfermedades Ocupacionales de la Ciudad de Dalian 1992b). La Tabla 6 muestra algunas condiciones básicas relacionadas con la salud ocupacional en tres zonas económicas especiales (SEZ) en Guangdong y el Área de Desarrollo Económico y Tecnológico de Dalian, encuestadas por OHI locales o HEPS (Instituto de Prevención y Tratamiento de Enfermedades Ocupacionales de la Ciudad de Dalian 1992b).

                                                                                                                          Tabla 6. Antecedentes relacionados con la salud ocupacional en empresas de capital extranjero

                                                                                                                          Área

                                                                                                                          Nº de empresas

                                                                                                                          Cantidad de Empleados

                                                                                                                          Empresas con riesgos laborales (%)

                                                                                                                          Trabajadores expuestos (%)

                                                                                                                          Empresas que tienen OHSO1 (%)

                                                                                                                          Empresas que realizan exámenes de salud (%)

                                                                                                                           

                                                                                                                          Periódico

                                                                                                                          Pre-empleo

                                                                                                                          Guangdong2

                                                                                                                          657

                                                                                                                          69,996

                                                                                                                          86.9

                                                                                                                          17.9

                                                                                                                          29.3

                                                                                                                          19.6

                                                                                                                          31.2

                                                                                                                          Dalian3

                                                                                                                          72

                                                                                                                          16,895

                                                                                                                          84.7

                                                                                                                          26.9

                                                                                                                          19.4

                                                                                                                          0.0

                                                                                                                          0.0

                                                                                                                          1 Cualquier forma de organización de seguridad y salud ocupacional en el plan, por ejemplo, clínicas, comité de SSO, etc.
                                                                                                                          2 La encuesta en 1992, en tres zonas económicas especiales (SEZ): Shenzhen, Zhuhai y Shantou.
                                                                                                                          3 La encuesta en 1991 en el Área de Desarrollo Económico y Tecnológico de Dalian.

                                                                                                                           

                                                                                                                          Los empleadores de empresas con fondos extranjeros, especialmente las pequeñas fábricas, ignoran las normas y reglamentos gubernamentales para proteger los derechos de los trabajadores y su salud y seguridad. Solo el 19.6 % o el 31.2 % de los trabajadores en tres zonas económicas especiales de Guongdong podían someterse a algún tipo de examen de salud (véase el cuadro 6). Aquellas empresas que no proporcionaron equipos de protección personal para trabajadores expuestos representaron el 49.2% y solo el 45.4% de las empresas otorgaron subsidios por exposición a peligros (diario chino, 26 de noviembre de 1993). En Dalian, la situación era aún peor. Otra encuesta realizada por el Sindicato Provincial de Guangdong en 1993 indicó que más del 61% de los empleados trabajaban más de seis días a la semana (China Daily, 26 de noviembre de 1993).

                                                                                                                          Las trabajadoras sufren aún más por las pésimas condiciones laborales, según un informe publicado en junio por la Confederación de Sindicatos de China (ACFTU). Una encuesta realizada por la ACFTU en 1991 y 1992 entre 914 empresas con fondos extranjeros mostró que las mujeres representaban el 50.4% del total de 160 mil empleados. La proporción de mujeres es mayor en algunas zonas en los últimos años. Muchas empresas extranjeras no firmaron contratos laborales con sus empleados y algunas fábricas contrataron y despidieron trabajadoras a voluntad. Algunos inversionistas extranjeros empleaban sólo a muchachas solteras de entre 18 y 25 años, a quienes despedían una vez que se casaban o quedaban embarazadas. Mientras tanto, muchas mujeres a menudo se vieron obligadas a trabajar horas extras sin pago extra. En una fábrica de juguetes en Guangzhou, capital de la provincia de Guangdong, los trabajadores, en su mayoría mujeres, tenían que trabajar 15 horas al día. Incluso entonces, no se les permitía tomar los domingos libres ni disfrutar de ninguna fiesta anual (China Daily, 6 de julio de 1994). Este no es un fenómeno muy raro. Aún no se han dado a conocer los detalles del estado de salud ocupacional de los trabajadores en las empresas con fondos extranjeros. Sin embargo, a partir de la información anterior, uno puede imaginar la gravedad del problema.

                                                                                                                          Nuevos problemas en las empresas estatales

                                                                                                                          Para cumplir con los requisitos de una economía de mercado, las empresas estatales, especialmente las grandes y medianas, deben transformar el mecanismo operativo tradicional y establecer un sistema empresarial moderno que defina claramente los derechos de propiedad y los derechos y responsabilidades empresariales y, al mismo tiempo, al mismo tiempo empujar las empresas estatales en el mercado para aumentar su vitalidad y eficiencia. Algunas pequeñas empresas estatales pueden arrendarse o venderse a colectivos o individuos. Las reformas tienen que afectar todos los aspectos del negocio, incluidos los programas de salud ocupacional.

                                                                                                                          En la actualidad, perder dinero es un problema grave al que se enfrentan muchas empresas estatales. Se informa que alrededor de un tercio de las empresas tienen déficit. Las razones de esto son diversas. En primer lugar, existe una fuerte carga fiscal y financiera destinada a cuidar de un gran contingente de empleados jubilados y proporcionar una gran cantidad de beneficios de bienestar social a los trabajadores actuales. En segundo lugar, un enorme excedente de mano de obra, alrededor del 20 al 30% en promedio, en una empresa no puede liberarse en el frágil sistema de seguridad social existente. En tercer lugar, el sistema de gestión obsoleto se adaptó a la economía planificada tradicional. En cuarto lugar, las empresas estatales no tienen ventajas de política competitiva sobre las empresas de capital extranjero (China Daily, 7 de abril de 1994).

