Martes, 15 Marzo 2011 14: 23

Oficinas: un resumen de peligros

Valora este artículo
(0 votos)

Los trabajadores de oficina pueden realizar una amplia variedad de tareas, que incluyen: contestar el teléfono; interactuar con el público; manejar dinero; recibir y entregar correo; apertura de correo; digitación y transcripción; operar maquinaria de oficina (por ejemplo, computadoras, sumadoras, duplicadoras, etc.); presentación; levantar suministros, paquetes, etc.; y trabajo profesional como redacción, edición, contabilidad, investigación, entrevistas y similares. La Tabla 1 enumera los trabajos administrativos estándar.

 


 

Tabla 1. Trabajos estándar de oficina

Secretarios

Secretarias y teclistas

Taquígrafos y mecanógrafos
Procesador de textos y operadores relacionados
Operadores de entrada de datos
Operadores de máquinas calculadoras
Secretarios

Empleados numéricos

Empleados de contabilidad y teneduría de libros
Empleados de estadística y finanzas

Empleados de transporte y registro de materiales

empleados de almacén
empleados de producción
empleados de transporte

Empleados de biblioteca, correo y afines

Empleados de biblioteca y archivos
Carteros y empleados de clasificación
Empleados de codificación, corrección de pruebas y afines
Escribas y empleados relacionados
Otros empleados de oficina

Cajeros, cajeros y auxiliares afiness

Cajeros y taquilleros
Cajeros y otros empleados de mostrador
Casas de apuestas y croupiers
Casas de empeño y prestamistas
Cobradores de deudas y trabajadores afines

 

Empleados de información al cliente

Empleados de agencias de viajes y afines
Recepcionistas y empleados de información.
Operadores de telefonía y centralita

Fuente: OIT 1990a.

 


 

A menudo se piensa que los trabajadores de oficina tienen entornos agradables y seguros para trabajar. Aunque el trabajo de oficina no es tan peligroso como muchos otros lugares de trabajo, hay una variedad de problemas de seguridad y salud que pueden estar presentes en una oficina. Algunos de estos pueden presentar riesgos significativos para los trabajadores de oficina.

Algunos peligros y problemas de salud

Resbalones, tropiezos y caídas son una causa común de lesiones en la oficina. Las malas condiciones climáticas, como la lluvia, la nieve y el hielo, crean peligros de resbalones en el exterior de los edificios y en el interior cuando los pisos mojados no se limpian rápidamente. Los cables eléctricos y telefónicos colocados en pasillos y pasarelas son una causa común de tropiezos. Las oficinas alfombradas pueden crear riesgos de tropiezos cuando la alfombra vieja, deshilachada y combada no se repara y los tacones de los zapatos se enganchan en ella. Las cajas de tomacorrientes de piso pueden causar tropiezos cuando están ubicadas en pasillos y pasarelas.

Cortadas y moretones se ven en entornos de oficina debido a una variedad de causas. Los cortes de papel son comunes en carpetas de archivos, sobres y bordes de papel. Los trabajadores pueden lesionarse al chocar con mesas, puertas o cajones que se han dejado abiertos y no se ven. Los suministros y materiales de oficina que se almacenan incorrectamente pueden causar lesiones si caen sobre un trabajador o si se colocan donde un trabajador los chocaría sin darse cuenta. Los cortes también pueden ser causados ​​por equipos de oficina como cortadores de papel y bordes afilados de cajones, armarios y mesas.

Peligros electricos ocurren cuando los cables eléctricos se colocan a lo largo de pasillos y pasarelas, lo que los daña. El uso inadecuado de los cables de extensión se ve a menudo en las oficinas, por ejemplo, cuando estos cables se usan en lugar de tomas de corriente fijas (instaladas permanentemente), tienen demasiados artículos enchufados (por lo que podría haber una sobrecarga eléctrica) o son los incorrectos. tamaño (cables de extensión delgados que se usan para energizar cables de servicio pesado). En muchas oficinas se utilizan enchufes adaptadores o “tramposos”. En la mayoría de los casos, se utilizan para conectar equipos que deben conectarse a tierra (enchufe de tres puntas) en tomacorrientes de dos puntas sin conectar el enchufe a tierra. Esto crea una conexión eléctrica insegura. Los pines de tierra a veces se rompen en un enchufe para permitir la misma conexión de dos clavijas.

