Jueves, 27 Octubre 2011 20: 34

Sistemas de clasificación

Valora este artículo
(0 votos)

3.1. General

3.1.1. La autoridad competente, o un organismo aprobado o reconocido por la autoridad competente, debe establecer sistemas y criterios específicos para clasificar un producto químico como peligroso y debe extender progresivamente estos sistemas y su aplicación. Se pueden seguir los criterios existentes para la clasificación establecidos por otras autoridades competentes o por acuerdo internacional, si son consistentes con los criterios y métodos descritos en este código, y esto se recomienda donde pueda ayudar a la uniformidad del enfoque. Los resultados del trabajo del grupo de coordinación del Programa Internacional sobre Seguridad Química (IPCS) del PNUMA/OIT/OMS para la armonización de la clasificación de productos químicos deben considerarse cuando corresponda. Las responsabilidades y el papel de las autoridades competentes con respecto a los sistemas de clasificación se establecen en los párrafos 2.1.8 (criterios y requisitos), 2.1.9 (lista consolidada) y 2.1.10 (evaluación de nuevos productos químicos).

3.1.2. Los proveedores deben asegurarse de que los productos químicos que suministran hayan sido clasificados o identificados y evaluados sus propiedades (véanse los párrafos 2.4.3 (evaluación) y 2.4.4 (clasificación)).

3.1.3. Los fabricantes o importadores, a menos que estén exentos, deben dar a la autoridad competente información sobre los elementos y compuestos químicos que aún no están incluidos en la lista de clasificación consolidada compilada por la autoridad competente, antes de su uso en el trabajo (ver párrafo 2.1.10 (evaluación de nuevos productos químicos )).

3.1.4. Las cantidades limitadas de un nuevo químico requeridas para fines de investigación y desarrollo pueden ser producidas, manipuladas y transportadas entre laboratorios y plantas piloto antes de que se conozcan todos los peligros de este químico de acuerdo con las leyes y reglamentos nacionales. Se debe tener plenamente en cuenta toda la información disponible que se encuentre en la literatura o que el empleador conozca a partir de su experiencia con productos químicos y aplicaciones similares, y se deben aplicar las medidas de protección adecuadas, como si el producto químico fuera peligroso. Los trabajadores involucrados deben ser informados sobre la información de peligro real a medida que se conoce.

3.2. Criterios de clasificación

3.2.1. Los criterios para la clasificación de productos químicos deben basarse en sus peligros físicos y para la salud intrínsecos, incluidos:

  1. propiedades tóxicas, incluidos los efectos sobre la salud tanto agudos como crónicos en todas las partes del cuerpo;
  2. características químicas o físicas, incluidas las propiedades inflamables, explosivas, oxidantes y peligrosamente reactivas;
  3. propiedades corrosivas e irritantes;
  4. efectos alergénicos y sensibilizantes;
  5. efectos cancerígenos;
  6. efectos teratogénicos y mutagénicos;
  7. Efectos sobre el sistema reproductivo.

 

3.3. Método de clasificación

3.3.1. La clasificación de los productos químicos debe basarse en las fuentes de información disponibles, por ejemplo:

  1. datos de prueba;
  2. información proporcionada por el fabricante o importador, incluida información sobre el trabajo de investigación realizado;
  3. información disponible como resultado de las normas de transporte internacional, por ejemplo, las Recomendaciones de las Naciones Unidas sobre el Transporte de Mercancías Peligrosas, que deben tenerse en cuenta para la clasificación de productos químicos en el caso del transporte, y el Convenio de Basilea del PNUMA sobre el Control de Mercancías Transfronterizas. Movimientos de Residuos Peligrosos y su Eliminación (1989), que debe tenerse en cuenta respecto de los residuos peligrosos;
  4. libros o literatura de referencia;
  5. experiencia práctica;
  6. en el caso de mezclas, ya sea en la prueba de la mezcla o en los peligros conocidos de sus componentes;
  7. información proporcionada como resultado del trabajo de evaluación de riesgos realizado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), el Programa Internacional sobre Seguridad Química (IPCS) del PNUMA/OIT/OMS, las Comunidades Europeas y diversas instituciones nacionales e internacionales, así como como información disponible a través de sistemas como el Registro Internacional de Químicos Potencialmente Tóxicos (IRPTC) del PNUMA.

 

3.3.2. Ciertos sistemas de clasificación en uso pueden estar limitados solo a clases particulares de productos químicos. Un ejemplo es la clasificación recomendada por la OMS de pesticidas por peligrosidad y las pautas para la clasificación, que clasifica los pesticidas solo por grado de toxicidad y principalmente por riesgos agudos para la salud. Los empleadores y los trabajadores deberían comprender las limitaciones de cualquier sistema de este tipo. Dichos sistemas pueden ser útiles para complementar un sistema de aplicación más general.

3.3.3. Las mezclas de productos químicos deben clasificarse en función de los peligros que presentan las propias mezclas. Solo si las mezclas no se han probado como un todo, deben clasificarse sobre la base de los peligros intrínsecos de sus componentes químicos.

Fuente: OIT 1993, Capítulo 3.

 

Atrás

Leer 8617 veces Ultima modificacion el Viernes, junio 24 2022 06: 10

" EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: La OIT no se responsabiliza por el contenido presentado en este portal web que se presente en un idioma que no sea el inglés, que es el idioma utilizado para la producción inicial y la revisión por pares del contenido original. Ciertas estadísticas no se han actualizado desde la producción de la 4ª edición de la Enciclopedia (1998)."

Contenido

Uso, almacenamiento y transporte de productos químicos Referencias

Conferencia Americana de Higienistas Industriales Gubernamentales (ACGIH), Comité de Ventilación Industrial. 1992. Ventilación Industrial: Manual de Prácticas Recomendadas. 22ª edición. Cincinnati, OH: ACGIH.

Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI) y Asociación Estadounidense de Higiene Industrial (AIHA). 1993. Ventilación de laboratorio. Estándar Z9.5. Fairfax, VA: AIHA.

BG-Sistema de Medición de Sustancias Peligrosas (BGMG). 1995. Hauptverband der gewerblichen Berufsgenossenschaften. San Agustín: BGMG.

Burgess, WA, MJ Ellenbecker y RD Treitman. 1989. Ventilación para el Control del Ambiente de Trabajo. Nueva York: John Wiley and Sons.

Engelhard, H, H Heberer, H Kersting y R Stamm. 1994. Arbeitsmedizinische Informationen aus der Zentralen Stoff- und Productdatenbank ZeSP der gewerblichen Berufsgenossenschaften. Arbeitsmedizin, Sozialmedizin, Umweltmedizin. 29(3S):136-142.

Organización Internacional del Trabajo (OIT). 1993. Seguridad en el Uso de Químicos en el Trabajo. Un Repertorio de recomendaciones prácticas de la OIT. Ginebra: OIT.

Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA). 1993. Norma de Salud y Seguridad; Exposición ocupacional a sustancias peligrosas en laboratorios. Registro Federal. 51(42):22660-22684.