                                                                                                                          En estas circunstancias, la salud ocupacional en las empresas estatales tiende a debilitarse inevitablemente. En primer lugar, se ha reducido el apoyo financiero a los programas de salud en el caso de algunas empresas y las instituciones médico/sanitarias de las empresas que antes brindaban atención médica solo a sus propios empleados, ahora las abren a las comunidades. En segundo lugar, algunos establecimientos de sanidad en planta se están separando de la afiliación con empresas como parte de un esfuerzo por trasladar la carga de los costos a las empresas estatales. Antes de que se estableciera el nuevo sistema de seguridad social, también existía la preocupación de que la financiación de los programas de salud ocupacional en la planta también pudiera verse afectada. En tercer lugar, gran parte de la tecnología y los equipos obsoletos han estado funcionando durante décadas, generalmente con altos niveles de emisiones peligrosas, y no pueden mejorarse ni reemplazarse en un corto período de tiempo. Más del 30% de los lugares de trabajo de empresas estatales y colectivas de la ciudad no cumplen con las normas nacionales de higiene (MAC o MAI). En cuarto lugar, la implementación de los reglamentos o normas de salud ocupacional se ha debilitado en los últimos años; por supuesto, una de las razones de esto es la incompatibilidad entre el antiguo sistema de gestión de salud ocupacional en los días de la planificación central con la nueva situación de reforma empresarial. En quinto lugar, para reducir el costo de la mano de obra y ofrecer oportunidades de empleo más amplias, la contratación de trabajadores temporales o estacionales, la mayoría de los cuales son inmigrantes de áreas rurales, para realizar trabajos peligrosos en empresas estatales se ha convertido en un fenómeno común. Muchos de ellos no pueden obtener ni siquiera el equipo de protección personal más simple o cualquier capacitación en seguridad de sus empleadores. Esto ha seguido siendo una amenaza potencial para la salud que afecta a la población activa de China.

                                                                                                                          Problemas en el Sistema de Servicios de Salud Ocupacional

                                                                                                                          La cobertura de los servicios de salud ocupacional no es lo suficientemente amplia. Como se mencionó anteriormente, solo el 20% de los trabajadores expuestos a riesgos pueden ser cubiertos por exámenes periódicos de salud, la mayoría de los cuales trabajan en empresas estatales. Las razones por las que la cobertura es tan baja son las siguientes:

                                                                                                                          En primer lugar, la escasez de recursos de los servicios de salud en el trabajo es uno de los principales factores. Este es especialmente el caso de las industrias rurales, que no tienen capacidad para proporcionar tales servicios por sí mismas. Los datos del SOHSNCTI han demostrado que había 235 profesionales de la salud ocupacional en los HEPS del condado en 30 condados muestreados. Deben entregar el servicio de salud ocupacional a 170,613 empresas con 3,204,576 empleados en esas áreas (MOPH 1992). Así, cada trabajador de salud en el trabajo a tiempo completo cubría un promedio de 1,115 empresas y 20,945 empleados. De la encuesta de 1989 también surgió el hecho de que los gastos de salud de los gobiernos de 30 condados representaron el 3.06% del gasto total del gobierno de condado. Los gastos totales tanto para la prevención de enfermedades como para la inspección de la salud representaron solo el 8.36% del total de los gastos gubernamentales de salud del condado. La fracción gastada puramente en servicios de salud ocupacional fue aún menor. La falta de equipamiento básico para el servicio de salud ocupacional es un gran problema en los condados encuestados. La disponibilidad promedio de trece categorías de equipos en 28 de los 30 condados fue solo el 24% del requisito definido en la norma nacional (tabla 7).

                                                                                                                          Tabla 7. Instrumentos de rutina para la salud ocupacional en HEPS de 28 países en 1990, China

                                                                                                                          Objetos

                                                                                                                          Numero de instrumentos

                                                                                                                          Número de instrumentos requeridos por estándar

                                                                                                                          porcentaje (%)

                                                                                                                          Muestreador de aire

                                                                                                                          80

                                                                                                                          140

                                                                                                                          57.14

                                                                                                                          Muestreador personal

                                                                                                                          45

                                                                                                                          1,120

                                                                                                                          4.02

                                                                                                                          Muestreador de polvo

                                                                                                                          87

                                                                                                                          224

                                                                                                                          38.84

                                                                                                                          Detector de ruido

                                                                                                                          38

                                                                                                                          28

                                                                                                                          135.71

                                                                                                                          Detector de vibraciones

                                                                                                                          2

                                                                                                                          56

                                                                                                                          3.57

                                                                                                                          Detector de radiación de calor

                                                                                                                          31

                                                                                                                          28

                                                                                                                          110.71

                                                                                                                          Espectrofotómetro (Tipo 721)

                                                                                                                          38

                                                                                                                          28

                                                                                                                          135.71

                                                                                                                          Espectrofotómetro (Tipo 751)

                                                                                                                          10

                                                                                                                          28

                                                                                                                          35.71

                                                                                                                          Medidor de determinación de mercurio

                                                                                                                          20

                                                                                                                          28

                                                                                                                          71.43

                                                                                                                          Cromatógrafo de gas

                                                                                                                          22

                                                                                                                          28

                                                                                                                          78.57

                                                                                                                          Balanza de pesaje (1/10,000g)