Estrés es un importante problema de salud psicosocial para muchas oficinas. El estrés es causado por muchos factores, incluido el ruido del hacinamiento y el equipo, las malas relaciones con los supervisores y/o compañeros de trabajo, el aumento de la carga de trabajo y la falta de control del trabajo.

Problemas musculoesqueléticos y lesiones de tejidos blandos. como la tendinitis son el resultado de muebles y equipos de oficina que no se adaptan a las necesidades físicas individuales de un trabajador. La tendinitis puede ocurrir por el movimiento repetido de ciertas partes del cuerpo, como problemas en los dedos por escribir constantemente o archivar y recuperar archivos de gabinetes que están demasiado llenos. Muchos trabajadores de oficina sufren de una variedad de RSI, como el síndrome del túnel carpiano, el síndrome de la salida torácica y el daño de los nervios de la úlcera debido al equipo mal ajustado y la falta de descansos por teclear continuamente (en una computadora) u otras actividades repetitivas. Los muebles y equipos mal diseñados también contribuyen a la mala postura y la compresión de los nervios de las extremidades inferiores, ya que muchos trabajadores de oficina se sientan durante largos períodos de tiempo; todos estos factores contribuyen a los problemas de la espalda baja y las extremidades inferiores, al igual que estar de pie constantemente.

El uso continuo de computadoras y la iluminación general deficiente crean fatiga visual para trabajadores de oficina. Debido a esto, muchos trabajadores experimentan un empeoramiento de la visión, dolores de cabeza, ardor en los ojos y fatiga ocular. Los ajustes en la iluminación y el contraste de la pantalla de la computadora, así como las pausas frecuentes en el enfoque del ojo, son necesarios para ayudar a eliminar los problemas oculares. La iluminación debe ser apropiada para la tarea.

Procedimientos de emergencia e incendio son imprescindibles en una oficina. Muchas oficinas carecen de procedimientos adecuados para que los trabajadores salgan de un edificio en caso de incendio u otra emergencia. Estos procedimientos, o planes de emergencia, deben estar por escrito y deben practicarse (a través de simulacros de incendio) para que los ocupantes de la oficina estén familiarizados con dónde ir y qué hacer. Esto asegura que todos los trabajadores evacuarán de manera rápida y segura en caso de un incendio real u otra emergencia. La seguridad contra incendios en las oficinas a menudo se ve comprometida por el bloqueo de las salidas, la falta de señalización de salida, el almacenamiento de productos químicos o materiales combustibles incompatibles, los sistemas de alarma o de extinción de incendios que no funcionan o la falta total de medios adecuados para notificar a los trabajadores en caso de emergencia.

Violencia

La violencia en el lugar de trabajo ahora se reconoce como un peligro significativo en el lugar de trabajo. Como se discutió en el capítulo Violencia, en los Estados Unidos, por ejemplo, el homicidio es la principal causa de muerte de las trabajadoras y la tercera causa de muerte de todos los trabajadores. Las agresiones no fatales ocurren con mucha más frecuencia de lo que la mayoría de la gente cree. Los trabajadores de oficina que interactúan con el público, por ejemplo, los cajeros, pueden correr un mayor riesgo de violencia. La violencia también puede ser interna (trabajador contra trabajador). Sin embargo, la gran mayoría de la violencia en el lugar de trabajo de la oficina proviene de personas que vienen a la oficina desde el exterior. Los trabajadores de oficinas gubernamentales corren mucho más riesgo de incidentes de violencia en el lugar de trabajo porque estos trabajadores administran leyes y reglamentos a los que muchos ciudadanos tienen reacciones hostiles, ya sea verbal o física. En los Estados Unidos, el 18% de la fuerza laboral son trabajadores del gobierno, pero constituyen el 30% de las víctimas de violencia en el lugar de trabajo.