                                                                                                                          31

                                                                                                                          28

                                                                                                                          110.71

                                                                                                                          Electrocardiografía

                                                                                                                          25

                                                                                                                          28

                                                                                                                          89.29

                                                                                                                          Prueba de función pulmonar

                                                                                                                          7

                                                                                                                          28

                                                                                                                          25.00

                                                                                                                          Total

                                                                                                                          436

                                                                                                                          1,820

                                                                                                                          23.96

                                                                                                                           

                                                                                                                          En segundo lugar, la baja utilización de las instalaciones de salud ocupacional existentes es otro factor. La escasez de recursos por un lado y la utilización insuficiente por el otro es el caso del servicio de salud ocupacional en China en este momento. Incluso a niveles más altos, por ejemplo, con los OHI provinciales, el equipo aún no se está utilizando por completo. Las razones de esto son complicadas. Tradicionalmente, la salud ocupacional y varios servicios médicos preventivos fueron financiados y mantenidos por el gobierno, incluidos los salarios de los trabajadores de la salud, el equipo y los edificios, los gastos de rutina, etc. Todos los servicios de salud en el trabajo proporcionados por los OHI gubernamentales eran gratuitos. Con la rápida industrialización y la reforma económica desde 1979, las necesidades de la sociedad en materia de servicios de salud en el trabajo han ido en aumento y, al mismo tiempo, el costo de la prestación de servicios aumentó rápidamente, lo que refleja un índice de precios en aumento. Sin embargo, los presupuestos de las OHI del gobierno no han aumentado para mantenerse al día con sus necesidades. Cuantos más servicios proporciona una OHI, más financiación necesita. Para promover el desarrollo del servicio de salud pública y satisfacer las crecientes necesidades sociales, el gobierno central ha instituido la política de permitir que el sector de la salud pública subsidie ​​los pagos de los servicios y se han hecho estipulaciones para controlar el precio de los servicios de salud. Debido a la débil legislación obligatoria en la prestación de servicios de salud ocupacional para las empresas en el pasado, las OHI tienen dificultades para mantenerse mediante el cobro de los servicios.

                                                                                                                          Otras consideraciones de política y tendencias en los servicios de salud en el trabajo

                                                                                                                          Sin duda, el servicio de salud ocupacional es uno de los temas más importantes en un país en desarrollo como China, que está experimentando una rápida modernización y posee una enorme cantidad de trabajadores. Mientras enfrenta los grandes desafíos, el país también está, al mismo tiempo, dando la bienvenida a las grandes oportunidades que surgen de las reformas sociales actuales. Se pueden tomar como referencia muchas experiencias exitosas ejemplificadas a lo largo del panorama internacional. Al abrirse tan ampliamente al mundo actual, China está dispuesta a absorber activamente las ideas y tecnologías avanzadas de gestión de la salud ocupacional del mundo en general.

                                                                                                                           

                                                                                                                          Atrás

                                                                                                                          La Organización Mundial del Comercio (OMC), establecida en 1995 como resultado de la Ronda Uruguay de negociaciones comerciales multilaterales, es la sucesora del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), el acuerdo comercial internacional que data de fines de la década de 1940. La OMC es la base jurídica e institucional del sistema comercial multilateral mundial. Su objetivo es promover el comercio internacional abierto, no solo de bienes (como en el GATT), sino también de servicios y propiedad intelectual. La OMC también tiene el objetivo explícito de promover el desarrollo, especialmente de los países menos adelantados.

                                                                                                                          La OMC está diseñada para promover el comercio, y las cuestiones relacionadas, como la seguridad y la salud en el trabajo, se abordan solo en la medida en que puedan interferir con el libre comercio. Dos Acuerdos son relevantes. El Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias aborda las normas sobre inocuidad de los alimentos y sanidad animal y vegetal. Permite que los países promulguen dichos reglamentos, pero exige que se basen en la ciencia, se apliquen solo en la medida necesaria para proteger la vida o la salud humana, animal o vegetal, y no deben discriminar arbitrariamente entre los países miembros. Si bien se alienta a los países miembros a basar sus regulaciones en estándares internacionales, se les permite establecer estándares más estrictos si existe una justificación científica o si han basado sus estándares en una evaluación de riesgos adecuada. El Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio refuerza estos preceptos. Su objetivo es evitar que los reglamentos técnicos y las normas impongan obstáculos innecesarios al comercio. Para ello, existe un código de buenas prácticas para la promulgación de normas y un requisito de que las normas se apliquen equitativamente a los productos nacionales e importados.

                                                                                                                          Si bien los dos Acuerdos anteriores se refieren principalmente a las reglamentaciones ambientales, de calidad de los alimentos y farmacéuticas, posiblemente podrían aplicarse a la salud y la seguridad en el trabajo. La declaración resumida de la reunión de Marrakech de 1995 de la OMC preveía la formación de un grupo de trabajo sobre Normas Internacionales del Trabajo. Sin embargo, hasta ahora la OMC ha evitado abordar la salud y la seguridad en el trabajo, y varios gobiernos miembros, especialmente los de países en desarrollo, han sostenido que la salud de los trabajadores debe seguir siendo una prerrogativa nacional, desvinculada de las consideraciones comerciales internacionales. Por lo tanto, la OMC hasta la fecha no ha desempeñado ningún papel en el avance de la salud y la seguridad en el trabajo.

                                                                                                                          Europa

                                                                                                                          La integración económica en Europa se distingue por sus orígenes tempranos, que se remontan al Tratado de Roma de 1957, y por la importancia que las cuestiones sociales y políticas han asumido junto a las consideraciones económicas. De hecho, la integración en Europa se extiende mucho más allá de la reducción de las barreras comerciales; también incluye la libre circulación de trabajadores (y pronto de las personas en general), la promulgación de leyes y reglamentos transnacionales vinculantes y la creación de una burocracia transnacional con un respaldo financiero sustancial. Como resultado, la salud ocupacional ha recibido una atención considerable.

                                                                                                                          La Comunidad Económica Europea (CEE), o Mercado Común, fue establecida por el Tratado de Roma en 1957. Este Tratado comenzó a eliminar las barreras comerciales entre los países miembros y estableció la estructura organizativa de la CEE. La Comisión de las Comunidades Europeas se convirtió en la función pública y la burocracia de la CEE, con su trabajo realizado por 23 Direcciones Generales (incluida una, la DG V, responsable de empleo, relaciones laborales y asuntos sociales). El Consejo de Ministros se encarga de la formulación de políticas importantes, mientras que el Parlamento Europeo tiene una función de codecisión.

                                                                                                                          El Tribunal de Justicia resuelve las controversias que surgen en virtud de los tratados. El Comité Asesor sobre Seguridad, Higiene y Protección de la Salud en el Trabajo (ACSH), establecido por el Consejo en 1974 para asesorar a la Comisión, incluye representantes de los trabajadores, la dirección y los gobiernos de cada país miembro, y cuenta con el apoyo de personal del Departamento de Salud. y Seguridad de la DG V. La ACSH revisa las propuestas legislativas relevantes para la salud ocupacional, inicia actividades sobre riesgos específicos y coordina esfuerzos conjuntos. El Comité Económico y Social tiene una función consultiva.

                                                                                                                          En 1978, la Comisión introdujo el primer Programa de Acción sobre Salud y Seguridad, con un apoyo considerable de la ACSH. Se centró en las sustancias peligrosas, la prevención de riesgos en las máquinas, el control y las inspecciones y la mejora de las actitudes hacia la salud y la seguridad. Desde entonces, los sucesivos programas de actuación se han dirigido a otras cuestiones de salud laboral como la ergonomía, las estadísticas de salud laboral, la asistencia a la pequeña empresa y la formación. Estos han promovido soluciones de salud ocupacional en los países miembros, brindando capacitación, asesoría técnica y materiales escritos. Por ejemplo, en 1982 la Comisión convocó a un grupo informal de inspectores de trabajo superiores para fomentar el intercambio de personal e información entre las 12 naciones, la comparación de las prácticas de los países miembros y la mejora de las prácticas. Tales iniciativas ejemplifican cómo la integración de las economías nacionales puede tener efectos positivos en la práctica de la salud y la seguridad en el trabajo.

                                                                                                                          El Acta Única Europea (SEA) de 1987 marcó un gran paso adelante en la integración europea y en el desarrollo del Área Europea de Libre Comercio. Se fijó una fecha firme para el establecimiento de un Mercado Único, 1992, y se estimuló la actividad en una variedad de temas sociales, incluida la salud laboral. Ya no se necesitaba la unanimidad entre las naciones miembros para establecer políticas; en cambio, una “mayoría calificada” podría hacerlo. Dos de los artículos de la Ley son especialmente relevantes para la salud ocupacional. El artículo 100(a) tiene como objetivo armonizar las normas de los productos en los países miembros, un proceso que tiene importantes implicaciones de seguridad. Este artículo especifica que las normas deben lograr un “alto nivel de protección de la salud”. El artículo 118(a) aborda directamente la salud y la seguridad en el trabajo, y establece que los países miembros “prestarán especial atención a fomentar mejoras, especialmente en los entornos de trabajo, en lo que respecta a la salud y la seguridad de los trabajadores, y fijarán como objetivo la armonización de las condiciones en este ámbito manteniendo las mejoras realizadas”.

                                                                                                                          En 1989, dos acontecimientos importantes consolidaron aún más el papel de la salud en el trabajo en el proceso de integración europea. La Carta Social fue adoptada por 11 de los entonces 12 Estados miembros, incluyendo una cláusula que destacaba “la necesidad de formación, información, consulta y participación equilibrada de los trabajadores sobre los riesgos en que se incurre y las medidas adoptadas para eliminarlos o reducirlos”.

                                                                                                                          También en 1989, el Consejo adoptó la Directiva marco, la primera iniciativa política importante en el marco de la EAE. Definió el enfoque de la CE (ahora la Unión Europea (UE)) para la salud y seguridad de los trabajadores, que se extiende a los empleados públicos y privados en todos los países miembros. Se asignó a los empleadores un “deber general de velar por la seguridad y la salud de los trabajadores en todos los aspectos relacionados con el trabajo”, y deberes específicos de:

                                                                                                                          • evaluar los riesgos del lugar de trabajo
                                                                                                                          • integrar medidas preventivas en todos los aspectos de la producción
                                                                                                                          • informar a los trabajadores y a sus representantes de los riesgos y medidas preventivas adoptadas
                                                                                                                          • consultar a los trabajadores y sus representantes en todos los asuntos de salud y seguridad
                                                                                                                          • capacitar a los trabajadores en seguridad y salud
                                                                                                                          • designar trabajadores con responsabilidades específicas en materia de salud y seguridad
                                                                                                                          • proporcionar una vigilancia sanitaria adecuada
                                                                                                                          • proteger a los grupos de riesgo sensibles
                                                                                                                          • mantener registros de lesiones y enfermedades.