Las oficinas se pueden hacer más seguras restringiendo el acceso a las áreas de trabajo, cambiando o creando políticas y procedimientos que ayuden a eliminar las fuentes de hostilidad y proporcionen procedimientos de emergencia e instalando equipo de seguridad que sea apropiado para la oficina en particular que se está mejorando. Las medidas para mejorar la seguridad se ilustran en el artículo que describe los requisitos alemanes para la seguridad de los cajeros bancarios.

Calidad del aire interior

La mala calidad del aire interior (IAQ) es probablemente la queja de seguridad y salud más frecuente de los trabajadores de oficina. El efecto de una IAQ deficiente en la productividad, el ausentismo y la moral es sustancial. La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA) ha incluido una IAQ deficiente entre sus 5 principales problemas de salud pública de la década de 1990. Existen muchas razones para la mala calidad del aire. Entre ellos se encuentran edificios cerrados o sellados con cantidades inadecuadas de aire exterior, hacinamiento en las oficinas, mantenimiento inadecuado de los sistemas de ventilación, presencia de productos químicos como pesticidas y compuestos de limpieza, daños por agua y crecimiento de moho, instalación de cubículos y paredes que bloquean el flujo de aire. a las áreas de trabajo, demasiada o muy poca humedad y ambientes de trabajo sucios (o limpieza deficiente).

Tabla 2 enumera los contaminantes comunes del aire interior que se encuentran en muchas oficinas. Las máquinas de oficina también son una fuente de muchos contaminantes del aire interior. Desafortunadamente, la mayoría de las oficinas no han diseñado sus sistemas de ventilación para tener en cuenta las emisiones de los equipos de oficina.

Tabla 2. Contaminantes del aire interior que pueden encontrarse en edificios de oficinas

Contaminante

Fuentes

Efectos en la salud

Amoníaco

Máquinas Blueprint, soluciones de limpieza

Irritación del sistema respiratorio, ojos y piel

Amianto

Productos de aislamiento, compuestos de masilla, retardadores de fuego, losetas para techos y pisos

Fibrosis pulmonar (pulmón), cáncer

Dióxido de carbono

Aire exhalado por humanos, combustión

Dolor de cabeza, náuseas, mareos

Monóxido de carbono

Escape de automóviles, humo de tabaco, combustión.

Dolor de cabeza, debilidad, mareos, náuseas; exposición a largo plazo relacionada con enfermedades del corazón

Formaldehído

Aislamiento de espuma de urea-formaldehído y resina de urea-formaldehído utilizados para unir productos de madera laminada, como tableros de partículas y madera contrachapada; humo de tabaco

Sistema respiratorio, irritación de ojos y piel, náuseas, dolor de cabeza, fatiga, posibilidad de cáncer

Freones

Sistemas de aire acondicionado con fugas

irritación del sistema respiratorio; arritmia cardiaca a altas concentraciones

Alcohol metílico

Máquinas duplicadoras de alcohol

Sistema respiratorio e irritación de la piel.

Microorganismos (virus, bacterias, hongos)

Sistemas de humidificación y aire acondicionado, condensadores evaporativos, torres de enfriamiento, papeles mohosos, libros viejos, papel de periódico húmedo

Infecciones respiratorias, respuestas alérgicas.