                                                                                                                           

                                                                                                                           

                                                                                                                          La Directiva Marco adoptó una visión amplia de qué factores del lugar de trabajo eran relevantes para la salud ocupacional, incluidos los problemas de diseño, el trabajo monótono y el trabajo a destajo. Pidió la participación activa de los trabajadores en los programas de salud y seguridad, incluidos los derechos a consultas anticipadas con los empleadores sobre iniciativas de salud y seguridad, tiempo libre remunerado para realizar funciones de salud y seguridad, reuniones con inspectores gubernamentales y negativa a trabajar en caso de “graves, inminentes y peligro inevitable” (sujeto a las leyes nacionales). Una serie de las denominadas directivas secundarias emitidas a raíz de la Directiva marco abordan el uso de equipos de protección personal, la manipulación manual de cargas, el trabajo con terminales de visualización de vídeo y otras cuestiones.

                                                                                                                          ¿Se traducirá la Directiva marco en una política nacional eficaz? Subyacente a este problema está el compromiso explícito de la UE con el principio de subsidiariedad, que sostiene que toda política debe ser implementada por los países miembros en lugar de por la UE, a menos que “debido a la escala de efectos de la acción propuesta” sea mejor llevarla a cabo. centralmente Esto resultará en tensión entre los mandatos de las directivas centrales y las acciones soberanas de los países miembros.

                                                                                                                          Cada país miembro debe transponer la Directiva Marco (como todas las directivas) a la legislación nacional, implementar políticas en consecuencia y hacerlas cumplir en la práctica. Este proceso deja a los países espacio para la discreción y puede permitir algún incumplimiento. Según todos los informes, la UE no está bien equipada para controlar el cumplimiento de los países miembros con sus directivas de salud y seguridad en el trabajo. Será necesario un seguimiento más estrecho de las prácticas de cada país y la voluntad política de utilizar los remedios disponibles en casos de incumplimiento (incluido el recurso ante el Tribunal de Justicia) si se quiere realizar todo el potencial de la UE en la promoción de la salud en el trabajo.

                                                                                                                          Una pregunta relacionada se refiere al destino de las políticas nacionales que son más protectoras que las de la UE. Dado que el artículo 118, letra a), exige únicamente un nivel mínimo común de protección en el lugar de trabajo, puede haber una tendencia hacia la armonización a la baja en respuesta a las presiones económicas.

                                                                                                                          En 1994, el Consejo, actuando sobre una propuesta de la Comisión de hace tres años, estableció la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, con sede en Bilbao, España. El objetivo de la Agencia es “proporcionar a los organismos comunitarios, a los Estados miembros ya los agentes implicados en la materia la información técnica, científica y económica de utilidad en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo”. Se centrará en la consulta técnica y científica a la Comisión, el intercambio de información, la formación, la recopilación coherente de datos y la promoción de la investigación.

                                                                                                                          En 1995, la Comisión publicó su programa de acción para el período 1996-2000. Un componente importante fue la atención continua a las iniciativas legislativas, asegurando que las directivas comunitarias se trasladaran con precisión a la legislación nacional y promulgando nuevas directivas sobre agentes físicos, agentes químicos, transporte y equipos de trabajo. Se formalizó un Comité de Inspectores Superiores del Trabajo de larga data para armonizar los métodos de inspección del lugar de trabajo y monitorear la implementación de las leyes laborales nacionales. Sin embargo, también hubo un énfasis considerable en medidas no legislativas, principalmente información y persuasión. Se anunció una nueva iniciativa, SAFE (Acciones de seguridad para Europa), para abordar los problemas de salud y seguridad en las pequeñas y medianas empresas. El enfoque planeado fue identificar iniciativas exitosas en firmas modelo y usarlas como ejemplos para otras firmas.

                                                                                                                          En resumen, la integración económica europea y el libre comercio han evolucionado como parte de un programa más amplio de integración social y política. Este proceso ha incluido discusiones serias sobre temas sociales, incluida la salud y la seguridad en el trabajo. Una burocracia complicada tiene varios componentes que se relacionan con la salud y la seguridad en el lugar de trabajo. El punto de referencia para la UE es el derecho comunitario más que el derecho nacional, a diferencia de cualquier otro acuerdo de libre comercio. Este acuerdo es el ejemplo más avanzado del mundo de promoción de la salud y la seguridad en el trabajo como componente del libre comercio. Afectará a más de los países de la UE; Las consideraciones sobre salud y seguridad en el trabajo formarán parte de todos los acuerdos de asociación, colaboración y cooperación entre la UE y los países de Europa central y oriental, ampliando esta tradición progresiva. Los problemas que persisten —conciliar la soberanía nacional con el progreso coordinado, vigilar el cumplimiento de las directivas comunitarias, conciliar las diferencias entre países más y menos progresistas y compartir conocimientos técnicos y recursos escasos— seguirán planteando desafíos a la integración europea en los próximos años.

                                                                                                                          América del norte

                                                                                                                          Las tres naciones de América del Norte han sido importantes socios comerciales durante muchas décadas. El primer paso hacia un acuerdo comercial regional fue el Acuerdo de Libre Comercio entre Estados Unidos y Canadá de 1987, que redujo los aranceles y otras restricciones comerciales entre esos dos países. A principios de la década de 1990, en preparación para un acuerdo comercial continental, las autoridades laborales estadounidenses y mexicanas iniciaron varios esfuerzos de cooperación, como la capacitación de inspectores laborales. En 1993, México, Canadá y EE. UU. ratificaron el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigencia en 1994 para su implementación total durante aproximadamente una década. El TLCAN fue diseñado para abolir la mayoría de las restricciones comerciales entre los tres países.

                                                                                                                          El proceso que condujo al TLCAN se diferenció de la experiencia europea en varios aspectos. El TLCAN tuvo una historia más corta y se negoció rápidamente. No había tradición de incorporar cuestiones sociales en el proceso. Las preocupaciones ambientales y laborales finalmente se codificaron en un par de acuerdos paralelos que se adoptaron junto con el TLCAN propiamente dicho. Los grupos ambientalistas habían participado activamente en el debate que condujo al TLCAN y ganaron una serie de salvaguardias ambientales en el acuerdo ambiental paralelo, pero los grupos laborales adoptaron un enfoque diferente. Los sindicatos y sus aliados, especialmente en los EE. UU. y Canadá, se opusieron enérgicamente al TLCAN e hicieron campaña más para bloquear el tratado por completo que a favor de disposiciones específicas favorables a los trabajadores. Además, hubo renuencia entre los tres gobiernos a renunciar a cualquier soberanía con respecto a sus respectivas leyes laborales. Como resultado, el acuerdo lateral laboral del TLCAN es relativamente estrecho en comparación con el acuerdo lateral ambiental o con la experiencia europea.

                                                                                                                          El acuerdo laboral complementario, en un Anexo, define “principios rectores que las Partes se comprometen a promover, con sujeción a la legislación interna de cada Parte, pero no establecen estándares mínimos comunes”. Estos principios incluyen la prevención de lesiones y enfermedades ocupacionales, la compensación en casos de lesiones y enfermedades ocupacionales, la protección de los trabajadores migrantes y los niños, derechos laborales más tradicionales como la libertad de asociación, los derechos de sindicación, negociación colectiva y huelga, y la prohibición de trabajo forzoso. Trabajo. Los objetivos declarados del acuerdo paralelo son mejorar las condiciones de trabajo, fomentar el intercambio de información, la recopilación de datos y estudios colaborativos y promover el cumplimiento de las leyes laborales de cada país.

                                                                                                                          Los primeros artículos del acuerdo laboral paralelo instan a cada país a publicar internamente sus propias leyes laborales y aplicarlas de manera justa, equitativa y transparente. A continuación, se forma una Comisión de Cooperación Laboral. Consta de un Consejo de los tres ministros de trabajo o sus designados, que es responsable de la formulación de políticas y la promoción de actividades cooperativas, y una Secretaría encabezada por un Director Ejecutivo que preparará informes y estudios de antecedentes y brindará apoyo al Consejo. Además, se ordena a cada nación que establezca una Oficina Administrativa Nacional que sirva de enlace con la Comisión y ayude a la Comisión en su trabajo. Se establecen varios procedimientos generales, como una dirección para buscar experiencia a través de la cooperación con la OIT. Sin embargo, el acuerdo define pocos procedimientos específicos en apoyo de sus objetivos.

                                                                                                                          Gran parte de la preocupación que impulsó el acuerdo paralelo fue que una nación miembro, que generalmente se supone que es México, podría, a través de prácticas laborales laxas, obtener una ventaja comercial injusta; esto expondría a los trabajadores mexicanos a salarios bajos y condiciones de trabajo insalubres y transferiría puestos de trabajo a los trabajadores estadounidenses y canadienses. Por lo tanto, una gran parte del acuerdo paralelo se dedica a los procedimientos para el manejo de quejas y reclamos. Si surge tal inquietud, se supone que el primer paso es la consulta entre los gobiernos involucrados a nivel ministerial. Luego, la Comisión puede formar un Comité de Evaluación de Expertos (ECE), generalmente tres personas calificadas “elegidas estrictamente sobre la base de objetividad, confiabilidad y buen juicio”, para considerar el asunto, siempre que el asunto esté relacionado con el comercio y esté “cubierto por las leyes laborales mutuamente reconocidas”. La ECE puede basarse en la información proporcionada por la Comisión, cada nación miembro, organizaciones o personas con experiencia relevante, o el público. El informe ECE se proporciona a cada país miembro.

                                                                                                                          Si la CEPE llega a la conclusión de que un país puede haber fallado en hacer cumplir sus normas laborales, entonces se puede desencadenar un proceso formal de resolución de disputas. Significativamente, este proceso está disponible solo si la disputa se relaciona con la salud y seguridad ocupacional, trabajo infantil o salarios mínimos. Primero, las naciones involucradas intentan negociar un acuerdo. Si no pueden ponerse de acuerdo, se convoca un panel arbitral de una lista de expertos establecida y mantenida por el Consejo. El panel presenta sus hallazgos de hecho, su conclusión con respecto a si una nación ha fallado en hacer cumplir sus estándares y sus recomendaciones para la acción correctiva. Si la nación involucrada no cumple con sus recomendaciones, el panel puede volver a convocarse y puede imponer multas. Si una nación se niega a pagar su multa, la sanción máxima es la suspensión de los beneficios del TLCAN, generalmente mediante la imposición de aranceles en el sector donde ocurrió la infracción, a fin de recuperar el monto de la multa.

                                                                                                                          En general, el acuerdo laboral complementario, como marco para la seguridad y salud en el trabajo en el marco del TLCAN, es menos extenso que los acuerdos europeos correspondientes. El enfoque del TLCAN está en la resolución de disputas más que en la investigación conjunta, el intercambio de información, la capacitación, el desarrollo de tecnología e iniciativas relacionadas. El proceso de resolución de disputas, en opinión de los defensores laborales, es engorroso, requiere mucho tiempo y es relativamente ineficaz. Más importante aún, el acuerdo paralelo no expresa ningún compromiso compartido con los derechos laborales fundamentales. Es asiduo en el respeto de las leyes laborales de cada nación, y no tiene disposiciones para mejorar o armonizar las deficientes. Su alcance es limitado y, aunque hasta la fecha ha habido poca experiencia, es probable que no se reproduzca el amplio enfoque europeo de la salud en el trabajo, que se extiende a cuestiones como el trabajo por turnos y el estrés.