Escape de vehículos de motor (monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, partículas de plomo, óxidos de azufre)

Estacionamientos, tráfico exterior

Irritación del sistema respiratorio y de los ojos, dolor de cabeza (ver monóxido de carbono), daño genético

Oxido de nitrógeno

Calentadores y estufas de gas, combustión, escape de vehículos de motor, humo de tabaco

Irritación del sistema respiratorio y de los ojos

Ozone

Fotocopiadoras y otras máquinas eléctricas

Irritación del sistema respiratorio y de los ojos, dolor de cabeza, daño genético

Vapores y polvos de pintura (orgánicos, plomo, mercurio)

Superficies recién pintadas, pintura vieja y agrietada

Irritación del sistema respiratorio y de los ojos; daños neurológicos, renales y de la médula ósea a altos niveles de exposición

PCB (bifenilos policlorados), dioxina, dibenzofurano

Transformadores eléctricos, viejos balastos de luz fluorescente

Espermatozoides y defectos fetales, erupciones en la piel, daño hepático y renal, cáncer

Los pesticidas

Fumigación de plantas y locales

Según los componentes químicos: daño hepático, cáncer, daño neurológico, piel, sistema respiratorio e irritación ocular

Radón y productos de descomposición

Materiales de construcción de edificios como hormigón y piedra; sótanos

Daño genético, cáncer, daño fetal y espermático, etc., debido a las radiaciones ionizantes

Disolventes (cloruro de metileno, 1,1,1-tricloroetano, percloroetileno, hexano, heptano, alcohol etílico, éteres de glicol, xileno, etc.)

Limpiadores para máquinas de escribir y líquidos correctores, adhesivos en aerosol, cemento de caucho, tintas para tampones, rotuladores de punta de fieltro, tintas y limpiadores para imprentas

Dependiendo del solvente: irritación de la piel, ojos y sistema respiratorio; dolores de cabeza, mareos, náuseas; daño hepático y renal

Gases esterilizantes (como el óxido de etileno)

Sistemas para esterilizar sistemas de humidificación y aire acondicionado

Según los componentes químicos: irritación del sistema respiratorio y de los ojos, daño genético, cáncer

Humo de tabaco (exposición pasiva a partículas, monóxido de carbono, formaldehído, alquitrán de hulla y nicotina)

Cigarrillos, pipas, puros

Irritación del sistema respiratorio y de los ojos; puede conducir a enfermedades asociadas con los fumadores

Compuestos orgánicos volátiles (COV)

Fotocopiadoras y otras máquinas de oficina, moquetas, plásticos nuevos

Irritación del sistema respiratorio y de los ojos, reacciones alérgicas

Fuente: Stellman y Henifin 1983.

La prevalencia de una IAQ deficiente ha contribuido a un aumento del asma ocupacional y otros trastornos respiratorios, la sensibilidad química y las alergias. La piel y los ojos secos o irritados también son problemas de salud comunes que pueden estar relacionados con una IAQ deficiente. Se deben tomar medidas para investigar y corregir los problemas que causan una calidad del aire interior deficiente de acuerdo con las normas y recomendaciones de calidad del aire.

La dermatitis (tanto alérgica como irritante) puede ser causada por muchos de los contaminantes del aire enumerados en la tabla 2; por ejemplo, los solventes, los residuos de pesticidas, las tintas, los papeles estucados, las cintas de las máquinas de escribir, los limpiadores, etc., pueden causar problemas en la piel. Las mejores soluciones para los oficinistas son la identificación de la causa y la sustitución.

 

Atrás

Leer 8869 veces Última modificación en sábado, 30 julio 2022 22: 39

" EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: La OIT no se responsabiliza por el contenido presentado en este portal web que se presente en un idioma que no sea el inglés, que es el idioma utilizado para la producción inicial y la revisión por pares del contenido original. Ciertas estadísticas no se han actualizado desde la producción de la 4ª edición de la Enciclopedia (1998)."

Contenido

Referencias de oficios y comercios minoristas

Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO). 1995. Estadísticas actuales sobre empleados de cuello blanco. Publicación #95-3. Washington, DC: AFL-CIO, Departamento de Empleados Profesionales.

Arnetz, BB. 1996. Tecno-estrés: Un estudio psicofisiológico prospectivo del impacto de un programa de reducción de estrés controlado en el trabajo de diseño de sistemas de telecomunicaciones avanzados. Revista de Medicina Ocupacional y Ambiental 38 (1): 53 65-.