                                                                                                                          Asia y América Latina

                                                                                                                          Aunque Asia es la región económica de más rápido crecimiento del mundo, las negociaciones de libre comercio en la región no han avanzado significativamente. Ni la ASEAN ni la APEC han abordado la salud y la seguridad en el trabajo en sus negociaciones comerciales. De manera similar, los crecientes pactos comerciales de América Latina, como el MERCOSUR y el Pacto Andino, no han incluido iniciativas de seguridad y salud en el trabajo.

                                                                                                                          " EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: La OIT no se responsabiliza por el contenido presentado en este portal web que se presente en un idioma que no sea el inglés, que es el idioma utilizado para la producción inicial y la revisión por pares del contenido original. Ciertas estadísticas no se han actualizado desde la producción de la 4ª edición de la Enciclopedia (1998)."

                                                                                                                          Contenido

                                                                                                                          Desarrollo, Tecnología y Referencias Comerciales

                                                                                                                          Aksoy, M, S Erdem y G Dincol. 1974. Leucemia en trabajadores del calzado expuestos crónicamente al benceno. Sangre 44:837.

                                                                                                                          Bruno, K. 1994. Directrices para la revisión ambiental de proyectos industriales evaluados por países en desarrollo. En Screening Foreign Investments, editado por K Bruno. Penang, Malasia: Greenpeace, Third World Network.

                                                                                                                          Castleman, B y V Navarro. 1987. Movilidad internacional de productos, industrias y desechos peligrosos. Ann Rev Pub. Salud 8:1-19.

                                                                                                                          Castleman, BL y P Purkayastha. 1985. El desastre de Bhopal como estudio de caso de doble rasero. Apéndice en The Export of Hazard, editado por JH Ives. Boston: Routledge y Kegan Paul.

                                                                                                                          Casto, KM y EP Ellison. 1996. ISO 14000: Origen, estructura y barreras potenciales para la implementación. Int J Occup Environ Health 2 (2): 99-124.

                                                                                                                          Chen, YB. 1993. El desarrollo y perspectiva de las empresas municipales en China. Colecciones de discursos de la Convención Mundial de Pequeñas y Medianas Empresas. Beijing: El Consejo de China para la Promoción del Comercio Internacional.

                                                                                                                          Diario de China. 1993. La producción industrial rural supera la marca de un billón de yuanes. 5 de enero.

                                                                                                                          —.1993. La ciudad planeaba ocupar el lugar de trabajo rural sobrante. 25 de noviembre.

                                                                                                                          —.1993. La discriminación contra la mujer sigue siendo frecuente. 26 de noviembre.

                                                                                                                          —.1993. Mapeo de un nuevo camino hacia las reformas rurales. 7 de diciembre.

                                                                                                                          —.1994. Consejos para rejuvenecer las empresas estatales. 7 de abril.

                                                                                                                          —.1994. Los inversionistas extranjeros obtienen ventajas de los cargos de póliza. 18 de mayo

                                                                                                                          —.1994. El efecto dominó de la migración rural. 21 de mayo

                                                                                                                          —.1994. Sindicato insta a más mujeres a cerrar filas. 6 de julio.

                                                                                                                          Declaración de Colombo sobre salud ocupacional en los países en desarrollo. 1986. J Occup Safety, Austr NZ 2 (6): 437-441.

                                                                                                                          Instituto de Tratamiento y Prevención de Enfermedades Ocupacionales de la ciudad de Dalian. 1992a. Encuesta de Salud Ocupacional en la Zona de Desarrollo Económico y Tecnológico de Dalian. Ciudad de Dalian, provincia de Liaoning, China: Instituto de Tratamiento y Prevención de Enfermedades Ocupacionales de la ciudad de Dalian.

                                                                                                                          —. 1992b. Una encuesta sobre el brote de enfermedades sin causa de los trabajadores en una empresa financiada con fondos extranjeros
                                                                                                                          Empresa. Ciudad de Dalian, provincia de Liaoning, China: Instituto de Tratamiento y Prevención de Enfermedades Ocupacionales de la ciudad de Dalian.

                                                                                                                          Daly, HE y JB Cobb. 1994. Por el bien común: reorientando la economía hacia la comunidad, el medio ambiente y un futuro sostenible. 2ª ed. Boston: Beacon Press.

                                                                                                                          Davies, NV y P Teasdale. 1994. Los costos para la economía británica de la mala salud relacionada con el trabajo. Londres: Health and Safety Executive, Her Majesty's Stationery Office.

                                                                                                                          Departamento de Salud Comunitaria. 1980. Estudio de los servicios de salud disponibles para la industria ligera en el área de Newmarket. Un proyecto de estudiante de medicina de quinto año. Auckland: Escuela de Medicina de Auckland.

                                                                                                                          Drummond, MF, GL Stoddart y GW Torrance. 1987. Métodos para la Evaluación Económica de los Programas de Atención de la Salud. Oxford: OUP.

                                                                                                                          Consejo Europeo de la Industria Química (CEFIC). 1991. Lineamientos de CEFIC sobre Transferencia de Tecnología (Aspectos de Seguridad, Salud y Medio Ambiente). Bruselas: CEFIC.