Bequele, A. 1985. Trabajadores en los sectores informales rurales y urbanos en los países en desarrollo. En Introducción a las condiciones y el medio ambiente de trabajo, editado por JM Clerc. Ginebra: OIT.

Biener, L. 1988. Género y Estrés. Nueva York: Free Press.

De Grip, A, J Hoevenberg y E Willems. 1997. Empleo atípico en la Unión Europea. Int mano de obra Rev 136 (1): 49-71.

Euro-FIET Comercio Sección Comercio. 1996. Conferencia sobre Transformación Económica e Internacionalización en los Sectores de Servicios y Finanzas de Europa Central y Oriental, abril, Praga, República Checa.

Frankenhaeuser, M, U Lundberg y M. Chesney. 1991. Mujer, Trabajo y Salud: Estrés y Oportunidades. Nueva York y Londres: Plenum Press.

Hetes, R, M Moore y C Northheim. 1995. Equipos de oficina: diseño, emisiones de aire interior y oportunidades de prevención de la contaminación. Washington, DC: Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos.

Organización Internacional del Trabajo (OIT). 1990a. Clasificación Internacional Uniforme de Ocupaciones: ISCO-88. Ginebra: OIT.

—. 1990b. teletrabajo. Compendio de condiciones de trabajo. vol. 9(1). Ginebra: OIT.

—. 1994. Anuario de Estadísticas del Trabajo. Ginebra: OIT.

—. 1995. Anuario de Estadísticas del Trabajo. Ginebra: OIT.

—. 1996. Trabajo infantil: apuntando a lo intolerable. Informe VI(1), Conferencia Internacional del Trabajo, 86.ª reunión. Ginebra: OIT.

—. 1997. Tendencias laborales: Tendencias laborales. World Work Mag OIT 19: 26-27.

Karasek, RA. 1979. Demandas de trabajo, latitud de decisión de trabajo y tensión mental: Implicaciones para el diseño de trabajo. Adm Ciencia Q 24: 285-308.

—. 1990. Menor riesgo para la salud con un mayor control laboral entre los trabajadores de cuello blanco. Comportamiento de órgano J 11: 171-185.

Maddi, SR y Kobasa, SC. 1984. The Hardy Executive: salud bajo estrés. Homewood, IL: Dow Jones-Irwin.

Marsella, AJ. 1994. Trabajo y bienestar en una sociedad etnoculturalmente pluralista: Cuestiones conceptuales y metodológicas. En Estrés laboral en una fuerza laboral cambiante. Washington, DC: Asociación Americana de Psicología.

Murphy, L y J Hurrell, Jr. 1995. Intervenciones de estrés laboral. En Gestión de la seguridad y la salud en el lugar de trabajo: el caso del trabajo por contrato en la industria petroquímica de EE. UU.. Washington, DC: Asociación Americana de Psicología.

Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH). 1993. Actualización de NIOSH: NIOSH insta a que se tomen medidas inmediatas para prevenir los homicidios en el lugar de trabajo. Publicación n.º 94-101 del DHHS (NIOSH). Cincinatti, OH: NIOSH.

Perry, GF. 1996. Foro de medicina del trabajo. Revista de Medicina Ocupacional y Ambiental 38 (4): 339 341-.

Precio Waterhouse. 1991. Hacer negocios en Suecia. Nueva York: Price Waterhouse.

Silvestri, G. 1993. La fuerza laboral estadounidense, 1992-2005: Empleo ocupacional: amplias variaciones en el crecimiento. Revisión laboral mensual (Noviembre).

Stellman, JM y MS Henifin. 1983. El trabajo de oficina puede ser peligroso para su salud. Nueva York: Pantheon Books.

Stout, N, EL Jenkins y TJ Pizatella. 1996. Tasas de mortalidad por lesiones ocupacionales en los Estados Unidos: cambios de 1980 a 1989. Am J Public Health 86 (1): 73 77-.

Tagliacozzo, R y S Vaughn. 1982. Estrés y tabaquismo en enfermeras de hospitales. Am J Public Health. 72: 441-448.