                                                                                                                          Freemantle, N y A Maynard. 1994. ¿Algo podrido en el estado de las evaluaciones clínicas y económicas? Economía de la Salud 3:63-67.

                                                                                                                          Fuchs, V. 1974. ¿Quién vivirá? Nueva York: Libros básicos.

                                                                                                                          Vidrio, WI. 1982. Salud ocupacional en los países en desarrollo. Lecciones para Nueva Zelanda. Salud de Nueva Zelanda Rev 2 (1): 5-6.

                                                                                                                          Hospital Provincial de Prevención y Tratamiento de Enfermedades Ocupacionales de Guangdong. 1992. Un informe sobre el envenenamiento ocupacional agudo en dos fábricas de juguetes financiadas en el extranjero en la Zona Económica Especial de Zhuhai. Provincia de Guangdong, China: Instituto Provincial de Prevención y Tratamiento de Enfermedades Ocupacionales de Guangdong.

                                                                                                                          Hunter, WJ. 1992. Legislación CEE en materia de seguridad y salud en el trabajo. Ann Occup Hyg 36:337-47.

                                                                                                                          Illman, DL. 1994. La química ambientalmente benigna busca procesos que no contaminen. Chem Eng News (5 de septiembre): 22-27.

                                                                                                                          Organización Internacional del Trabajo (OIT). 1984. Prácticas de seguridad y salud de las empresas multinacionales. Ginebra: OIT.

                                                                                                                          Jaycock, MA y L Levin. 1984. Peligros para la salud en un pequeño taller de reparación de carrocerías de automóviles. Am Occup Hyg 28 (1):19-29.

                                                                                                                          Jeyaratnam, J. 1992. Salud ocupacional en los países en desarrollo. Oxford: OUP.

                                                                                                                          Jeyaratnam, J y KS Chia. 1994. Salud Ocupacional en el Desarrollo Nacional. Singapur: World Scientific Publishing.

                                                                                                                          Kendrick, M, D Discher y D Holaday. 1968. Encuesta de higiene industrial del área metropolitana de Denver. Salud Pública Rep 38:317-322.

                                                                                                                          Kennedy, P. 1993. Preparándose para el siglo XXI. Nueva York: Random House.

                                                                                                                          Klaber Moffett, J, G Richardson, TA Sheldon y A Maynard. 1995. Dolor de espalda: su manejo y costo para la sociedad. Documento de debate, no. 129. York, Reino Unido: Centro de Economía de la Salud, Univ. de York.

                                                                                                                          LaDou, J y BS Levy (eds). 1995. Número especial: Asuntos internacionales en salud ocupacional. Int J Ocupar Salud Ambiental 1 (2).

                                                                                                                          Lees, REM y LP Zajac. 1981. Salud y seguridad ocupacional para pequeñas empresas. Ocupe Salud Ontario 23:138-145.

                                                                                                                          Mason, J y M Drummond. 1995. El Registro DH de Estudios de Costo-Efectividad: Una Revisión del Contenido y la Calidad del Estudio. Documento de debate, no. 128. York, Reino Unido: Centro de Economía de la Salud, Univ. de York.

                                                                                                                          Maynard, A. 1990. El diseño de futuros estudios de costo-beneficio. Am Heart J 3 (2): 761-765.

                                                                                                                          McDonnell, R y A Maynard. 1985. Los costos del uso indebido de alcohol. Brit J Addict 80 (1): 27-35.

                                                                                                                          Departamento de Inspección Sanitaria del Ministerio de Salud Pública (MOPH). 1992. Ministerio de Salud Pública: Informe general sobre las necesidades de los servicios de salud ocupacional y las contramedidas para las industrias municipales. En Proceedings of Studies of Occupational Health Service Needs and Countermeasures, editado por XG Kan. Beijing: Education Department of Health Inspection, MOPH.

                                                                                                                          Oficina Nacional de Estadística. 1993. Anuario Nacional de Estadísticas de la República Popular China. Beijing, China: Oficina Nacional de Estadística.

                                                                                                                          Rantanan, J. 1993. Protección y promoción de la salud de los trabajadores en empresas de pequeña escala. Borrador del documento de trabajo, Grupo de Trabajo Interregional de la OMS sobre Protección y Promoción de la Salud de los Trabajadores de Pequeñas Empresas.

                                                                                                                          Centro de las Naciones Unidas sobre Empresas Transnacionales (UNCTC). 1985. Aspectos ambientales de las actividades de las empresas transnacionales: una encuesta. Nueva York: Naciones Unidas.

                                                                                                                          Vihina, T y M Nurminen. 1983. Ocurrencia de exposición química en la pequeña industria en el sur de Finlandia 1976. Publ Health Rep 27 (3): 283-289.

                                                                                                                          Williams, A. 1974. El enfoque de costo-beneficio. Brit Med Bull 30 (3): 252-256.

                                                                                                                          Economía mundial. 1992. Economista 324 (7777):19-25.

                                                                                                                          Banco Mundial. 1993. Informe sobre el desarrollo mundial 1993: Invertir en salud. Oxford: OUP.

                                                                                                                          Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo (WCED). 1987. Nuestro futuro común. Oxford: OUP.

                                                                                                                          Comisión de Salud y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud. 1992. Informe del Panel sobre Industria. Ginebra: OMS.

                                                                                                                          Organización Mundial de la Salud (OMS). 1995. Estrategia mundial sobre salud ocupacional para todos. Ginebra: OMS.